Intendencia “raya la cancha” de cara a las elecciones

Por: La Discusión Fotografía: Mauricio Ulloa 08:20 AM 2016-03-21

El pasado 22 de febrero, a través del ORD Nº 351, la Intendencia Regional divulgó entre los diferentes funcionarios públicos de la región y Provincia de Ñuble, un instructivo de conducta frente a las próximas elecciones municipales, programadas para el 23 de octubre.


Firmado por el intendente regional, Rodrigo Díaz, el documento hace eco de una resolución de la Contraloría General de la República, y pide que las distintas reparticiones públicas, como seremías y servicios, publiciten el documento entre sus trabajadores.


El documento se convierte en una suerte de “manual de comportamiento” para los funcionarios públicos de cara al proceso eleccionario, y comienza evidenciando que “deben desempeñar su cargo con estricto apego al principio de probidad administrativa, por lo que deberán observar una conducta funcionaria intachable, con absoluta preeminencia del interés público por sobre los intereses particulares”.


En específico, el instructivo establece expresamente que los funcionarios no pueden hacer “proselitismo o propaganda política, no pueden promover o intervenir en campañas, o participar en reuniones o proclamaciones para tales fines, ejercer coacción sobre los empleados u otras personas con el mismo objeto, y en general valerse de autoridad o cargo para favorecer o perjudicar, por cualquier medio, candidaturas, tendencias o partidos políticos”.


¿La excepción? La prohibición se aplica al horario de trabajo. Fuera de él, los funcionarios tienen libertad para emitir públicamente su posición política, según precisa el artículo 27 de la Ley 18.884.


El manual de consulta también precisa que es ilícito “usar bienes públicos para los fines antes citados, y realizar o financiar actividades de carácter político contingente”.
El instructivo se introduce además en los medios tecnológicos, y prohibe “la manifestación de opiniones acerca de un determinado partido político o colectividad, a través del uso de la página web de un servicio, o de su cuenta en Twitter”.


 Uso de inmuebles fiscales
Respecto del uso de los edificios públicos para fines electorales, el instructivo precisa que “las autoridades podrás utilizar y facilitar inmuebles públicos, con o sin pago por su empleo, siempre que se fijen condiciones iguales en términos de montos, horarios, días y condiciones de uso, sin discriminación arbitraria que atente contra la igualdad de trato que autoridades y funcionarios públicos deben otorgar a los sectores políticos”.


Un aspecto clave es el uso de medios electrónicos, como los correos. El documento precisa que “tanto plataformas informáticas, servidores institucionales y las casillas de correo electrónico asignadas a cada funcionario, solo pueden utilizarse para fines propios del servicio o municipalidad”.


Además el documento es clave en aclarar que “los funcionarios públicos no pueden discriminar en la convocatoria a ceremonias públicas que tengan por objeto concretar las funciones de los servicios que dirigen o a los cuales pertenecen, en desmedro o con favoritismo de candidatos legalmente inscritos”.

Comentarios