Un error de diagnóstico que augura muchos años de estancamiento

Por: Marcos Delucchi Fonck 2017-01-16
Marcos Delucchi Fonck

Director de la Universidad de Concepción.

Presidente Comisión de Energía, Colegio de Ingenieros.

Director de la Corporación Cultural de la Universidad de Concepción.

Director de la Incubadora de Empresas de la Universidad del Bio Bio.

Director de la Incubadora de Empresas de la Universidad de Concepción sede Chillán.

Director del Centro de Biotecnología de Concepción.

Director Diario La Discusión de Chillán.

Miembro del Consejo Superior de Innova Biobio

Miembro del Directorio de Bosques para Chile.

Miembro Comité de Atracción de Inversiones Extranjeras, CORFO

Se ha anunciado un paro de agricultores y transportistas durante los próximos días para presionar a las autoridades a dar solución a un sinnúmero de amenazas que estos gremios ven que se ciernen sobre su actividad, principalmente exportadora. 

1º. Los cambios a la legislación que regula las concesiones del agua. Los privados han efectuado inversiones en la etapa final, que es el riego, sin embargo, no se ha atacado la solución básica que es la del almacenamiento de agua, usando el mecanismo de concesiones para financiar un sistema integrado de embalses, pues es bien sabido que el Estado ya no puede seguir endeudándose. Una de las clasificadoras de riesgo país ya ha advertido que el Estado llegó a su límite de US$50.000 millones y que si lo sobrepasa, subirá la tasa de riesgo país. Por cierto esto traería consecuencias en los equilibrios macroeconómicos que tanto esfuerzo han costado  obtener; han sido muchos años de sacrificios y de responsabilidad fiscal, solo relajada en los gobiernos de la Presidenta Bachelet a 4% de déficit del Producto Geográfico Bruto.

2º. Los cambios tributarios. La reforma que pretendía adosar un 3% del PGB a las arcas fiscales, resultó no conseguir sus objetivos, pues el país solo creció un 1,5% durante 2016 y muchos auguran crecimientos menores durante 2017, pues la inversión ha caído sensiblemente en 4%.  Particularmente grave es el hecho que Codelco no haya sido capaz de cumplir con la Ley del Cobre sin reducir los recursos dedicados a nuestras Fuerzas Armadas, que deben estar siempre al más alto nivel tecnológico. Menos mal que el último mes y medio el precio de US$2,5 por libra nos ha dado un respiro, pero nadie sabe si esto será duradero.

3º. Las políticas a mercados más cerrados que impulsará el electo Presidente Trump  en el ámbito de los productos agrícolas. No será fácil redireccionar la enorme producción agrícola que por contraestación les vendíamos. En todo caso, ya alcanzamos el nivel de principal exportador del Hemisferio Sur, y nuestros productos agrícolas tienen una bien ganada imagen de calidad.

4º. El relativo bajo valor de la paridad del dólar que no tiene fuerza para superar la barrera de $675. Este precio es considerado insuficiente, pues exige sacrificios en toda la cadena productiva y logística para llegar a los mercados en forma competitiva. Por cierto, esto conlleva una coordinación de todos los actores, pues siempre hay más de alguno que espera que el esfuerzo sea llevado por los demás.

Así, lo más común es sacrificar salarios, lo que no ha sido difícil de lograr por la llegada de mucha mano de obra barata asociada a la inmigración, fenómeno  que ya tiene  viviendo en condiciones paupérrimas a muchísimas familias de extranjeros. Esto ha obligando al Estado a realizar gastos que no estaban contemplados, especialmente en salud, educación, vivienda y por cierto en seguridad ciudadana. Este fenómeno ha sido tan explosivo que no ha dado tiempo a nuestros poderes Ejecutivo y Legislativo para redactar una legislación adecuada a la llegada masiva de flujos de personas, donde se mezcla gente talentosa con delincuentes que siembran violencia en los barrios.

Recopilando, es tan alto el número de demandas a un Gobierno que se siente agobiado por el cúmulo de problemas que ocasionó su afán reformista, que se ve poco probable que el paro de los gremios tenga algún efecto, pues desde la Presidenta hacia abajo creen que estas dificultades se deben a que a la ciudadanía no se le ha aclarado suficientemente  las ventajas que las reformas traerán en el mediano plazo.  

Este error de diagnóstico, lo más probable es que nos lleve a muchos años de estancamiento económico, del cual será muy difícil salir.

Comentarios