Senador critica ausencia de gobernador ante discusión de nueva región

Por: Susana Núñez Fotografía: Agencia Uno 09:00 PM 2016-12-23

Una instancia decisiva y clave enfrentará el proyecto que crea la nueva Región de Ñuble, ya que el 10 de enero será votado en el Senado, y de lograr luz verde, ingresará a la Cámara de Diputados para su discusión que comenzará en marzo

Un proceso que, a juicio del senador de la UDI Víctor Pérez-Varela,  requiere de la firmeza y de articulación de las autoridades locales para defender las aspiraciones regionalistas, todo en medio de un escenario tenso, ya que por un lado está la oposición de los empresarios penquistas a la iniciativa,  y por otro, la ausencia de un gobernador provincial que ha provocado inquietud en la zona, ya que esta figura jugaría un rol clave en la organización de los alcaldes de Ñuble con miras a la discusión en ambas cámaras.

“A partir de ahora vamos a depender mucho de los parlamentarios de Arica, Antofagasta, Magallanes y de otras regiones. Tenemos que dejar de mirar este tema como Chillán y las 21 comunas, ya que van a empezar a definir otros, gente que va estar dispuesta a escuchar las críticas y los fundamentos, por eso digo que tenemos que tener contundencia y organizarnos con mucha más fuerza, los alcaldes van a tener que tener un rol fundamental como también las organizaciones gremiales”, sostuvo el senador.

La ausencia de la máxima autoridad de gobierno en la provincia para el parlamentario no solo es un factor negativo en la próxima discusión de la iniciativa, sino también “una mala señal” que revela falta de liderazgo del Gobierno.

“No hay duda que un gobernador debería estar articulando lo que he planteado, la contundencia del último tramo. Se muestra un Gobierno sin autoridad, que claramente manifiesta falta de liderazgo en las grandes cosas, yo creo que el conflicto entre los partidos inmoviliza al Gobierno y eso muy negativo”, recalca.

Alguien que conozca el territorio
Pérez considera que la vinculación y el conocimiento de la zona por parte del futuro gobernador es fundamental a la hora de su designación, considerando los 12 meses restantes del Gobierno.

“Tiene que ser alguien que conozca el territorio, para que pueda ensamblar rápido con el resto de las organizaciones y de los alcaldes. De afuera, vamos a tener una persona que se va demorar por lo menos cuatro meses en conocer la geografía territorial y humana. Me parecería absurdo, a lo mejor es un ejercicio que uno puede hacer al principio del gobierno”, comenta.

Respecto que a nivel local aparezcan dudas en torno la postura que asumirá la senadora Jacqueline van Rysselberghe (UDI) en la discusión del proyecto de la Región de Ñuble,  quien está más cerca del empresariado penquista que ha criticado el proyecto, Pérez fue  enfático en asegurar el apoyo de la hoy presidenta de la UDI.

“Ella estuvo aquí cuando la Comisión de Gobierno sesionó en Chillán y expresó su opinión claramente, por lo tanto, no veo ninguna razón de que eso cambie. Además,  los fundamentos de los empresarios son equivocados y no tienen un sustento. Me llama la atención que organismos gremiales que nunca se han preocupado por Chillán, hoy alcen la voz y digan que cometemos un error”.

En relación a la elección directa de intendentes, que quedó lista para ser promulgada, el senador mantuvo sus reparos a la iniciativa.

“A la gente hay que decirle la verdad, la gente no va elegir su intendente, no es así, va elegir a una persona que es el gobernador, y va haber un delegado que va seguir teniendo las mismas atribuciones del intendente. Por ejemplo, el gobernador no va tener ninguna atribución en materia de vivienda y vialidad... Puede generar un cuadro de decepción y frustración muy grande. No hemos votado en contra, le hemos dicho al Gobierno que la elección del gobernador regional no se va producir mientras no se promulgue la ley de transparencia de competencias, por lo tanto la discusión va estar dada en esa ley”, expresa.

Finalmente, respecto al presupuesto que se destinará el próximo año y su implicancia en la Provincia de Ñuble, anuncia que será “restrictivo” y que financiarán en su mayoría proyectos de “arrastre”.

“El Gobierno Regional ya tiene aprobados 400 mil millones para proyectos y va poder aplicar $110 mil millones, por lo tanto, lo que se va a financiar son solo proyectos de arrastre. El 2017 va ser un año bastante restrictivo, y de hecho todas las comunas los están viviendo, los fondos sectoriales que ellos están postulando o se verán retrasado o se van a demorar. Por ejemplo, hay un compromiso de iniciar este año la construcción del camino, que une Pinto y Coihueco, son 8 mil millones de pesos, y ya la licitación de la mitad está considerada para agosto, con el inicio real de las obras en el año 2018”.

Comentarios