Se entregó cuarto implicado en la muerte de traficante de pasta base

Por: Felipe Ahumada Fotografía: : La Discusión 10:25 PM 2016-12-22

Con decenas de carpetas en los brazos, saliendo de la audiencia de formalización de un adolescente de 17 años,  por el homicidio calificado del microtraficante, Víctor Baeza, el pasado lunes en la madrugada, el fiscal Pablo Fritz, se enfrentó a los medios con una perspectiva general de este delito, que apuntaba a un aspecto más valórico y preventivo que judicial.


“En este caso hay tres adolescentes de 15, 16 y 17 años, además de un joven de 19. Ninguno de ellos tenía antecedentes penales, es más, ninguno había estado vinculado al sistema judicial, de hecho ni siquiera sabían cómo funcionaban. Todos tenían un buen lenguaje y contaban con respaldo familiar, en síntesis, eran todos jóvenes normales que hoy están privados de libertad por un crimen gravísimo y que cometieron porque habían estado bajo influencia de las drogas, alcohol incluído”, planteó el jefe del Ministerio Público de Chillán.


Los primeros tres imputados se entregaron voluntariamente el mismo lunes, mientras que el cuarto, J.C.V. lo hizo en la tarde del miércoles, acompañado de su madre y el abogado Ricardo Robles, en el cuartel de la PDI.


Como ya se ha expuesto, el crimen fue motivado luego que Víctor Baeza recibiera 5 mil pesos por parte de  estos jóvenes para que les trajera pasta base, sin embargo, el fallecido no les trajo ni la droga ni les devolvió el dinero.


El relato que J.C.V. realizó ante el fiscal respalda totalmente el testimonio que habían obtenido de quien, hasta el momento, es la única testigo presencial del crimen “y ratifica que a esta persona lo golpean con palos y un fierro, luego la víctima ya muy malherida trata de refugiarse bajo un vehículo y de ahí lo sacan a fierrazos, para seguir golpeándolo hasta el momento en que este imputado (J.C.V.) le arrebata un cuchillo a otro de los jóvenes que estaba con él y lo apuñala en reiteradas ocasiones, en los brazos, en la zona intercostal y en el pecho”, puntualizó el fiscal.


La cantidad de golpes fue innumerable y aún se debe establecer mediante peritajes si la primera golpiza fue sufienciente para haberle causado la muerte.


Para el comisario Francisco Escobar, de la Brigada de Homicidios, “probablemente, éste sea uno de los homicidios más violentos que hemos tenido en los últimos años, porque ha habido otros con disparos, pero en este caso la víctima recibió muchos golpes de palos, recibió fierrazos y numerosas puñaladas”.


Por tal razón, el fiscal Fritz, quién había formalizado a los primeros tres imputados por el delito de homicidio simple, zanjó la posibilidad de reformalizarlos por el de homicidio calificado, a la vez que no descartó pedir la internación provisoria para el menor F.M.A. (16 años), quien se encuentra con arresto domiciliario total.

Comentarios