Ferrero sumará 300 hectáreas más de avellanos en Ñuble en 2017

Por: Roberto Fernández Fotografía: La Discusión 2017-01-05

Las favorables condiciones climáticas y de calidad de tierra que ofrece la Provincia de Ñuble, así como las ventajas que representa el cultivo de avellano europeo para el agricultor, son, sin duda, importantes razones que explican que la superficie plantada de esta especie haya aumentado exponencialmente en los últimos años, sin embargo, un aspecto clave en este fenómeno es el sistema de contratos de suministro con que trabaja la empresa Agrichile, del grupo italiano Ferrero, firma que elabora los conocidos bombones Ferrero Rocher y la Nutella.

Es así como actualmente, según el Catastro Frutícola 2016 de Ciren, en la provincia existen 759,2 hectáreas de avellano europeo, de las cuales 325 pertenecen a la filial de Ferrero. Y la cifra seguirá creciendo, puesto que AgriChile prevé plantar 300 hectáreas más.

Y si bien en Ñuble se concentra apenas el 4% de la superficie nacional de esta fruta, en opinión del gerente general de AgriChile, Eugenio Ulrici, “sin lugar a dudas es una provincia con un alto potencial”, una razón suficiente para que la compañía decidiera comprar un terreno en Ñiquén, que ya tenía 325 hectáreas plantadas y en el que plantarán otras 300, según afirmó Ulrici.

“Éste es un fruto que ha visto crecer su demanda de manera sostenida en los últimos años, por lo que es una opción bastante atractiva”, añadió el ejecutivo.

Aumentarán plantaciones
“Nuestro objetivo es ayudar a transformar a Chile en potencia mundial en la producción de avellano europeo. Por esto, tenemos planes de alcanzar las 4 mil hectáreas plantadas en 2017, aumentando en un 12% nuestra superficie actual, la que alcanza las 3.585 hectáreas”, aseguró.

Agregó que también proyectan “continuar con el desarrollo de viveros, que nos permite responder a una demanda cercana al millón de plantas anuales, y suscribiendo contratos de compra de producción a los productores interesados”.

Consultado sobre nuevas compras en Ñuble, las descartó para el próximo año: “siempre estamos evaluando la disponibilidad de terrenos en las diferentes regiones donde el cultivo de avellano se da de manera adecuada. Sin embargo, por el momento, no tenemos planes de comprar más superficie en Ñuble, por los menos hasta no terminar de plantar las 300 hectáreas ya compradas”.

Infraestructura
AgriChile, cuenta, además, con una planta de secado en la comuna de Ñiquén.

“La planta de secado corresponde a la instalación donde se recepciona el fruto fresco de nuestros campos y se introduce en unos silos donde se procede a sacar la humedad de la fruta antes de ser enviada a la planta de descascarado, ubicada en la comuna de Río Claro (Región del Maule)”, explicó Ulrici.

Sin embargo, la tendencia al alza de la superficie en Ñuble y el hecho de que más de la mitad de la superficie plantada aún esté en formación, podría requerir de un aumento de la capacidad.

“No tenemos planes de ampliación de esta infraestructura por el momento, ya que hasta la fecha responde adecuadamente a la oferta de fruta existente en la zona. No obstante, no se descarta tener que evaluar esta situación en el futuro si es que la superficie plantada en la provincia sigue expandiéndose de manera importante”, expresó el ejecutivo.

Agrichile cuenta con tres unidades de secado en el país, que procesan en total una 15.000 toneladas de avellanas por temporada.

Ventajas
En opinión de Ulrici, las principales ventajas de los cultivos de avellano europeo “tienen relación con la menor inversión que requieren, una cantidad de agua no superior a la de otros frutales, menor uso de pesticidas y plaguicidas, mecanización de la cosecha, y para quien subscribe el contrato de suministro, un compromiso hasta 15 años de compra de fruta a precio de mercado”.

Según el catastro de Ciren, el rendimiento promedio de esta especie en la Región del Bío Bío es de 1,6 toneladas por hectárea, con una densidad promedio de 589 plantas por hectáreas.

Comentarios