Comprometen adelantar estudio del puente en la ruta costera para 2018

Por: Roberto Fernández Fotografía: : Mauricio Ulloa 10:25 PM 2017-01-18

El ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, visitará la región en los próximos días para suscribir un convenio con los alcaldes de Trehuaco, Coelemu, Cobquecura y Quirihue, en el que se compromete a agilizar la confección de un estudio de ingeniería para la construcción de un puente sobre la desembocadura del río Itata. Así lo anticipó el diputado Jorge Sabag, quien la semana pasada sostuvo una reunión con el secretario de Estado en compañía de los jefes comunales en Santiago.


Según precisó el parlamentario, el convenio considera tres aspectos relevantes para la materialización de la anhelada ruta costera entre Cobquecura y Dichato: en primer lugar, ver las opciones de que parte del estudio de prefactilibidad de la ruta costera que se está ejecutando actualmente, se pueda entregar antes, específicamente, lo relativo al futuro viaducto; en segundo lugar, contar con el RS (recomendación favorable del Ministerio de Desarrollo Social) del proyecto durante el presente año; y finalmente, tratar de incorporar el estudio de ingeniería en el presupuesto del próximo año.


Pensando en la ruta costera
Esto ocurre luego que el intendente resolviera, en diciembre pasado, no destinar el puente mecano de Concepción a la desembocadura del Itata, como pedían los alcaldes y algunos parlamentarios, entre ellos, el propio Sabag, quienes afirmaron que con la decisión de la autoridad regional, se alejó la opción de acelerar el proyecto de la ruta costera, que tendrá que esperar hasta el año 2023, según el cronograma estimativo y optimista del MOP.


Estos compromisos del MOP permitirán, según Sabag, avanzar en la concreción del puente sobre la desembocadura y generar los flujos de tránsito que confirmen la necesidad de seguir avanzando en el proyecto de ruta costera en los plazos anunciados.


Como se recordará, cuando el intendente informó su decisión sobre el mecano que se está desmantelando en Concepción, también explicó que existe un cronograma según el cual, en mayo de 2018 debiera concluir el estudio de prefactibilidad de la ruta costera entre Cobquecura y Dichato -que incluye el puente-, para luego, entre 2019 y 2020 realizar el diseño de ingeniería, y finalmente, en 2021 comenzar la construcción, que debiera terminar en 2023. Sin embargo, tanto Díaz como el seremi de Obras Públicas, René Carvajal, reconocieron que esto es una probabilidad, pues aún no se conocen los resultados del estudio de prefactibilidad y tampoco existe certeza sobre las prioridades de inversión que tendrá el Gobierno de turno en aquellos años.


Diseño del puente
“Nosotros nos reunimos con el ministro el lunes, en una cita en la que participaron los alcaldes Luis Cuevas, de Trehuaco; Alejandro Pedreros, de Coelemu; Richard Irribarra, de Quirihue; y Julio Fuentes, de Cobquecura. En ella le planteamos el ministro que dado que el puente mecano no fue destinado a la desembocadura, que nos pudiera asegurar un estudio y tratar de incluir ese estudio, que es el diseño de ingeniería del puente para el año 2018”, informó Sabag.


Respecto del estudio de prefactibilidad de la ruta costera que está ejecutando actualmente la firma ICR Consultores Ltda. con un presupuesto de $500 millones, el diputado expresó que “esperamos que una vez que esté concluido este estudio podamos conseguir los recursos para pavimentar la ruta costera. Yo creo que un gran desafío es poder unir a Ñuble por la costa”.


El legislador añadió que este compromiso del ministro podría ser un avance “en la medida que logremos un inicio del diseño de ingeniería para el 2018. En este momento lo que se está haciendo es el estudio de la ruta costera, lo que incluye el puente, pero nosotros queremos hacer un estudio exclusivamente del diseño de ingeniería del puente con recursos que ya estamos consiguiendo para el 2018”. 


Expuso que “la idea es acelerar el proceso, porque existe el convencimiento de que es el puente el factor que podría acelerar la ejecución de la ruta. Por eso yo había pedido el puente mecano, porque más que la materialidad del puente, la idea era adelantar la inversión”.


Conviene precisar que al localizarse el proyecto de viaducto en la Zona de Rezago del Valle del Itata, es bastante realista el plazo autoimpuesto para su ejecución, por cuanto esta condición asegura un tránsito más rápido en la burocracia estatal.


El proyecto
La futura carretera, la N-114, que será una alternativa a la Ruta 5, tendrá unos 60 kilómetros de longitud y empalmará por el norte con su prolongación hacia la Región del Maule, y se extenderá hasta Dichato, por el sur.


Según han argumentado sus promotores, esta ruta contribuirá a mejorar la calidad de vida de los habitantes de las zonas costeras, afectadas por el aislamiento, pero también fortalecerá el desarrollo del turismo y facilitará la comercialización de productos agropecuarios y pesqueros.


En cuanto al puente, esta obra es parte fundamental del proyecto, no solo porque factibiliza la ruta, sino que por la alta inversión que requerirá, y cuyo monto dependerá de la localización que se defina para su emplazamiento, donde se evalúan opciones en distintos puntos del río, con longitudes que van desde los 800 a los 1.200 metros. De esta forma, se estima que la inversión solo en la construcción del puente podría estar en el rango entre los 18 mil y los 30 mil millones de pesos, sin embargo, una cifra más precisa entregará el estudio de prefactibilidad que se está ejecutando actualmente.

 

Comentarios