El mensaje de Páez

Por: Rodrigo Oses 2017-01-16
Rodrigo Oses

En el fútbol, no siempre la mezcla perfecta entre experiencia y juventud asegura réditos deportivos o la obtención de logros. Hay circunstancias en que los más inexpertos flamean y todo se derrumba. En el caso de Ñublense, la gran interrogante pasa por esta fusión que pretendió hacer el técnico Pablo Abraham para encarar la segunda rueda. Lo planteo porque la decidora reflexión del refuerzo argentino Gaspar Páez tras el empate con Puerto Montt reveló un tremendo llamado de atención en este aspecto. El ariete hizo un llamado a los más “jóvenes” del plantel a reaccionar, a despertar, a darse cuenta que el 2016 ya pasó y que ahora deben asumir un rol más protagónico.

“Porque de lo contrario, a quienes nos van a criticar y cargar será a nosotros los experimentados, ya es el momento que todos tiremos este carro”, sentenció Paéz tras su estreno.

El argentino no buscó eufemismos ni quiso ser diplomático. Abrió un debate sobre la real calidad de los valores jóvenes o de menos recorrido que tiene Ñublense en su actual plantel. Esto, porque seguramente Páez percibió que quizás con el puro aporte de los “más grandes”, el equipo no podrá elevar ostensiblemente su rendimiento. El remezón, aunque sea verbal de Páez, supone otra tarea para el entrenador Pablo Abraham, quien tendrá que ser capaz, a estas alturas, de despejar las falencias tácticas, de fundamentos y hasta de temperamento, que evidencian todavía algunos valores jóvenes.

Los dichos de Páez tras el partido, seguramente, no cayeron muy bien en los más jóvenes, pero ya es hora que aquellos juveniles que piensan más en cortarse el pelo a la moda o usar ropa de marca deportiva, entiendan que esta carrera es corta y no tendrán a lo mejor otra oportunidad en Ñublense.

Comentarios