Chillán:Proponen trébol o rotonda para descongestionar puntos críticos

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 11:05 PM 2016-12-17

La construcción de obras viales de alto estándar técnico, como tréboles o rotondas, ambas inexistentes en Chillán, son soluciones que la ciudad tendrá que considerar seriamente para dar continuidad al flujo vehicular y reducir los tiempos de desplazamiento hacia los puntos más congestionados y aquellos que enfrentarán tacos de grandes dimensiones en el futuro.

Desarrollar tales soluciones en la ciudad es algo que desde hace un tiempo ha comenzado a sondear el municipio chillanejo, con el fin de que las obras puedan ser integradas a los proyectos que están en fase de estudio por parte de la Seremi de Transportes y el Minvu.

Autoridades y profesionales locales reconocen que no bastará para mejorar las condiciones de tránsito urbano con las millonarias inversiones ideadas para la ciudad, que suman más de $160.000 millones y que están orientadas sobre todo hacia el área oriente.

Además de necesitarían iniciativas más complejas y creativas,  sobre todo para poder dar respuesta a los problemas que se advierten en al menos dos puntos que captan en horas peak a miles de vehículos, como son Andrés Bello con Vicente Méndez y Alonso de Ercilla esquina  Los Puelches.

Para cada una de las avenidas mencionadas existen ambiciosas iniciativas de inversión que están en estudio, en el marco del Plan Maestro de Transportes, las que tienen que comenzar a manifestarse desde el año 2019, cuando comiencen las primeras fases del rediseño de la red  vial chillaneja, donde las más avanzada es la remodelación de Avenida Huambalí.

Lo que se busca es entregar a la ciudad arterias de cuatro pistas con bandejones centrales, ciclovías, parques y otros elementos urbanísticos que apuntan a aportar soluciones reales a la falta de calles, las que ya deben soportar una enorme masa de automóviles, que en la intercomuna llega a 55 mil vehículos.

Los antecedentes municipales indican que en la ciudad las vías están operando al límite y se encuentran saturadas, lo que hace imprescindible el mejoramiento de la red existente y la creación de muchas otras calles.

En el nuevo Plan Regulador vigente están plasmadas todas las arterias que surgirán en el futuro cercano,  cuando las inmobiliarias avancen en el desarrollo efectivo de sus proyectos constructivos, sobre todo en la zona nor- oriente, y las vías que deberán ser materializadas con recursos estatales.

La evolución que ha tenido el sector de la construcción de viviendas se verá potenciado en el futuro,  lo que producirá efectos concretos sobre avenidas como Vicente Méndez, Paul Harris y Andrés Bello, en el sector nor oriente, que en la actualidad ya presentan congestión importante, afectando la calidad de vida de los habitantes.

Esquina crítica
Justamente para darle fluidez al movimiento de automovilistas por esas arterias desde el gobierno local se ha comenzado a pensar en la necesidad de construir en la esquina de Andrés Bello con Vicente Méndez un trébol o una rotonda, que sea capaz de ordenar el tránsito y evitar los enormes tacos que se producen en la mañana y tarde.

El alcalde Sergio Zarzar manifestó que efectivamente al interior del gobierno comunal toma fuerza la idea de promover una obra de ingeniería que facilite el movimiento en una zona donde se produce un nudo vial de proporciones.

En ese lugar se reúnen vehículos que vienen y van hacia Coihueco o las villas y residencias que se siguen construyendo hacia el oriente, con los que se trasladan por Andrés Bello, los que van y vienen desde los numerosos conjuntos habitacionales al norte de Emmanuel o hacia Barcelona.

Se suman las personas que tienen como origen o destino la Villa San Miguel, situada al oriente de la Villa Barcelona, pero no conectada a ella, quienes no tienen un acceso expedito, sino que ingresan por una franja de terreno sin estándar técnico que no está regulada por el semáforo que existe en el medio de este nudo vial.

“Esta solución la hemos analizado seriamente con las direcciones de Obras y de Tránsito. En ese punto se reúnen cinco calles y es muy complicado el paso de los vehículos. Además, el manejo de vehículos mediante semáforos no es la mejor opción, pues para darle fluidez tendríamos que darle tiempos muy largos, lo que implica esperas muy extensas por parte de los usuarios de la ruta”, expone el alcalde.

El jefe comunal agrega que los antecedentes que manejan apuntan a que están dadas las condiciones para que el tema pase a un nivel superior y prosigan los estudios técnicos que deben reunir antecedentes que justifiquen un proyecto de esa envergadura.

El modelo de una gran obra en el sector, con el fin de desbloquear el nudo vial, fue planteado al interior del municipio por el director de Obras, Flavio Barrientos. Agrega que en las próximas semanas espera realizar un prediseño de la obra de ingeniería, que según sus criterios profesionales mejor responde al problema que debe ser solucionado.

El arquitecto sostiene que de manera permanente están buscando soluciones con las que sean capaces de resolver los problemas que existen en la ciudad, y desde ese prisma en esa zona, donde existe un conflicto vial, puede funcionar muy bien un trébol.

No obstante reconoce que una estructura de esa naturaleza tiene costos elevados, por lo que tiene que ser bien fundamentado antes de que se comprometan recursos para su ejecución, algo que por lo demás no tiene el municipio.

Por ello si es que confirmara a futuro la generación de un sistema como ese, que requiere zonas en desnivel, debe ser financiado por el Estado y realizado en función de otros proyectos, como el del mejoramiento de las avenidas Vicente Méndez y Andrés Bello, que si están en la cartera del Plan Maestro de Transportes.

También una rotonda
Para el arquitecto Claudio González Oisel, para resolver el conflicto que se produce en la esquina, donde confluyen varias calles y avenidas,  la solución más aconsejable sería la construcción de una rotonda, dados los costos elevados de hacer un trébol.

El profesional destaca que “en la actualidad tenemos una situación crítica, donde confluyen demasiados vehículos al sector y los semáforos tienen tiempos muy cortos, lo que hace que haya poca movilidad y se registren en horas peak enormes filas de automóviles esperando el paso”.

Agrega que en la actualidad, por una deficiente gestión, los semáforos no son “inteligentes” y no permiten ser modelados a distancia en función de las circunstancias de tráfico, pues carecen de sistemas de televigilancia que son necesarias para este tipo de instrumentos de ordenamiento del tránsito vehicular.

Según su razonamiento, el mejor modelo para la zona sería una rotonda, pues ella permite un tránsito regular mediante señales de Ceda el Paso o a través de semaforización como existen en otra ciudades. “Si se piensa en una rotonda es sin duda mejor a lo que tenemos hoy en día”, comenta.

Sostiene que la rotonda existente en Concepción, en Paicaví con Carrera, es un buen ejemplo de lo que podría ser una solución para el lugar. González Oisel agrega que un trébol puede que no sea la mejor opción, pues requiere zonas con unos giros muy amplios tanto a nivel como a desnivel.

En tanto el arquitecto Víctor Palavecino, ex presidente del Colegio de Arquitectos de Ñuble, destaca que “está claro que el sector está muy colapsado y cualquier cosa que se haga en términos con criterios técnicos será mejor que lo que tenemos en la actualidad”.

Palavecino sostiene que una obra como la planteada podría ser diseñada más al oriente, para enfrentar los problemas viales que se producirán a futuro cuando se unan la avenida Vicente Méndez con la futura Circunvalación, cuyo punto de encuentro será precisamente el cruce a Cato.

Palavecino reconoce en todo caso que la Circunvalación llegará hasta el cruce de Cato en al menos veinte años más, por lo que las soluciones que se implementen en el corto y mediano plazo están plenamente justificadas por la urgencias de resolver problemas actuales.

Por ello recalca que los conflictos que se producen en el sector nor oriente deben ser resueltos mediantes acciones de corto plazo, pero además se deben ir pensando en las soluciones que tendrán que ser implementadas en el futuro.

Ercilla - Los Puelches
Otra obra planteada internamente por el director de Obras de la Municipalidad de Chillán es la generación de un circuito que dé respuesta a los problemas de flujo registrados en el cruce de Alonso de Ercilla-Los Puelches-Diagonal Las Termas.

A este lugar igualmente llegan miles de vehículos, considerando que Alonso de Ercilla es la principal  vía de acceso al sector de Las Mariposas y a los conjuntos residenciales existentes hacia el oriente.

En la actualidad, el Ministerio de Transportes realiza las evaluaciones para modelar las futuras avenidas Alonso de Ercilla, Los Puelches y Diagonal Las Termas en función del Plan Maestro de Transportes, las que tendrán un estándar similar a la Avenida O’Higgins.

Para el arquitecto Claudio González Oisel, en ese cruce de tres calles la solución más aconsejable sería una rotonda, la que permitiría mejorar ostensiblemente el flujo vehicular.

El alcalde Sergio Zarzar, en tanto, plantea que en ese múltiple cruce la rotonda debería haber estado en operaciones por lo menos desde hace 20 años, pues fue diseñada e incluso existen al menos dos calles aledañas que tienen forma de semicírculo, lo que da cuenta del prediseño de la obra de ingeniería.

La rotonda, que hubiera favorecido el flujo vehicular en ese sector de la ciudad, ocupaba sectores del actual Persa San Rafael y la plaza que está frente a ese popular complejo comercial.

Zarzar agrega que en el pasado “gran parte del terreno que estaba previsto para la rotonda fue loteado y se convirtieron en viviendas y en un terreno baldío que ahora transformamos en una plaza. Ahí estaba lista una rotonda y aún ahora existe un cuarto de rotonda que no fue intervenida. No haber realizado una rotonda en Alonso de Ercilla fue una tremenda irresponsabilidad, pues estaban las condiciones para poder hacerla”, plantea el edil.

Lo que debe ocurrir ahora es que el gobierno comunal complete los estudios necesarios para tratar de reponer esa iniciativa, que facilitaría el tránsito vehicular en una zona que es sin duda una de las más congestionadas de Chillán.

El compromiso de las autoridades locales es lograr que en el futuro existan sistemas viales más eficientes para enfrentar intersecciones que se transforman en verdaderos nudos,  dada la alta cantidad de vehículos que transitan por las arterias.

Comentarios