Factores que marcarán en el Senado la votación de la Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin 11:15 AM 2016-12-25

El próximo martes 10 de enero (o miércoles 11, dependiendo de cómo se organice la tabla), el Senado deberá despachar, en una jornada histórica para la Provincia de Ñuble, el proyecto de ley que crea la región homónima. Las expectativas son amplias, pues en primera instancia, para la votación en general de la iniciativa el pasado 16 de marzo, el resultado fue positivo: 27 votos a favor (senadores Allamand, Allende, Bianchi, Chahuán, Coloma, De Urresti, García R., Girardi, Guillier, Harboe, Horvath, Lagos W., Larraín, Matta, Muñoz, Navarro, Orpis, Ossandón, Pérez S., Pérez V., Quintana, Rossi, Tuma, Von Baer, Walker I., Walker P. y Zaldívar), y solo dos en contra (Montes y Quinteros).

De ellos, solo Orpis estará imposibilitado de pronunciarse, pues está desaforado; y de los nueve que no participaron (Letelier, Pizarro, Goic, Araya, García Huidobro, Espina, Moreira y Van Ryseelberghe), al menos cinco estarían a favor del proyecto, entre ellos, la senadora local de la UDI Jacqueline van Rysselberghe, quien pese a algunas aprensiones, apoyará la iniciativa, según adelantó el senador de su partido Víctor Pérez. Además, Baldo Prokurica, quien en la votación pasada se pareó, votó a favor del articulado la semana pasada, en la Comisión de Hacienda. Aprobado el proyecto en la Cámara Alta culminará su primer trámite constitucional, y será despachado a la Cámara de Diputados, para iniciar la fase cúlmine de su tramitación.

El texto ingresará a la Comisión de Gobierno Interior, que a partir de marzo presidirá el diputado DC por Coronel, Marcelo Chávez, quien si bien pudiera tener algunos reparos hacia la iniciativa, por el hecho de representar a la Provincia de Concepción; “no entorpecerá su discusión”, según aseguró su correligionario y compañero de bancada, Jorge Sabag. De mantener el Ejecutivo la suma urgencia a la iniciativa, se espera que antes de junio esté aprobada en ambas cámaras, lista para ser promulgada. A eso se deben sumar uno o dos meses para que el Tribunal Constitucional revise el texto legal. Sí o sí, dentro del año 2017 la nueva región será una realidad, tal como lo comprometiera la Presidenta Michelle Bachelet durante su campaña presidencial del año 2013, y posteriormente, cuando firmó y envió el proyecto desde Chillán, el 20 de agosto de 2015.

“Lo importante es que estamos cumpliendo el compromiso que adoptó la Presidenta Bachelet durante su campaña, quien dijo que durante su gobierno la Provincia de Ñuble se convertiría en región. Vamos avanzando, y todavía nos queda todo un año para que esta iniciativa sea despachada por el Congreso Nacional”, manifestó el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, luego de la aprobación en la Comisión de Hacienda el pasado martes.

Asegurar los votos
 

Tanto el senador Felipe Harboe (PPD), como Víctor Pérez, se abocarán en los próximos días a confirmar el respaldo de sus respectivas bancadas en el Senado el próximo 10 de enero. Hubo una buena respuesta el 16 de marzo, durante la votación en general, pero ahora podrían incidir otros factores para la votación en particular.
De los 27 votos, ya no se contará con el de Jaime Orpis, quien está desaforado.  La asistencia a votar ese día es clave, ya que la totalidad del articulado tiene rango de ley orgánica constitucional para su aprobación, es decir, se requieren 4/7 de los senadores en ejercicio, o sea, 21 votos; en tanto el artículo 5º, relativo a los cambios electorales -salida de Cabrero y Yumbel del distrito 19 y reasignación del número de senadores para Bío Bío (3) y Ñuble (2)-, requiere de la aprobación de los 3/5 (22 senadores).

Preocupa también el respaldo de la senadora por Ñuble, Jacqueline van Rysselberghe, a la iniciativa. Públicamente ha expresado sus dudas respecto del financiamiento para la nueva región, y dado que la Comisión de Hacienda no efectuó enmiendas, no se sabe cómo votará, o si lo hará, ya que se restó para la votación en general.
“Lo que no me gusta del proyecto es que viene con muy pocos recursos, entonces uno puede estar comprometida y considerar que aunar un territorio que tiene necesidades comunes y una identidad agrícola, sin duda ayuda, pero en la medida que le entreguemos las herramientas necesarias y lo hagamos bien. Hasta el minuto, creo que hay cosas que no se han hecho con la fuerza necesaria”, dijo a LA DISCUSIÓN la parlamentaria de la UDI.

Arremetida penquista

El lobby penquista para evitar la aprobación del proyecto que crea la Región de Ñuble surgió con fuerza hace unas semanas, luego de la declaración pública que emitiera un conjunto de instituciones ligadas al quehacer productivo del Bío Bío, agrupadas en una mesa denominada “Mejores Regiones para Chile”. El documento, que sus representantes llevaron hasta la Comisión de Hacienda, intentó infructuosamente revertir la votación en la instancia parlamentaria.

Francisco Miguieles, gerente general de Irade, planteó que “la fragmentación del país es una mala idea, solo favorece al centralismo. El proyecto deja a la Región del Bío Bío solo con tres senadores y un millón 600 mil habitantes, a diferencia de Maule y La Araucanía, que tendrán cinco; y nos parece que el costo real de este proyecto, si uno va al informe de la UdeC, es de $200 mil millones anuales”.

Los argumentos que fueron rebatidos por los senadores Harboe y Pérez, e incluso, por el director del estudio de línea base que realizó la Universidad de Concepción, Ricardo Utz. Es más, Miguieles adelantó que seguirán dando a conocer su punto de vista en el Congreso, durante la tramitación en la Cámara de Diputados. Para el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, quien criticó en duros términos la ofensiva penquista, calificándola de extemporánea, “es normal la acción de última hora de empresarios de Concepción, porque una región grande recibe más recursos que no son repartidos equitativamente. Si bien confío en el criterio de los senadores, los alcaldes de la provincia seguiremos actuando en consecuencia para que el Parlamento saque adelante definitivamente el proyecto. La contundente votación de 4 a 1 en la comisión de Hacienda, significa un reconocimiento a la lucha que por muchos años han llevado adelante  ciudadanos chillanejos de toda condición, transversalmente, así como los alcaldes y alcaldesas que desfilaron frente a la Presidenta, un 20 de agosto de 2014”.

Ante la arremetida de la “región madre”, el senador Felipe Harboe adelantó que se reunirá en los próximos días con representantes del empresariado y comercio locales, para definir un discurso común y potenciar la postura ñublensina, de cara a la votación en el Senado y la discusión en la Cámara de Diputados.

Respaldo del ejecutivo

Si bien el proyecto que crea la Región de Ñuble ha tenido suma urgencia durante gran parte de su tramitación, esta no ha sido lo suficientemente expedita, debido a la discusión paralela de otros proyectos, y al estancamiento en comisiones, como lo que ocurrió con Hacienda, donde la iniciativa “durmió” durante casi tres meses. Luego del despacho de esta última instancia parlamentaria, el Gobierno se comprometió a darle suma urgencia a la iniciativa durante la primera semana de enero, de manera que sea vista y votada el 10 de enero, en primer lugar de la tabla.

De mantenerse este ritmo, y el respaldo del Ejecutivo, es muy probable que el texto culmine su tramitación antes de junio, siempre y cuando, no se prioricen otras materias. Dentro de la misma agenda descentralizadora del Gobierno, deberá discutirse de manera relámpago la ley orgánica constitucional de elección de gobernadores regionales, y despacharse el proyecto de  traspaso de competencias. Además, ingresará próximamente la iniciativa sobre financiamiento regional, por lo que será primordial que el Gobierno mantenga la suma urgencia al proyecto que crea la Región de Ñuble, y asegurar así que no se estanque en el Congreso.

Gobernadores regionales

Ligado al punto anterior, la reciente aprobación de la elección directa de gobernadores regionales pondrá de lleno al Ejecutivo a trabajar en pos de sacar los otros dos proyectos necesarios para realizar elecciones en noviembre de 2017: Ley orgánica constitucional y traspaso de competencias.

Si bien lo más probable es que Ñuble no tenga elección de intendentes si es que esta se realiza el próximo año (la ley podría estar en el Tribunal Constitucional, o recién podría estar instalándose la región, que tendrá un delegado durante un año, desde la promulgación de la normativa); los tiempos legislativos del proyecto podrían verse alterados en función de la urgencia que el Gobierno decidiera darle a iniciativas relacionadas con la Agenda Descentralizadora.

Comentarios