Vecinos de la Barcelona expusieron sus demandas viales ante el Minvu

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa G. 09:40 PM 2017-01-06

La necesidad imperiosa de abrir un nuevo acceso a la Villa Barcelona fue quizás el compromiso más claro de una reunión sostenida ayer, en la Municipalidad de Chillán,  entre representantes locales y de la Seremi de Vivienda.


Tras la cita dirigentes de los vecinos del vecindario se manifestaron más bien insatisfechos, pues iban con la esperanza de que en la cita, organizada por el diputado Jorge Sabag (DC), se les diera solución a los graves problemas actuales y futuros de ese sector residencial ubicado en el sector nor oriente  de la ciudad.


Según el dirigente de la Villa Barcelona, Víctor Barrientos, “seguimos desencantados, pues vemos que los problemas que venimos denunciado desde hace mucho no tienen solución en el corto plazo”.


Y cuando habla de problemas se refiere a la falta de un segundo acceso a esa villa, donde en la actualidad viven alrededor de 1.500 familias que deben salir todas solo por un acceso principal.


Si se suma a ello que la Avenida Andrés Bello, donde desemboca ese acceso, es una arteria cada vez más utilizada por los automovilistas que se trasladan al sector nor oriente de la ciudad, se hace más que necesario una segunda entrada.


Y esta es reclamada por los vecinos en el entendido que en el futuro cercano la empresa Galilea comenzará levantar 227 casas al suroriente de la Villa Barcelona, lo que implicará un uso muy intensivo de las arterias interiores.


Lo ideal es que en el futuro Galilea, que proyecta finalmente levantar unas 2.400 casas en terrenos propios,  tenga un acceso adicional para su megaproyecto habitacional, lo que para los vecinos parece ser solo una ilusión.


El hecho concreto es que el conjunto habitacional de esa empresa está aprobado y partiría con la apertura de un acceso por la calle Río Duero.


El esperado segundo acceso a Barcelona fue estudiado e incluso existe una proyección en los planos de una calle que saldría hacia Andrés Bello. Incluso vecinos habían sido testigos de la donación de un terreno por parte de otra constructora, lo que al parecer no fue real.


Barrientos manifestó que en el caso del segundo acceso la municipalidad tendría que iniciar las gestiones para planificar su construcción en el futuro, lo que incluye un nuevo puente sobre el canal existente.


CIRCUNVALACIÓN
Otro tema analizado en la ocasión fue el relacionado con la proyección de la Avenida Circunvalación, la que pasa por una calle exterior de la Villa Barcelona y separará a esta de la villa próxima, la San Miguel.


La idea de los vecinos y urbanistas es que la futura avenida tenga un trazado más hacia el poniente, con la finalidad de no afectar la calidad de vida de las personas que viven en el sector en la actualidad.


Pero cualquier modificación de la Circunvalación tiene que ser analizada en el marco el estudio del nuevo Plan Regulador Intercomunal Chillán-Chillán Viejo, que asumen los vecinos, tomará varios años en ser establecido.


El concejal Patricio Huepe (DC) manifestó que existen varias alternativas que están siendo barajadas para mejorar las condiciones actuales y futuras de la Villa Barcelona, las que tienen que madurar a través de estudios técnicos.


Agregó que los vecinos, además,  pidieron recursos para una sede social y la municipalidad estaría en condiciones de entregar $50 millones para concretar esa iniciativa.

Comentarios