35 de 75 accidentes fatales fueron en caminos rurales o zonas urbanas

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 10:10 PM 2016-12-29

Las rutas con más muertes fueron la 5 Sur, la del Itata y los tramos Ñipas-Coelemu, Chillán-Las Trancas y San Carlos-San Fabián

De todas formas la provincia está a solo 24 horas de romper tendencia al alza que se arrastra por más de 10 años

Ñuble está a solo horas de romper con una tendencia adversa que se arrastra por más de 10 años en materia de accidentes carreteros.

Si para las 00.00 del 31 de diciembre en la provincia no se registra un nuevo accidente fatal, el año 2016 pasará a la historia como uno en que por primera vez el número de  muertes por esta causa será menor al del año anterior, en este caso el 2015, que cerró con 78 personas fallecidas. A la fecha, se lamentan 75 decesos en las rutas de la provincia, pese a que la cantidad de vehículos que han circulado ha aumentado.

Solo en Chillán hay 4,1 personas por vehículo, superando la tasa  incluso a ciudades como Concepción, Valparaíso y Santiago Centro.

Para el capitán Carlos Cortés, jefe de la Subcomisaría de Investigaciones de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Carabineros Ñuble, “mientras haya una persona fallecida en todo el año, no tenemos razones para celebrar, pero sí admitimos que hay una sensación de conformidad respecto a nuestras campañas preventivas, las que han sido tan persistentes como austeras, ya que si se lograse bajar esta tasa, será un claro indicador de que los conductores y peatones están tomando conciencia de los riesgos que se exponen ellos y al resto de las personas cuando no se toman los resguardos mínimos para evitar accidentes”.

Las rutas más accidentadas
De los 75 accidentes fatales que registra la provincia hasta el momento, 26 obedecen a atropellos, 19 colisiones, 19 choques, seis volcamientos y cuatro caídas desde vehículos en marcha, a lo que se agrega el fallecimiento de una persona que fue atropellada por un tren, mientras caminaba por la línea que atraviesa el sector de Santa Clara.

Por otro lado, los accidentes investigados por la SIAT en 2015 fueron 120, es decir dos más que este año.

Las rutas que más accidentes presentaron son las Ruta 5 Sur y la Ruta del Itata, con 16 y cinco incidentes con decesos, respectivamente, “pero esto es, lógicamente, porque son las que mayor flujo vehicular presentan. En términos proporcionales, otras rutas como la O-10 de Ñipas -Coelemu; o la N-55 de Chillán-Las Trancas, son las de más alta incidencia, con cuatro y tres personas fallecidas, respectivamente”, aclaró Cortés.

En la subcomisaría destacaron también que el camino a Yungay, conocido popularmente como la “ruta de la muerte”, sea tal.  “Ya no lo es, de hecho este año ha habido tres accidentes graves con el mismo número de fallecidos, y estas son las mismas cifras que tiene la ruta N-31, que une a San Carlos con San Fabián de Alico”.

Lo anterior se viene sosteniendo en forma constante desde que el MOP, en forma paulatina desde 2014, instaló bermas, luminarias, señaléticas, cruces peatonales demarcados y lomos de toro en los lugares que lo ameritaban, además de la creación de bahías para la toma y bajada de pasajeros de buses de recorrido intercomunal.

Sin embargo, como se ha insistido en incontables oportunidades, para Carabineros cada arreglo de ruta debe acompañarse de una fuerte campaña educativa, considerando que en la remozada Ruta O-10 (Ñipas-Coelemu), que casi nunca hacía noticia por sus accidentes, este año lamentó cuatro decesos, debido al exceso de velocidad y otras imprudencias “que no se observaban cuando la carpeta era de ripio o tierra, porque entonces los conductores la circulaban con mucha más precaución”, apuntó el capitán.

Más peatones alcoholizados
Destacan también en la SIAT que de los 75 siniestros con resultado de muerte investigados este año por esta unidad especializada de Carabineros, solo 38 fueron en carreteras o caminos intercomunales; los otros 35 se registraron o en caminos vecinales, rutas secundarias o dentro del área urbana de cada comuna.

Es aquí donde se inflan las estadísticas relacionadas con el alcohol.

Mientras hubo una baja respecto al año 2015 de conductores ebrios o bajo influencia del alcohol involucrados en accidentes graves (de 35 a 26 este año), los peatones atropellados por estar en estado de intemperancia subieron de 10 a 18 casos en 2016.

“Es un hecho conocido que no damos abasto para cubrir todas las zonas, no disponemos de tanto personal, y por esta razón las personas saben que los caminos vecinales o algunas rutas alternativas son menos fiscalizadas”, advirtió Cortés.

Es esta misma realidad lo que motivó la estrategia de “potenciar las fiscalizaciones en todos los sectores rurales donde se realicen estas fiestas tradicionales de algunas comunas, como las fiestas del Tomate, del Camarón, del Chancho, del Choclo o la Oveja, además de todos los festivales que se realicen este año”, adelantó.

Uno de los primeros eventos que observará este contingente potenciado será la Fiesta One, que se realizará el 1 de enero en la salida norte de Chillán, “y ahí estaremos fiscalizando, la idea es trabajar focalizadamente”, concluyó el uniformado. 

Finalmente, Carabineros, advirtió que para el 1 de enero, en el lanzamiento de fuegos artificiales preparado por la Municipalidad de Chillán, la Ruta 5 Sur verá cortado su flujo vehicular en ambos sentidos, usándose como ruta alternativa el baipás.

La SIAT, junto a personal de la concesionaria Ruta del Maule, la ACHS, Mutual de Seguridad y el Senda, están cerrando sus últimos días de la campaña enfocada en las fiestas de fin de año y los viajes que estas conllevan, campaña que comenzó el jueves 22 de diciembre con la entrega de folletos y chalecos reflectantes en la Ruta 5 Sur y que ha implicado la multiplicación de puntos de fiscalización con radares controladores de velocidad y la aplicación de alcotest.

Comentarios