Oficialismo no recuperó Chillán, pero mantuvo supremacía en concejales

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 09:10 PM 2016-12-30

Un mapa político bastante más equilibrado que el que dejaron las elecciones de 2012 se configuró en Ñuble a partir de los resultados de los pasados comicios municipales del 23 de octubre.

En una provincia en la que en el último período 14 alcaldes eran de Chile Vamos, seis de la Nueva Mayoría y uno independiente; el pasado 6 de diciembre asumieron 10 alcaldes de Chile Vamos, nueve de Nueva Mayoría y dos independientes “extra duopolio” (Jorge Hidalgo en Bulnes y Claudio Almuna, en San Fabián), quienes compitieron respaldados por el Partido Ecologista.

La derecha sigue teniendo una leve supremacía en cuanto al número de alcaldes electos (uno más), y a la cantidad de población gobernada (se quedó con tres de las cinco comunas más pobladas de la provincia, entre ellas, Chillán, donde Sergio Zarzar venció nuevamente al radical Aldo Bernucci); y sacó más votos que el pacto oficialista (88.136 versus 78.080, lo que equivale al 46,7% y 41,4%, respectivamente). Esta última diferencia, de casi 10 mil votos, es la misma que tuvieron los candidatos a alcalde por Chillán, Sergio Zarzar (27.116) y Aldo Bernucci (17.360). Es decir, si el oficialismo hubiese ganado en Chillán, la mayoría en cuanto a número de votos en la elección de alcaldes habría sido para la Nueva Mayoría.

En tanto, los resultados de las elecciones de concejales dejaron mucho más contentos a los representantes de ese conglomerado. 

Obtuvo en total en la Provincia de Ñuble 91.076 votos, lo que equivale al 50,08%. De 128 ediles, se quedó con 70.

Chile Vamos, en tanto, sumó 77.684 sufragios (42,7%), quedándose con 53 representantes.

En cuanto al número de concejales por colectividad, RN quedó en el primer lugar, con 34. Le siguen la DC (29); UDI (21); PS (16); PR (11); PPD (6); MAS-IC (5) y PC (3). Otras fuerzas lograron elegir a cinco ediles.

La importancia de los resultados de las elecciones de concejales radica en que el año 2017 debutará el sistema proporcional para elegir a senadores y diputados (luego del fin del binominal), el mismo utilizado para escoger a los ediles, lo que transforma a estos comicios en los más fieles predictores de cómo quedará conformado el Parlamento el próximo año.

Baja participación
Pero más allá de las cifras alcanzadas por un conglomerado u otro, el alto nivel de abstención, que en el caso de Ñuble alcanzó el 52,4%, y en el de Chillán, un histórico 66,2%; es un elemento que las autoridades y los partidos seguramente tendrán en cuenta a la hora de proyectar las próximas presidenciales y parlamentarias.

Los más altos niveles de participación se concentraron en comunas pequeñas y rurales: Trehuaco (75,6%); Cobquecura (75,1%); Ninhue (70,6%); Portezuelo (69,5%) y Ránquil (65,9%); en tanto los más bajos se produjeron en las urbes más pobladas: Chillán (33,7%); San Carlos (41,7%); Chillán Viejo (46%); Yungay (47,8%) y Bulnes (50,7%).

Comentarios