Central El Campesino abrió la puerta a otras termoeléctricas

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:35 PM 2016-12-30

Antes que se conociera la aprobación de la evaluación ambiental del proyecto central a gas natural El Campesino, en la comuna de Bulnes, otras dos empresas estaban confeccionando estudios para la construcción de termoeléctricas en Pemuco y Cabrero.

El 8 de agosto, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región del Bío Bío aprobó el proyecto que la empresa Biobiogenera -en cuya propiedad participa la mayor generadora de Francia, EDF- proyecta construir en el sector Los Tilos, comuna de Bulnes. Ello, pese a la fuerte oposición y despliegue comunicacional de grupos opositores, principalmente ambientalistas y agricultores, que también rechazan la construcción de un terminal regasificador marítimo en Lirquén, donde se recibirá el gas natural licuado (GNL) importado y se inyectará al Gasoducto del Pacífico, mismo ducto al cual se conectará El Campesino, en Bulnes.

De esta forma, se allana el camino para que comience a levantarse la mayor termoeléctrica que tendrá la Provincia de Ñuble, y una de las más grandes del país, que tendrá una potencia de 640 MW y cuya inversión superará los 800 millones de dólares. 

Según la empresa, las obras debieran comenzar en el primer trimestre del año 2017 y concluir en el segundo semestre de 2019.

Gas natural
Tal como se preveía, la disponibilidad de gas natural en la zona también despertó el interés de otras empresas por desarrollar proyectos energéticos, como Engie Chile (ex E-CL, filial de la multinacional francesa Engie, ex GDF Suez) que pretende construir en el sector Chequenes, en la comuna de Pemuco, una central termoeléctrica con una potencia de 480 MW y una inversión total estimada en US$400 millones. 

Para ello, el pasado 22 de septiembre sometió el proyecto a evaluación ambiental, y de ser aprobado y no haber retrasos, la apuesta es comenzar la construcción en septiembre del 2017.

Otro caso similar es el de la central Tierra Noble, que la empresa Global Power Generation Chile SpA, filial de la española GNF (Gas Natural Fenosa), proyecta desarrollar en Cabrero, Provincia de Bío Bío, con una inversión total de US$400 millones y una potencia de generación de 600 MW. La iniciativa ingresó a tramitación ambiental el 24 de mayo.

De esta forma, zonas tradicionalmente agrícolas y con un gran potencial de desarrollo frutícola abren espacio al desarrollo del sector energético, y con ello, no se descarta que también se configure un nuevo polo industrial en la zona, debido a la presencia de gas natural.

Comentarios