Con un preso preventivo debuta Ley de Control de Armas en Chillán

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 09:40 PM 2016-12-21

Relacionado

15 Casos relacionados 
a la Ley de Control de Armas y a la Ley Emilia en Ñuble están siendo estudiados a fondo por la Defensoría Penal Pública, quienes plantean que esta nueva modificación que las afecta serían inconstitucionales.

En febrero de 2015, la Presidenta Michelle Bachelet firmó la modificación a la Ley de Control de Armas, que significa para los infractores -como ocurre con la Ley Emilia- la prisión preventiva casi automática si es que se encuentra en su poder, ya sea en su domicilio o fuera de éste, algún arma de fuego que no esté debidamente inscrita y a su nombre.


Esta modificación, calificada como drástica e incluso anticonstitucional por un considerable número de penalistas, ya ha pesado sobre vecinos de localidades rurales de Ñuble, siendo el hallazgo de escopetas la mayor de las causas.


En Chillán, sin embargo, no fue sino hasta hoy que “debutó” esta ley por sí misma, luego que personal de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) de la PDI detuviera a un vecino de la Población Lomas de Oriente,  quien portaba en la calle una pistola Blow Magnum de 9 milímetros, más 38 balas.


Y desde a las 14.00 horas que está en calidad de preso preventivo por el mismo delito que hasta febrero de 2015 redundaba apenas en cautelares menores como firma mensual.


Víctor Emilio Vega Sáez no parecía estar en sus cinco sentidos al llegar al Tribunal de Garantía. De hecho, al tomar ubicación en la sala de audiencias, la abogada defensora Rocío Burgess debió preguntarle “¿me entiende lo que digo?”. 


El hombre de 28 años respondió afirmativamente y además dio su dirección, nombre completo y Rut cuando el juez se lo solicitó.


Horas antes, cerca de las 08.00 de la mañana de hoy, salió corriendo cuando vio aparecer por su barrio una patrulla de la PDI que estaba haciendo rondas preventivas, no sin antes arrojar la pistola al suelo, lo que no evitó que los funcionarios lo notaran y partieran tras él.


La captura no fue sencilla. Vega Sáez pateó en una rodilla a un subcomisario y le mordió la mano izquierda a otro detective.


En su bolsillo izquierdo hallaron las 38 balas calibre 9 milímetros.


Tras una revisión ocular, la policía no advirtió las estrías que se realizan en los cañones de un arma para darle dirección al proyectil, “por lo que podríamos estar en presencia de un arma adaptada, pero eso debe determinarlo un peritaje técnico”, explicó el comisario Jorge Aguillón, jefe de la BIRO.


Pese a esto, desde el punto de vista judicial, no varía la aplicación de la medida de prisión preventiva.


Por otro lado, la pistola no figura como robada, pero tampoco está a su nombre.


“La señal es clara, hoy los riesgos de portar un arma son claros, quien sea sorprendido con un arma y se le formalice por esta causa, tendrá que ingresar a prisión en forma inmediata”, zanjaron en la PDI.


Cuestionan constitucionalidad
Antonio Guerra, jefe de la Defensoría Penal Pública de Chillán, está precisamente trabajando en estos días en recopilar causas similares ocurridas en Ñuble desde la modificación a la ley.


“Creemos que esto es inconstitucional, tal como el año de prisión preventiva por la Ley Emilia, y de hecho ya hay 15 casos presentados en el Tribunal Constitucional por esta última ley. Revisaremos estos casos y los llevaremos al tribunal”, explicó


Guerra citó casos de prisión preventiva por tenencia ilegal de armas en comunas como Yungay o bien en poder de personas que cometían asaltos. “Pero este sería el primer caso en Chillán de un preso preventivo solo por portar armas, y hay que revisarlos”, cerró el defensor.

Comentarios