20 mil ñublensinos afectados por escasez de agua para consumo y riego

Por: Carolina Fuentealba Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 02:30 PM 2017-01-02

Apenas veinte minutos separan a Chillán de localidades rurales como  Las Coles, Huechupin, Colliguay, Santa Cruz de Cuca o Chonchona. Y mientras la capital provincial disfruta de la modernidad, en estos sectores sus habitantes se las deben arreglar como pueden para acceder al agua potable y para riego. 

Este panorama se repite en todo Ñuble al comparar la realidad que viven los habitantes de las cabeceras comunales respecto a quienes lo hacen en las zonas más rurales. “Todas las comunas de Ñuble, sin excepción, tienen zonas donde es requerida la entrega de agua”, explican desde la Gobernación de Ñuble, donde coordinan una mesa provincial para enfrentar el déficit hídrico en toda la provincia. 

Si bien la problemática de la escasez de agua también aborda la necesidad de agua para riego, problema conocido en la provincia, es la necesidad de agua para consumo humano la más sensible. 

De acuerdo a los antecedentes entregados por la Gobernación, en la provincia se cuenta con 71 vehículos, 57 camiones aljibe y 14 camionetas que reparten agua potable en todos los rincones de Ñuble. 

“Repartimos agua semanalmente a más de 20.000 personas en toda la provincia”, enfatiza Erwin Campos, gobernador (s) de Ñuble, quien confía en que la cifra disminuya a través de las diferentes estrategias que la mesa de trabajo ha abordado. 

La instancia está conformada por los jefes de servicio de Indap, Coordinador Macro Zona Sur de la Comisión Nacional de Riego, Seremi de Agricultura, Dirección General de Aguas y Programa Zona de Rezago, quienes desde el 23 de septiembre, cuando quedó conformada, “acordaron solicitar un consolidado a cada servicio, para conocer las políticas desarrolladas para emergencia, en déficit hídrico y trabajar en una política unitaria frente a dicha problemática”, informó Campos. 

“En el caso de Indap, han elaborado un informe respecto a las condiciones observadas de disponibilidad del recurso hídrico, principalmente para riego en las diferentes zonas de la provincia, la DGA realizó un diagnóstico donde informó que la Región del Bío Bío presenta en promedio un déficit de 57,9% para el período Abril-Noviembre 2016 respecto del promedio histórico para el mismo período”, detalló el gobernador (s).

RECURSOS 

Campos detalló, además, los montos destinados al déficit hídrico en Ñuble. 

“El Programa Zona de Rezago, mediante recursos aprobados por la Subdere, contará con 1.447 millones 659 mil 10 pesos, financiados en obras y asistencia técnicas para resolver el problema de agua potable en  comunas del Valle del Itata”, afirmó.

Asimismo, la autoridad reportó que el Gobierno Regional, mediante el CORE ha aprobado 4.948.800 de pesos para proyectos de Agua Potable Rural (APR) para Ñuble, beneficiando a las comunas de El Carmen y Chillán Viejo, además para la localización de acuíferos en el Valle del Itata.

Perforación sísmica  

En consideraciones generales, Erwin Campos expresó que “de continuar el plan de fortalecimiento de la institucionalidad provincial durante el 2017, se trabajará en el riesgo de escasez de recurso hídrico para consumo humano mediante la exploración o perforación sísmica”, adelantó la autoridad provincial.

De acuerdo a lo expresado por Campos, se espera “trabajar en el programa de sistema de captación de agua lluvia para uso doméstico y continuar el trabajo del programa zona de rezago en postulación y ejecución de proyectos relacionados con déficit hídrico y mantener el trabajo de la mesa provincial por déficit hídrico, a fin de conocer las políticas a implementar por cada servicio y darlas a conocer a la provincia”, puntualizó.

MÁS CAMIONES ALJIBES

Desde el ámbito parlamentario, el diputado Carlos Abel Jarpa dio a conocer un proyecto de resolución en la cámara, solicitando al Ejecutivo un mecanismo que permita incrementar el número de camiones aljibes en zonas complejas.

“Debe generarse un plan de acción nacional que permita anticiparse a estos acontecimientos, por lo cual requerimos ampliar la dotación de camiones aljibes al ministerio del Interior por medio de la Onemi”, afirmó el diputado quien argumentó que desde su oficina parlamentaria comenzaron a gestionar  reuniones con los municipios de la provincia para conocer en detalle el problema de las localidades más complejas, explicando que la primera de ellas se realizó en Quirihue, con presencia de la DOH y Essbio, para así entregar un reporte sobre la situación actual a la cartera de Interior con la finalidad de focalizar la distribución de los recursos.

Comentarios