“En 30 años produciendo arándanos nunca había visto uno tan malo”

Por: José Luis Montes Fotografía: JLMV 2017-01-07

El presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, Álvaro Gatica, es un antiguo productor de arándanos y afirma que en tres décadas nunca había enfrentado una temporada tan complicada como esta.  Para graficar, sostiene que si algún productor dice tener costos de producción inferiores a US$2,5 por kilo, habría que revisarle bien las cuentas porque no cuadra, y que los retornos de esta temporada de la fruta que se fue a los EE.UU. estará entre los US$0,80 a 1 por kilo.


“En mi caso, que manejo 45 hectáreas, la temporada pasada obtuve un precio promedio de 3,8 dólares por kilo y este año con suerte voy a terminar en 2”, comenta Gatica,  agregando que si bien esto afecta a todos los productores, porque el valor está por debajo de los costos, los más chicos son los más expuestos porque tienen más gastos para producir por un tema de economía de escala.


Dice que el principal problema se circunscribe al mercado norteamericano, ya que en Europa la sobreoferta no afectó los precios de la misma manera. Los que se enfocaron en ese destino sí salvarán sus costos. El problema afecta a los productores que van al mercado de fresco, pero también el de los congelados está con un gran sobrestock.


El productor cree que el arándano seguirá siendo un buen rubro para el agricultor en el mediano plazo, pero distará mucho de los valores a los que llegó hace una década, en que hasta se podían superar los $10 dólares por kilo: “El negocio se ha ido haciendo más discreto”.


Por lo pronto los productores esperan que en algo se normalicen los valores de esa fruta, ya que los embarques a Estados Unidos ya se están descomprimiendo y se estima un repunte de aquí a final de temporada.


Cosechas escalonadas
En cuanto a las soluciones, cree que aquí hay tema para los agricultores y el Estado. Los productores a su juicio tienen que buscar tecnología para impedir que desajustes del “cambio climático” generen estos problemas, teniendo variedades que permitan cosechas escalonadas durante la temporada.


Cumplimiento y mejoras en calidad del producto es a su juicio otro tema fundamental para mantenerse y crecer en el negocio, y además es un imperativo bajar los costos de producción.


La tarea del Estado debe, a su juicio, ser la de apoyar al rubro con información pertinente de mercado, tema donde cree que hay falencias que afectan la toma de decisiones de los productores.


AJUSTES NECESARIOS
Andrés Acuña, que cumple la doble función de ser productor de berries y trabajar en la industria exportadora, en Comfrut, coincide en gran parte con la fórmula para enfrentar el problema que menciona Álvaro Gatica.


Viendo el tema del aspecto coyuntural, espera que repunten algo los precios a fin de temporada, pero Acuña también ve que aquí hay un tema más estructural: “Yo he leído artículos en que entra un actor nuevo en el tema de los berries. Ahora se habla de un mercado maduro, lo que implica valores más ajustados y más estabilidad. Es el momento de hacer un control de los costos de producción. Hay que ver las variedades. En este tema por ejemplo ahora están siendo cuestionados los ojos de conejo, que tiene superficies grandes en esta zona”.


Al igual que Gatica, ve que para los productores más chicos el tema va a ser complicado, por el asunto de los costos fijos: “Ya quedaron en la historia las rentabilidades de los arándanos, precios de US$11 por kilo ya no se repetirán. Los más afectados serán los productores de una o dos hectáreas”.


Afirma que en el rubro de los berries que se producen en esta zona, el único cultivo que no está  con problemas de precio es la frutilla, y que los productores aplicados en esta área están con cifras azules y protección.


Las frambuesas, que se pagaban al productor a $1.400 en 2016, este año están entre $800 y $900 el kilo. Las moras están aún más complicadas por un tema de sobreproducción que se esperaba incluso podría haber detonado el año pasado.


Acuña cree que hay que hacer un trabajo profundo en costos y calidad de los berries para seguir con éxito en el mercado internacional, aunque insiste que no hay que pensar que los valores pueden llegar a los niveles extraordinarios como fue en su momento.

Comentarios