Cara y sello de los 47 días de suplencia de Campos en la Gobernación

Por: Isabel Charlin Fotografía: Mauricio Ulloa 03:55 PM 2016-12-24

Diez comunas de la provincia ha recorrido durante el mes y medio que lleva como gobernador suplente Erwin Campos Cáceres.

Desde que asumió, el 9 de noviembre pasado, tras la solicitud de renuncia a Lorena Vera; su objetivo ha sido darle continuidad al trabajo de la repartición, lo que lo ha mantenido con una intensa agenda, que ha incluido su participación en actividades de despliegue territorial, adjudicación de recursos del Fondo Social Presidente de la República, Proyecto de Mitigación, Censo, Seguridad Pública, e incluso, lo ha llevado a organizar el último gabinete provincial del año, el pasado 13 de diciembre.

Aparentemente, los 47 días que Ñuble lleva sin un gobernador(a) titular no han influido en las acciones propias de la repartición, algo que el propio Campos dejó en claro desde un principio.

“El Gobierno en Ñuble se encuentra desarrollando cada una de las funciones mandatadas por la Presidencia de la República, y una de ellas es trabajar en apoyo de los gobiernos locales, colaborando con su crecimiento integral. Desde el 9 de noviembre que se me nombró a mí en calidad de suplente, hemos dado continuidad a cada una de las acciones de la Gobernación”, sostuvo el gobernador (s), quien agregó que “los programas y funcionarios están trabajando en forma normal, y hemos estado participando en los temas públicos del programa, como es Seguridad Pública, Fortalecimiento de Gobernaciones, Protección Social, Fondo Presidente de la República y despliegue en terreno. Por lo tanto, hemos dado normal funcionamiento al gobierno provincial”.

Campos, además, ha participado en todas las instancias regionales y nacionales desarrolladas en Concepción y Santiago, en su calidad de gobernador suplente.
Una intensa actividad, que al parecer, no incomoda a los partidos de la Nueva Mayoría, que ven en este militante radical de bajo perfil político una buena opción para “calmar los ánimos” a nivel local, mientras se define quién asume.

Conducción para la Región de Ñuble

A nivel político, apenas Lorena Vera fue relevada de su cargo, el interés por ocupar su lugar se apoderó de dos partidos en especial: DC y PR. Sin embargo, ya que la salida de la ex gobernadora se generó por el reclamo directo de su propia colectividad, el MAS, que al sentirla muy cercana al senador Alejandro Navarro estimó que ya no contaba con la confianza necesaria para seguir en el Gobierno; se le dio la primera opción a esta colectividad.

Primer traspié, ya que la raigambre ñublensina que tenía el partido se fue del Gobierno con el senador Navarro. El MAS quedó reducido a su estructura penquista, que al intentar proponer nombres foráneos, se encontró con la férrea oposición local.

Mientras, el radicalismo intentó posicionar al ex alcalde de Chillán, Aldo Bernucci, propuesta que finalmente no prosperó.

La DC también tenía sus cartas, como Luis Molina, o el asesor de la ex ministra, Ximena Rincón, el chillanejo Cristian Cuitiño. Incluso en un momento se especuló con que Carlos Arzola asumiría el desafío, lo que el propio ex gobernador desmintió.

La búsqueda al interior del MAS continuaba, sin frutos. El Partido Radical volvía a la pelea, esta vez, con una carta que estuvo a punto de confirmarse: el ingeniero forestal y actual director nacional de Ciren, Juan Pablo López, a quien se le solicitó formalmente que asumiera el cargo, sin embargo, por la presión ejercida por el MAS, que solicitaba un mayor número de cargos en “compensación” por la entrega de la Gobernación de Ñuble, no se logró concretar.

Hoy, la ausencia de un gobernador(a) titular repercute directamente, desde el punto de vista político, en el liderazgo que la zona debe tener de cara a la creación de la Región de Ñuble.

La mesa técnica convocada por la ex gobernadora, Lorena Vera, está inactiva, en momentos en que se debe comenzar a definir, desde el Gobierno Regional, el estudio de línea base para la futura Estrategia Regional de Desarrollo.

Además, y en el marco de la discusión del proyecto de ley en el Congreso, ha surgido un lobby penquista que amenaza con seguir tratando de influir durante la tramitación de la iniciativa en la Cámara de Diputados.

Dado el contexto de fiestas de fin de año y período de vacaciones, es probable que la nueva autoridad de Ñuble se nombre en marzo. Si es así, habrán pasado 112 días (tres meses y medio), desde que se le solicitara la renuncia a Lorena Vera.

Comentarios