Visitantes a reservas de Ñuble anotan aumento de 20 por ciento anual

Por: Carolina Fuentealba Fotografía: Mauricio Ulloa 09:20 AM 2017-01-16

Un importante incremento en el número de visitantes se aprecia en los registros que Conaf lleva en las reservas naturales de la Provincia de Ñuble: el Santuario de la Naturaleza Huemules de Niblinto en San Fabián y la Reserva Nacional Ñuble en la comuna de Pinto.

Las cifras fueron entregadas por Francisco Castillo, jefe provincial de Conaf Ñuble, quien informó que “nosotros tenemos un trabajo estadístico en que se sacó el promedio de los últimos cinco años y se comparó con el 2016, cifras de enero a diciembre”, sostuvo. “Tenemos un incremento de un 54% de las visitas”, dijo Castillo.

Incremento sostenido
Como ejemplo, el jefe provincial detalló que “el año pasado registramos 4.902 visitas a la Reserva Nacional de Ñuble”, agregando que “el promedio de los últimos años había sido 3.200”, expuso. “Eso ha sido sostenido en el tiempo, lo veníamos registrando, un incremento del 20% más o menos anual”manifestó.

La información fue corroborada por el empresario turístico Antonio Belmar, socio de Verde Tour, quien especificó que “en los últimos cinco años, el turismo en el Valle de Atacalco, gracias a la Reserva Nacional Ñuble, ha crecido desde los 400 visitantes a los 6 mil”, reveló.

Castillo detalló que “los meses que recibimos más visitas son enero, febrero y diciembre; febrero en particular, el año pasado, de los 4.900 visitantes, 1.550 se registraron en febrero”, expresó.

La autoridad provincial recordó que “en invierno está cerrada la unidad para visitantes, igual va gente, pero no se registran”, haciendo hincapié en que “condiciones climáticas hacen a veces imposible llegar al lugar”, comentó.

En cuanto a la estimación que consideran para las visitas de este 2017, Francisco Castillo especificó que “los operadores (turísticos) hablan de 6 mil visitantes al año (...) a mí me parece tanto, pero esa será la visitación que tendremos probablemente este año, de acuerdo a la estimación de estas cifras”, puntualizó el jefe provincial.

Las cifras dan cuenta del crecimiento en el número de visitas en el tiempo. En el año 2013, la Reserva Los Huemules de Niblinto tuvo un total de 472 visitantes, en 2014 fueron 656; y en 2015 llegaron 938 visitantes.

En tanto, la Reserva Nacional Ñuble, el 2013 recibió 2.074 turistas; la cifra en 2014 llegó a las 3.415 visitas; y en 2015 a 3.671 personas.

Reforestación de Reserva Ñuble
Consultado respecto del estado de reforestación de la Reserva Ñuble, tras el incendio que en 2015 arrasó con 4.536 hectáreas de bosque nativo, las evaluaciones resultan positivas de acuerdo a la autoridad provincial. “Después del incendio de la Reserva Ñuble nosotros seguimos un trabajo de monitoreo de restauración pasiva”, aclaró. “Esto significa que se evaluó cuál era la revegetación natural que tiene la unidad, como para saber si era necesario hacer una acción más activa y directa de restauración vegetal”, explicó. “Al momento de la reevaluación, que fue más o menos en la primavera siguiente, teníamos prácticamente más de un 50 a 60% de regeneración natural”, informó.

“El daño es diferente en distintos lugares, por eso es que podemos hablar de un 60% de una buena recuperación del ecosistema de forma natural”, detalló Castillo. “Respecto a la protección del suelo en los sectores donde no hay bosque, ahí la recuperación herbacea era casi total”, expuso. “La verdad es que dados los costos que puede significar y la dificultad operativa de hacer un trabajo en terreno se ha preferido por mantener un proceso de restauración pasiva”, expresó.

El jefe provincial explicó: “por otro lado, lo que nos importaba mucho era si había habido algún desplazamiento del huemul o de su hábitat. También quedó descartado, porque esas fueron parte de las estrategias de combate del incendio”, reveló. “Ha sido una experiencia que se ha analizado a nivel nacional, porque ha sido uno de los primeros o pocos incendios donde la estrategia de combate se hace en comunidad entre el programa de manejo de fuego y el Departamento de Conservación de Áreas Silvestres Protegidas”, destacó.

Castillo detalló los esfuerzos frente al fuego: “se desarrolló una estrategia de combate que privilegia la conservación de un hábitat de un sector, nuestro objetivo principal era que el fuego no bajara hacia el oeste, porque hacia allí teníamos los hábitat de ocupación de huemul y eso se logró”, expuso. “Se hizo una prospección posterior y durante el incendio y no se registraron ni tránsito de huemules, ni presencia, ni mucho menos cadáveres”, especificó.

“Al año siguiente, se ha hecho otra prospección, con cámaras trampa y excepto un lugar que fue el que tuvo menos afectación, detectamos presencia de huemules, pero los otros sectores que se monitorearon con trampas fotográficas no hubo registro de huemules, lo que confirma el hecho que ese lugar no era hábitat del huemul”, confirmó el jefe provincial de Conaf.

Comentarios