Rigidización de normas sanitarias en EE.UU. complicará a fruticultores

Por: José Luis Montes Fotografía: : JLMV 2017-01-03

Un análisis del gerente de calidad e inocuidad de Comfrut, John Fell, da cuenta de la FSMA -Food Safety Modernization Act-, la nueva legislación alimentaria de los Estados Unidos, que ya es tema de los exportadores de agrolimentarios, y en especial de los productores de fruta, ya que implicará nuevas exigencias en las BPA -Buenas Prácticas Agrícolas- que aplican los agricultores del rubro.


Fell, en el boletín Info Comfrut, abarca el tema desde cinco aspectos y describe la nueva legislación como una normativa de los norteamericanos que busca evitar que se produzcan problemas de contaminación, “es decir, la ley pone un fuerte énfasis en la prevención”. 


También comenta que “otro aspecto nuevo e interesante será que por primera vez los agricultores chilenos nos enfrentaremos a estas normas de BPA bajo el marco de cumplimiento de una ley de los EE.UU.”.


En lo que interesa a los fruticultores un punto clave es  la definición del concepto  “campos”, que es vital ya que del tamaño de las explotaciones dependerá la fecha de entrada en vigencia de la normativa, lo que dará tiempo a las adecuaciones.


EXIGENCIAS PARA el AGUA
Un aspecto que acarreará nuevas tareas a los productores será el de las exigencias de agua, por tratarse de una de las fuentes de contaminación de fruta  “y esto significa sin dudas más que un análisis anual usado en el campo y de medidas correctivas en caso de encontrar problemas”. Agrega John Feel que afortunadamente  en el proceso de discusión de la ley -que fue amplio y democrático- se eliminó de la norma la regulación del agua que no toca la fruta, que es el agua de riego. Por ello la reglamentación se enfocará al agua que se utiliza para las aplicaciones de agroquímicos y la que se usa en control de  heladas, por ejemplo. 


Otro asunto que se dejó para más adelante es la regulación de enmiendas orgánicas de productos como compost y guano, ya que se busca establecer un sistema de carencias como en los pesticidas, que no se pueden aplicar con un número fijo de días ante de las cosechas. 
Se ampliarán las medidas que se deben tener con los animales domésticos y silvestres en cuanto a su manejo. Esto mismo regirá para herramientas y equipos respecto a  su uso y mantención.


HIGIENE
Al igual que en el tema anterior,  habrá redefiniciones en cuanto a la mantención higiénica y la calidad de las instalaciones en los predios productivos, y también sobre exigencias mínimas y forma de llevar los registros de la producción. 


Como último punto, en lo referido a los productores, implicará capacitación a todos los empleados en temas de salud e higiene.


En  otras facetas de la cadena se impondrán responsabilidades trascendentes a los importadores que proveen de alimentos a la población estadounidense, lo que es una novedad. En el tema de transportes se incluirán resposabilidades reglamentadas durante el tránsito de los productos hacia ese mercado.


La legislación también define las entidades auditoras que podrán certificar y auditar la implementación  y el cumplimiento de la FSMA.


A CORTO PLAZO
La legislación completa relacionada con los productores se conocerá en los próximos meses, según Fell, y se tendrán los detalles de lo que se adelanta como cambios importantes.


El gerente de calidad e inocuidad de Comfrut, que enfrenta este tema en forma positiva, cree que estas situación de reglamentos y exigencias de las exportaciones no son un tema nuevo para Chile, que ya tiene trayectoria en BPA. Concluye que habrá que poner atención en los nuevos aspectos de la ley como “caracterización de aguas” y otros que se conocerán en detalle pronto. 


La FSMA fue firmada por el Presidente Barack Obama el año 2011 y busca prevenir problemas de contaminación alimentaria, en vista que pese a la normativa existente no ha sido eficiente en lograr su objetivo, pues no han disminuido los casos de enfermedades transmitidas por los alimentos. 


La reglamentación para la industria, en cuanto a los procesos, ya fue publicada y en lo que toca a Chile falta el tema de los agricultores.


En el debate incluyó a toda la industria alimentaria de EE.UU., y a la mundial, universidades, exportadores de fruta, productores, etc.

Comentarios