Ñublense festejó sus 100 años de vida con una decepcionante campaña

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2016-12-30

El 24 de mayo del 2016 el técnico argentino Pablo Abraham volvía a tomar las riendas de Ñublense,  tras dirigirlo en Primera División el año 2013.

En el año del “Centenario” del club la hinchada se ilusionaba con un equipo estelar, que peleara el ascenso a la división de honor para sellar el festejo de los 100 años con el protagonismo que se merece.

Sin embargo, la dirigencia le propuso a Abraham conducir un plantel plagado de valores jóvenes que volvían de préstamos, canteranos sedientos de una oportunidad y un pequeño grupo de experimentados liderados por los jugadores que renovaron: José Rojas, Emiliano Pedreira, Pablo Reinoso y Luis Flores Abarca.

“El principal objetivo es darle tiraje a la chimenea, que los jugadores de casa tengan minutos”, declaraba de entrada Abraham, aclarando el objetivo impuesto por la sociedad anónima lideraba por el empresario  Patrick Kiblisky.

Estreno auspicioso
El estreno fue auspicioso. Ñublense venció a domicilio a Deportes Copiapó por 2-1, con anotaciones de Eduardo Vilches y Lucas Triviño.

La mala noticia es que Pablo Reinoso sufrió una grave lesión de rodilla que obligó al club a contratar al portero Sebastián Contreras, quien a la postre se transformaría en el refuerzo de mejor rendimiento del equipo. Tras el estreno, Ñublense no pudo disimular las falencias típicas de un plantel acotado, integrado en su mayoría por jugadores con escaso recorrido en la categoría y otros jóvenes sin experiencia en la alta competencia del fútbol chileno.

Por eso el empate 1-1 ante Magallanes, en el estreno como local el 7 de agosto, fue la primera señal de un rendimiento con fisuras.

Este quedó en evidencia ante un rival de mayor peso como Coquimbo Unido, que derrotó por 2-0 a Ñublense en la Cuarta Región.

El empate sin goles al domingo siguiente en Chillán frente a Puerto Montt agudizó la falta de gol y contundencia en la zona creativa y ofensiva.

Apenas un triunfo en casa
Recién en la sexta fecha el cuadro de Abraham se reencontró con la victoria superando de local a un aproblemado Cobreloa por 2-0, con dos estocadas de su artillero Lucas Triviño. En la segunda mitad de la primera rueda del torneo Ñublense decepcionó a su hinchada, pues no ganó ningún partido más de local. 

Empató con La Serena y Unión La Calera y perdió con Rangers (3-1) y el clásico con Curicó Unido (2-0). Como forastero perdió con Arica 2-0, sorprendió a Santiago Morning venciéndolo por 1-0 con gol de penal de Sebastián Páez, y empató sin goles con Valdivia, sellando una decepcionante campaña en la que finalizó undécimo, con apenas 15 puntos y un rendimiento general del 35,7%.

Amargo centenario
El festejo del “Centenario” tuvo como telón de fondo una triste campaña y una nostálgica gala en el Teatro Municipal, donde se reconoció a jugadores históricos como Óscar Romero, Eduardo Cortázar, Antonio Muñoz y en la que se homenajeó al portero Alexis Viera, quien está volviendo a caminar tras sufrir un violento asalto en el que recibió dos balazos.

El amistoso con América de Cali el 17 de agosto terminó igualado sin goles ante un tibio público chillanejo, que vio cómo los canteranos terminaron dando la cara.

LA DISCUSIÓN dejó un legado histórico para los hinchas, al lanzar en agosto el libro “Ñublense, 100 años de pasión”, escrito por los periodistas Rodrigo Oses y Marcelo Herrera, documento de consulta obligada para los ñublensinos de corazón.

De cara al año 2017, los “diablos rojos” tienen que pagar la deuda que dejaron. Con los refuerzos Gaspar Páez (extremo) y José Loncón (enganche) y el centrodelantero Minor López (guatemalteco), el Rojo espera elevar el rendimiento y pelear el protagonismo.

Ñublense debuta en la segunda rueda el 14 de enero de visita ante Puerto Montt, con la misión de salir del fondo y reencantar a una hinchada que sufrió como nunca.

Comentarios