Claros y sombras de esta temporada agrícola

Por: La Discusión Fotografía: Archivo 2017-01-03

2016 fue un año de desquite para cerezas

Pese a que la temporada tuvo sus complicaciones, fue un año de desquite para los cereceros. Se trata de un rubro complicado, sensible a las lluvias y heladas, pero esta temporada los daños fueron menores. 

Los productores recibieron adelantos del orden de los 1.300 pesos y se esperan retornos por más de dos dólares,  lo que es positivo  ya que el año pasado si tuvieron unos puntos más en el precio, las heladas jugaron en contra de las expectativas y volúmenes de cosecha.

El cerezo es un fruto comercialmente interesante, pero tiene sus limitantes, partiendo por su época de cosecha que compite con el arándano y otros berries. 

Inversionistas sin restricción en sus recuersos están buscando resguardos para este rubro, como los  “techos”  que son cada vez más habituales en Ñuble, lo que es un paso en administración de riesgos. 

 

Desalentador panorama mundial del trigo

Sin que aún intervenga Cotrisa y con el fantasma de la actitud abusiva de la industria, partió la temporada de trillas con valores que superan 2 mil pesos menos que el año pasado, conforme a los precios en planta que ya están exhibiendo molinos como el de Santa Clara ($12.500) en Bulnes o corredores santiaguinos ($13.000 y $14.500 puesto en Santiago) todos los valores referidos a trigo duro con más de 30% de gluten, crean mayor presión sobre los productores que reaccionaron agrupándose para actuar en todos los niveles, desde el diálogo hasta las manifestaciones, para que se respete en el mercado interno el precio del valor internacional del grano o lo que se denomina “CAI” (costo alternativo de importación).

Se teme que se pueda crear un ambiente tan negativo debido a los precios que pueda desincentivar este cultivo, lo que puede resultar muy perjudicial para el país.

 

Sigue aumentando el avellano europeo

Los agricultores con “espaldas” están apostando al avellano europeo. Se trata del rubro que más crece en la región. Lo que partió tímidamente con 49 hectáreas el año 2006, aumento a 386 has. el año 2012 y el 2016 aumentó a 1.218 has. 

Según información preliminar del Catastro Cirén, el cultivo registra un aumentio del 215,5% entre 2012 y 2016. Una de las razones de esta preferencia es que se trata de un rubro de alta mecanización, en que la cosecha requiere mínima mano de obra.

También hay otros factores que hacen atractivo este producto. Requiere una inversión más pequeña y se trata de un rubro menos demandante de agua que otros alternativos.

Pese a todo, el avellano en el país aún tiene un “talón de aquiles”,  puesto que la demanda se concentra prácticamente en un solo comprador, la multinacional Ferrero.

 

Para frambueseros precios son un desastre

Las frambuesas representa un rubro de precios oscilantes y luego de un ciclo bueno viene otro malo, como está ocurriendo actualmente. Se trata de un rubro que no es para oportunistas ya que quienes buscan aprovechar los ciclos positivos deben permanecer en el rubro.

Si el año pasado por la fruta convencional se pagaba $1.400 y por la orgánica $3.000, hoy los valores han bajado a la mitad, por lo que productores como Robinson Peña o Gloria Sepúlveda, señalan que prácticamente no se cubren ni los gastos.

Si bien todos reconocen que en el rubro son habituales los vaivenes de precio, se habían juntado varias temporadas con buen resultado económico, por lo que el bajón fue más notorio y sorpresivo. 

Ahora viene la segunda flor y los productores mantienen la esperanza en que la situación tenga un repunte que salve en parte la situación.

 

Castaños: fruta antigua  en revaloración

Aunque aún es prematuro hablar de los precios de esta temporada, otro rubro que concita interés en los productores, en especial del sector precordillerano, es el castaño, que es un fruto que fue subvalorizado por largo tiempo en la provincia y el país.

Los castañeros han tenido las últimas temporadas precios muy superiores a los habituales. El año 2015, llegó a récords que superaron los 550 pesos por kilo. El rubro retornó a niveles de $250 el año pasado, en fruta convencional, que es doblada cuando se trata de castaña marrón, que tiene la particularidad de tener menos tabiques que las chilenas, y por lo tanto responden mejor a procesos industriales.

En este rubro se produce una competencia de compradores y uno de los grandes exportadores del país es el chillanejo Francisco Ñancuvilú, que se dedica también a frutas naturales como la mora.

 

Poca esperanza de maiceros para la cosecha

El maíz que se había perfilado como un rubro creciente, debido al traslado de la producción hacia en sur en los últimos años, bajó en  superficie para grano seco y húmedo, en un 12% respecto a la temporada pasada, lo que implica una caída de 17.943 hectáreas a 15.800, según estimaciones hechas en noviembre por la Seremi de Agricultura. Hay que considerar que se trata de un segundo año malo. 

Según la misma fuente, la motivación de esto sería que  “se debe principalmente a la escasez hídrica y bajas expectativas de precio para la presente temporada, debido al alto stock mundial”.

Incluso hasta en el maíz para semilleros se vio una disminución: “La superficie contratada por empresas multiplicadoras de semilla de maíz disminuyó en un 48,5% respecto de la temporada anterior, producto de una menor demanda y sobre stock de semilla a nivel internacional”.

Comentarios