Mantención de la alerta amarilla es clave para la temporada invernal

Por: Karyn Pradenas 10:20 PM 2016-03-20

El viernes pasado el Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin, a través del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur, (Ovda), publicó un informe especial. Esto luego de haber detectado un aumento de sismicidad en el complejo volcánico, marcado por el inicio de un “episodio de largo periodo”, que lejos de disminuir la inestabilidad del macizo, hace más factible un incremento en la intensidad del habitual ciclo eruptivo que se ha podido evidenciar desde principios de enero.

De inmediato las alertas surgieron a nivel turístico, considerando el efecto negativo que la alerta amarilla decretada en enero trajo para el turismo estival. Esto debido a que se aproxima la temporada de invierno, la principal en los complejos turísticos existentes en la montaña, y el volcán, lejos de bajar su nivel de peligrosidad, la está aumentando levemente.

Según explicó el experto del Ovdas, Gabriel Orozco, la sismicidad se refiere a una mayor liberación de energía respecto a los días anteriores. Esto quiere decir  “que la cantidad de energía liberada, que aumentó en este caso, puede entenderse como el antecesor de una futura actividad volcánica de los próximos días, pero al ser un aumento leve se evidencia que este volcán no ha terminado su ciclo de inestabilidad sísmica y eruptiva. Las explosiones que vimos en el mes de enero existe la posibilidad de que vuelvan a ocurrir”.

Orozco añadió que al interior de las fracturas del macizo se esta moviendo fluido y eso puede ser entendido como “desestabilizaciones de lo que está sucediendo adentro del volcán, cosa que no necesariamente está relacionada con la actividad exterior”. Sernageomin sostuvo que este fenómeno sugiere una “ mayor actividad de un sistema magmático superficial, aumentando la posibilidad de ocurrencia de explosiones u erupciones freáticas y/o freatomagmáticas”. Según  Orozco, el magma se puede presentar como lava o ceniza, lo que no quiere decir precisamente que haya erupción, “pero que sí algo puede pasar”. 

Llegada del invierno
Pese a esta inestabilidad del macizo, ya entrado el otoño, los empresarios turísticos locales  están tranquilos y creen que la próxima temporada invernal no tendrá mayores inconvenientes. Eso sí, siempre que no cambie el estado de alerta, que siguen en nivel amarillo, con prohibición de acercarse a dos kilómetros de los cráteres existentes.

“Mientras no haya cambio de la alerta estamos tranquilos y esperamos un gran éxito en el invierno, ya que igual hemos funcionado con normalidad”, manifestó el gerente de Nevados de Chillán, Manuel Dinamarca.

A sus palabras se suma el empresario turístico de Valle Las Trancas, Claudio Campos. “Nos seguimos preparando para una temporada invernal normal y estamos trabajando para ello”. Campos además manifestó que se anticiparon para enfrentar cualquier situación. “En caso de que pase algo con el volcán y se cierre el centro de esquí, que es donde la gente viene harto a la nieve, tenemos alternativas como hacer festivales o varias otras actividades, y eso lo hemos conversado ya con empresarios locales, aunque seguimos optimistas”, recalcó.

Otro de los empresarios de Las Trancas, Alejandro Gatica manifestó que no hay preocupación al respecto. “No estamos muy preocupados, el 73 pasó algo similar, incluso la gente ya está haciendo reserva para el invierno”, explicó quien a la vez reconoció que dependen de lo que diga Sernageomin y la Onemi en cuanto a sus niveles de alerta.

Comentarios