Obras para el Santuario del Padre Hurtado ya están en marcha

Por: Claudio González M. Fotografía: Fernando Villa 2017-01-10

En una breve ceremonia, el obispo de Chillán, Carlos Pellegrín, dio el vamos a las obras de construcción del Santuario del Padre Hurtado, ubicado en Avenida O’Higgins 1220, lugar donde el santo realizó su noviciado.

El proyecto es una iniciativa que está a cargo de la organización Capilla País de la Univerisdad Católica, además de la Diócesis de Chillán y sus colegios, la Municipalidad de Chillán y la Parroquia San Vicente, y busca abrir el segundo santuario dedicado al beato. El primero se encuentra en la comuna de Estación Central, donde también descansan sus restos.

Pellegrín valoró la iniciativa destacando la figura del Padre Hurtado “como un modelo de misericordia y justicia social”.

“El sueño es poder entregar a la comunidad católica y a la comunidad en general una herencia del año de la misercordia. El modelo de la misericordia para nosotros fue el Padre Hurtado, por eso queremos destacar su figura y así renovar su anhelo de justicia social”, afirmó.

También hizo hincapié en la relevancia que tendrá este proyecto para el sector de Avenida O’Higgins, donde la edificación del santuario colinda con las moteras, por lo que se espera que las visitas turísticas aumenten.

Pablo Steinmetz es uno de los representantes de Capilla País, organización que reúne a jóvenes universitarios para trabajos de verano al servicio de la comunidad católica y destacó la importancia de esta iniciativa: “Es reconfortante venir a trabajar acá, es bonito poder parar unos diez días en el año para reflexionar y trabajar para la comunidad”.

La etapa inicial de este proyecto está enfocada en la capilla, la cual comenzó a ser levantada el 3 de enero pasado y se espera esté terminada para mediados de este mes.

La segunda parte contemplada para el primer semestre, la restauración de la antigua capilla para convertirla en museo, además de un espacio de servicio y encuentro para los visitantes, que permita recibir delegaciones de hasta 100 personas.

Un proyecto de grandes expectativas significa grandes costos, por lo que se espera contar con el apoyo de la gente, tal como lo señaló el director de Obras de la Municipalidad de Chillán, Flavio Barrientos: “Estamos haciendo un trabajo en conjunto con la Diócesis, con los diseños y maquetas electrónicas, para mostrarlo al público y motivar a la comunidad a colaborar con este trabajo, para que todos en la Provincia de Ñuble trabajemos orientados a sacarlo adelante”.

Comentarios