A los 53 años fallece el músico británico George Michael

Por: Agencias 07:55 AM 2016-12-26

El músico y compositor George Michael murió el día de Navidad en su casa de Goring-on-Thames, en el condado de Oxfordshire, en la campiña inglesa a los 53 años de edad.  La Policía que fue llamada a la residencia campestre dijo que “ha muerte pacíficamente en su casa en circunstancias no explicables, pero no sospechosas”.


George Michael era un personaje frecuente en los medios de comunicación por sus méritos artísticos y por sus incidentes callejeros. Su comportamiento público le causó más de un problema y le llevó a dormir dos meses en la cárcel de Pentoville (norte de Londres) por conducir reiteradamente bajo los efectos de las drogas y el alcohol.

El éxito de Wham!
Todavía no había cumplido los 20 años de edad cuando formó con Andrew Ridgeley, su compañero de pupitre, y otros músicos el grupo “Wham!” con el que lanzó el disco Fantastic, el primero de una serie de éxitos musicales. 


En 1985 se adhirió a la llamada de Bob Geldof para la grabación de Band Aid contra la hambruna en África. Estos días navideños su voz se ha oído repetidamente en la televisión británica con Band Aid Do they know it’s Christmas y con “Wham!” Last Christmas I gave you my heart que todavía figuran entre las primeras canciones preferidas de Navidad, 30 años después de haber sido estrenadas. Mientras la televisión ponía su voz, él languidecía y moría en la privacidad de su casa de campo.

La música y sus demonios
En 1987 George Michael empezó su carrera como solista con el disco Faith y grabó un dúo memorable con la reina del soul Aretha Franklin. La canción Listen without prejudice le generó gran popularidad. Pero la década de 1990 fue la que le produjo más problemas personales con los que batallaba. 


En 1991 en los conciertos “Rock in Rio” conoció al brasileño Anselmo Fellepa con quien decidió salir del armario en su círculo privado. En una entrevista que concedió a la revista “The Big Issue” (la de los sin techo) explicó lo siguiente: “Mientras vivía mi madre no pude declararme públicamente gay porque ella no lo hubiese aceptado. Cuando ella murió de cáncer en 1996 ya no me importaba que se supiese, además la actitud pública de cara a la homosexualidad había cambiado mucho a mitad de la década de los 90”.


La muerte de su madre lo sacó del armario, sin embargo, antes, en 1993 había perdido a Anselmo, fallecido de Sida. Ambas muertes le condujeron a una depresión y al consumo de narcóticos así como a periodos de alcoholismo que se tradujeron en entradas y salidas de clínicas de desintoxicación. Batallaba contra sus propios demonios. 


Siempre en el péndulo 
En 2006 lanzó su disco y gira de conciertos Twenty Five, cumpliendo 25 años de carrera musical, en otro de sus intentos de volver a la música y superar las adicciones que le perjudicaban la salud y la creación artística. 


Abrió el turno de conciertos en el Palau de Sant Jordi de Barcelona y lo cerró en el Wembely Arena de Londres. De todo ello obtuvo 60 millones de euros. 
Pero el triunfo musical iba acompañado de incidentes de orden público. En unos lavabos públicos de Hampstead, al norte de Londres cerca de su casa de Highgate, fue detenido por “actos obscenos”. En otra ocasión fue hallado dormido en su coche en el centro de Londres bajo el efecto de las drogas. En el verano del 2010 estrelló su vehículo en una tienda de fotografía en Hampstead.


En el 2011 canceló una serie de conciertos “por tratamiento de una neumonía”. Las informaciones sobre sus idas y venidas a los estudios de grabación se alternaban con las idas y venidas a centros médicos. Hace un año fue ingresado en un hospital de Viena durante una estancia en aquella ciudad. Después apareció en su casa de Highgate agradeciendo las muestras de cariño de sus fans. 


Su familia ha hecho público un comunicado en el que rinde homenaje “al querido hijo, hermano y amigo”. 


George Michael, nacido en Londres y cuyo nombre real era Georgios Kyriacos Panayiotou, vendió más de 100 millones de álbumes durante una carrera musical de casi cuatro décadas.

Comentarios