Entre el boom frutícola en Ñuble y las críticas al Código de Aguas

Por: La Discusión 10:40 PM 2016-12-31

Dos procesos marcaron el año agrícola en la Provincia de Ñuble. Por un lado, los resultados del Catastro Frutícola 2016 en la Región del Bío Bío, realizado por Ciren, que confirmó la expansión frutícola en Ñuble, con un aumento de la superficie de un 39,8% entre 2012 y 2016; y por otro lado, la tramitación de la reforma al Código de Aguas, que fue aprobada en la Cámara de Diputados en noviembre pasado, pese a la fuerte oposición de los regantes y gremios agrícolas del país, que la califican como “inconstitucional”, porque supondría una “expropiación encubierta” de los derechos de agua ya constituidos.

Este año, además, el mundo agrícola sigue enfrentando un difícil escenario de precios para los rubros tradicionales, como el trigo y el maíz, así como también el lechero y el de la uva vinífera, aunque en estos dos últimos casos las razones tienen que ver con la alta concentración de los poderes compradores. De hecho, la Fiscalía Nacional Económica está investigando una denuncia presentada por la Coalición Nacional de Viñateros contra las grandes viñas por abuso de posición dominante.

La escasez hídrica, por su parte, continúa amenazando los cultivos tradicionales, lo que se reflejó en la disminución de 5,3% en la superficie para la presente temporada en la Región del Bío Bío.

Pero también destacó como positivo el creciente éxito de crítica y la apertura de nuevos mercados para los vinos del Valle del Itata, cuya marca se consolida gradualmente.

Comentarios