Tres comisiones del Senado verán reforma al Código de Aguas

Por: José Luis Montes Fotografía: Mauricio Ulloa 08:40 AM 2016-12-20

Proyecto de ley demoró cuatro  años en ser analizado por la Cámara Baja y podría tomar otro tanto en el Senado, ya que no se observa un fácil acuerdo. Existen opiniones disímiles sobre el tema, que conllevan un debate ideológico relacionado al derecho de propiedad

Ya con el año legislativo prácticamente finalizado, lo más probable es que el Proyecto de Ley de Reforma al Código de Aguas, recientemente aprobado por la Cámara de Diputados, entre a comisiones del Senado recién en el mes de marzo, debido a que aún el Gobierno no ha determinado qué urgencia va a dar al proyecto, lo que tiene que ver directamente con el plazo que tome su tratamiento.

En la Cámara Baja la iniciativa tomó cuatro años y al final salió con una aprobación mayoritaria. No obstante agricultores y algunos parlamentarios aseguran que se trata de una  legislación imperfecta, que requerirá un trabajo más profundo por parte de los senadores.

A nivel regional hay tres congresistas con posturas disímiles, partiendo por Alejandro Navarro (PAIS), quien comentó que es “casi impredecible el resultado que pueda tener en el Senado, ya que desde la oposición han anunciado ir al Tribunal Constitucional si la iniciativa es aprobada, pero varios diputados del oficialismo temen que el proyecto se pueda estancar en el Senado, o ser fuertemente modificado, como ocurrió con otras reforma, por ejemplo, la tributaria”.

Agregó que su voto “estará disponible, pero en la medida de que, efectivamente, el proyecto consagre el agua como un bien de uso público por sobre los intereses económicos particulares, que solo buscan acaparar derechos de aguas con fines especulativos y de mercado en general”.

En la postura intermedia está Felipe Harboe, senador del PPD, quien reconoce virtudes y errores en el texto aprobado por los diputados. El senador plantea que el proyecto tiene una redacción ambigua en aspectos del tratamiento que recibirán los titulares de derechos ya adquiridos. Afirma que tendría errores en el tema del caudal ecológico, que causaría serios trastornos en algunos cauces.  “Mi impresión es que el proyecto que salió de la Cámara de Diputados tiene muchas falencias. Por de pronto el tema del caudal ecológico, si se aplicara literalmente como salió de la Cámara de Diputados, podría afectarse la capacidad de riego de todos los regantes del río Ñuble”, comentó. Agregó que hay legislación en otros países desarrollados que pueden ayudar a cumplir el objetivo.

En tanto el senador Víctor Pérez, de UDI, ha compartido completamente la posición de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), en el sentido que lo que se busca es expropiar los derechos de agua de los regantes. “Con la reforma al Código de Aguas se está hipotecando el desarrollo de la agricultura en el país y se están colocando restricciones que no tienen un sustento técnico, como tampoco se ha considerado la opinión de los regantes”. 

La iniciativa debe ser analizada al menos por tres  comisiones del Senado, que son Agricultura, Recursos Hídricos  y Constitución, y los pronósticos más optimistas estiman que el tratamiento podría tomar como mínimo un año en el segundo trámite constitucional.

Comentarios