RN baraja complejo escenario electoral en el distrito

Por: Isabel Charlin 10:55 AM 2016-12-25

La respuesta de Renovación Nacional al consultarle a sus dirigentes respecto del futuro político del diputado Rosauro Martínez es siempre la misma: apoyan al parlamentario, confían en su inocencia, y esperan que el proceso que se sigue en su contra, por el asesinato de tres miristas en la cordillera valdiviana en 1981 (caso Neltume), concluya lo antes posible, y favorablemente para él. Si bien evitan referirse a si postularán a la reelección al legislador por Ñuble -quien desde mayo de 2014 se encuentra desaforado y sin participar de las actividades legislativas-, esbozan cierta reticencia a llevar nuevamente al ex militar, si es que la investigación en su contra no ha concluido de aquí a la fecha de inscripción de candidaturas.

Un escenario que es muy posible que se dé, ya que el proceso se sigue por la justicia antigua, cuyos tiempos son bastante más extensos que los del actual sistema procesal penal. Es más, el pasado 6 de diciembre abogados querellantes de otro caso (“Operación Machete 2”) solicitaron un nuevo desafuero para el diputado, por la muerte de otros cuatro miembros del MIR, también en la zona de la actual Región de Los Ríos, petición que quedó en estudio en la Corte de Apelaciones de Valdivia.
Según informaron desde el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior (que actúa como querellante en estas causas), la tramitación del caso Neltume se encuentra actualmente suspendida hasta que se dicte fallo por parte de la Corte de Apelaciones de Valdivia respecto de la nueva solicitud de desafuero. En efecto, no ha habido nuevas diligencias respecto de los hechos ocurridos  en el mes de septiembre de 1981, en Remeco Alto.

La ministra de la Corte de Apelaciones de Valdivia que lleva el caso, Ema Díaz, tiene dos opciones una vez que cierre la investigación: sobreseer o dictar autos acusatorios, tras lo cual eventualmente puede dictar sentencias. Tras ello, viene el período de apelación correspondiente, antes de una sentencia a firme.

A la espera de una resolución

En innumerables ocasiones el presidente nacional de RN, Cristian Monckeberg, se ha referido a la situación de Rosauro Martínez. El partido tiene claro que el desaforado parlamentario obtuvo una altísima votación en 2013: más de  36 mil votos (31,2%), lo que en el próximo escenario electoral, con un distrito ampliado, es crucial, sobre todo si RN aspira a sacar dos de los cinco diputados que elegirá el distrito 19. Pese a ello, la situación del legislador y los reparos éticos que podrían esgrimirse desde el punto de vista reglamentario interno, han hecho actuar con cautela a los dirigentes.

“Rosauro está hoy retirado de las pistas, no sé si estará pensando en retornar, habrá que evaluarlo. Pero yo lo veo más entusiasmado en defenderse que en volver a la política”, sentenció el propio Monckeberg hace unos días, a radio Bío Bío. El secretario general de la colectividad, Mario Desbordes, agregó que espera que la situación procesal de Martínez se resuelva cuanto antes, “ya que si se mantiene procesado, la ley no nos permite inscribirlo. Nosotros confiamos en su inocencia”.

En tanto, el presidente regional de RN, Claudio Eguiluz, manifestó que será la mesa nacional del partido la que decida el futuro político del actual diputado por Ñuble, quien ha seguido percibiendo su dieta parlamentaria íntegra desde mayo de 2014, pese a estar desaforado y no asistir al Congreso. Eso podría cambiar próximamente, luego que la Comisión de Probidad del Senado aprobara rebajar la dieta parlamentaria en un 50% a los diputados y senadores que hayan sido desaforados. Esto se traduciría en disminuir de alrededor de $7 millones, a $3,5 millones sus sueldos.

Lo que dice la constitución

¿Está imposibilitado legalmente Rosauro Martínez de postular nuevamente al Parlamento?

Si su situación procesal se mantiene como hasta ahora al momento de inscribir las candidaturas a diputado, según la Constitución Política, sí. El artículo 48 dice que “para ser elegido diputado, se requiere ser ciudadano con derecho a sufragio”, entre otros requisitos. De acuerdo al artículo 17, la calidad de ciudadano se pierde, entre otras causales, “por condena a pena aflictiva”; mientras que el derecho a sufragio,  “por hallarse la persona acusada por delito que merezca pena aflictiva o por delito que la ley califique como conducta terrorista”.

Este último punto es clave, ya que de acuerdo al procedimiento antiguo, Rosauro Martínez aún no ha sido acusado, y aunque la jueza Ema Díaz dictara el correspondiente auto acusatorio antes de la inscripción de las candidaturas, restarían todavía las correspondientes apelaciones. Ahora bien, en caso de respostularse en estas circunstancias y de ganar, la situación no es muy auspiciosa para Martínez y RN. Si el proceso se alarga, no podría asumir, pues se encuentra desaforado, y hay una segunda solicitud en estudio que podría prosperar. Es decir, Ñuble seguiría sin un representante en el Congreso.

Si se acusa al parlamentario, éste deberá cesar en su cargo, y será el partido quien elija a su reemplazante. Solo si se sobreseyera la causa o no se acusara al legislador, este podría asumir como diputado, algo que a juicio de los querellantes en las causas que está involucrado, es muy poco probable. En tanto, el parlamentario sigue asistiendo a actividades del distrito. Una de sus últimas apariciones fue para la asunción del nuevo Concejo Municipal de Chillán, el mismo día que se solicitó un nuevo desafuero en su contra. “Estoy tranquilo, a la espera que se resuelva esta situación. Cada vez que salgo, siento el cariño de la gente”, dijo escuetamente en esa oportunidad.

Comentarios