Daniel Candia: “Para tener éxito hay que ser arriesgado y jugado”

Por: Karyn Pradenas 04:50 PM 2016-12-25

Desde su participación como actor protagonista en la película “Matar a un hombre” (2014), del  cineasta chillanejo Alejandro Fernández, las oportunidades laborales no dejan de aparecer para el premiado intérprete local  Daniel Candia. Relajado, tranquilo y agradecido por estos logros se ve  Daniel, quien confiesa que para tener éxito hay que ser “arriesgado y jugado”. Este mismo éxito fue el que obtuvo hace pocos meses la serie de Chilevisión “Bala Loca”,  donde la participación del chillanejo tuvo además una buena crítica, tras encarnar a un sicario llamado Mario Palazzo.

El primer semestre del año 2017 nuevamente aparecerá  en pantalla, esta vez en “Pega, Martín, Pega”, miniserie histórica de cuatro capítulos basada en la vida personal y deportiva del boxeador chileno Martín Vargas, que será transmitida por Mega y fue realizada por la productora La Santé Films.
 

Su papel

Si bien interpretará un papel que considera “pequeño” dentro de la serie, será el encargado de dar vida a “Ramírez”, quien fue el primer entrenador que tuvo el boxeador nacional. “Me dieron un personaje que es un tipo de campo, que al final es el primer entrenador que tiene Martín Vargas cuando es pequeño. Un entrenador bien rústico que tuvo en Osorno”, adelanta Daniel Candia.
 

-¿Cómo llegaste a ser parte de la serie?
-Primero me llamaron para hacer un “teaser” de la serie, estaba escrita y todo, pero había que hacerlo para presentarla a los fondos del Consejo Nacional de Televisión. Fui a hacer a Peralta, a uno de los entrenadores que tenía Martín Vargas, y luego de eso entraron en negociaciones con Mega, quienes presentaron una propuesta distinta de la historia. Así al final del elenco original no quedaron todos, pero la productora tenía un compromiso conmigo y me dieron un personaje más pequeño, pero igual importante.

-¿Cómo fue tu experiencia en el rodaje?
-Fue una experiencia muy veloz, en el sentido de hacer todo rápido, porque las productoras generalmente trabajan contra el tiempo, pero para mí fue una buena experiencia. Yo voy sumando, si tampoco llevo tanto tiempo, entonces para mi suma personal estos son logros. Yo llego a esto por méritos personales y los directores ven mi trabajo, me llaman y me ofrecen.

-¿Cuáles son tus expectativas con esta serie?
-Dejando la modestia aparte, primero es que a la serie le vaya muy bien, que tenga buena acogida por parte de la gente y una buena crítica y que el rol que yo desempeño sea del gusto de todos: de la gente y de los productores.

-¿En qué estás trabajando y qué proyectos tienes en mente?
-Este año hice muchos cortometrajes con varias escuelas de cine y estuve en dos películas. Para el futuro hay una serie que estaría financiando un país europeo, ya hicimos el “teaser” y todo, tengo la posibilidad también de una película que me llamaron de una productora que está armando un proyecto para hacer algo en Concepción y Lonquimay y hay varias cosas que también están en carpeta. La verdad es que he tenido bastante suerte y fortuna, porque  no he tenido eso que pasa con los actores que hay un éxito y después no hay nada. He tenido la fortuna de que me han llamado de varias partes.

-¿Cuál crees que es el secreto del éxito para esto?
-Eso va en cada persona, yo no creo mucho en la arrogancia. Yo voy a lo que me llamen, hay que ser arriesgado y ser jugado y eso se nota cuando le pones “power”, luego la plata y todo es consecuencia de tu trabajo.

-¿Cómo evalúas lo que fue anteriormente “Bala loca”?
-Bala loca fue una súper producción, habían muchos recursos invertidos ahí. Tenía esa cosa de una serie que iba a causar polémica. Pude compartir con buenos actores, ser bien acogido y recibí muchas felicitaciones por mi trabajo. Además está la posibilidad de que haya “Bala loca dos”.
 

Cine chileno

-¿Cuál crees que es el principal desafío o problema que presenta el cine chileno?
-Yo creo que hay muy buen cine en Chile y el cine chileno en el extranjero está muy buen considerado. Lo que pasa a mi entender es que el tema es cómo llegar a la gente y que la gente vea las producciones nacionales. Por ejemplo, en Chillán lo que hace The Oz es importante, porque muestra esto a la gente, pero de hecho falta mucha más difusión, hay lucas para producir, pero no hay plata para difundir y no hay salas para difundir... Yo he estado en otras partes del mundo donde hay salas comunitarias, por esto quizás podría haber un esfuerzo municipal o privado de alguien que pueda habilitar una sala, aunque no sea de cine propiamente tal, porque hay mucha gente que quiere ver cine alternativo. Esto es como el fútbol, la gente lo sigue porque se lo muestran.

Comentarios