La navegante de rally más joven del país revela primer año de copiloto

Por: Camilo Díaz Fotografía: Gentileza Fca. Aedo 10:05 PM 2016-12-17

Debutó sentada como navegante de su padre, el pinteño Héctor Aedo en el Rally Bío Bío Netmotors en 2016, con tan solo 15 años. Hace un par de semanas hizo lo propio en el MotorShow, fecha cúlmine del Rally Mobil, campeonato nacional del deporte motor donde su padre corrió casi la mayoría de las fechas. Hoy la chillaneja Francisca Aedo, a casi una semana de ser campeona navegante de la N3 de la instancia regional, hace su balance del primer año viviendo en carne propia el rigor, adrenalina y pasión por el rally, que de paso la ha ayudado poder potenciar más la relación con su papá.

-¿Cuál es tu balance de este primer año de navegante? Lo bueno y lo malo.
-El balance que hago de mi primer año de navegante es muy positivo, ya que se dio todo junto a mi padre muy bien. Somos una dupla que junta se potencia mucho más y estoy totalmente agradecida de él por apoyarme, enseñarme y confiar en mí en cada momento de la carrera. También le agradezco haberme dado la oportunidad de participar con él en el rally del Bío Bío y que en mi primer año sea la campeona de la categoría, es algo que me tiene muy contenta ya que es un logro muy importante para mí. A mi edad y poca experiencia no cualquiera lo obtiene. De malo no ha tenido nada, y respecto a si hubieron errores, no fue algo negativo, sino que nos ayuda a ir perfeccionándonos.

-¿Cuántas carreras finalmente pudieron terminar con tu papá en el Rally Bío Bío?
-Hemos terminado cuatro (de seis), y todas con podio: Quillón, Coihueco, Arauco y Concepción. Las cuatro con problemas en el auto, por lo que no hemos podido terminar ninguna carrera con el auto al 100%, siempre hay detalles que nos restan a lo que de verdad podríamos dar. Y las otras fechas del año hemos asistido, pero no las finalizamos por fallos mecánicos que no se solucionan en el mismo momento, como que se comience a encender el auto (quemar) por ejemplo (ríe) o fallas eléctricas.

-¿Qué tal fue el debut en el Rally Mobil. Es mucha la diferencia con la competencia regional?
-Tranquilo y con un poco de disconformidad desde mi parte. Habíamos ido a la fecha de Rancagua anteriormente y no pudimos correr por un tema de auto, y ahora en el MotorShow, en el cual fue mi “debut”, entre comillas, estaba todo “ok”. Hicimos una participación muy buena, con tiempos que nos dejaban en los primeros clasificados para la final, pero por un error que en realidad se podía solucionar y resolver con criterio, se tomó como una decisión de penalizarnos con 30 segundos, con la cual no estuvimos de acuerdo. Luego de intentar buscar algún tipo de arreglo terminamos por acatarla, ya que poco se consiguió al conversar con los comisarios. Así es que respecto al debut, fue finalizado con bastante descontento desde mi parte, pero de todas formas totalmente agradecida una vez más de mi papá, quien me permite practicar este deporte con él.  Diferencia con el Bío Bío (rally) claro que hay, por ejemplo los cuatro días de total participación, eso al comienzo lo hace ser más agotador, es cosa de costumbre. Pero respecto a nivel, encontramos que en el Rally del Bío Bío la competencia es buenísima, la mayoría son grandes pilotos, peces gordos, con los cuales da gusto correr y poder ver qué tal andamos comparándonos con gente que sabes que van bien. Las rutas del regional poseen la misma calidad que del nacional.

-¿Te proyectas a seguir como navegante para el 2017? De ser así, ¿solo con tu papá?
-Solo con mi padre. Me siento cómoda con él y para mí es el mejor, mi ídolo y sé que cuida de mi. Y si Dios quiere, y mi papá también (ríe), seguiría aprendiendo este 2017.

-¿Qué es lo más difícil de ser copiloto, navegante?
-Nada es lo suficientemente difícil o complicado si es que realmente quieres aprender y te gusta hacer lo que haces.

-¿Sentiste algún trato distinto por ser mujer y muy joven dentro del rally?
-Sí, obviamente todos son más amables conmigo porque soy mujer y aparte por mi edad, pero que hayan hecho alguna diferencia fea o que me hayan tratado mal por mi condición de género no, quizás en algún momento me pudieron subestimar y pensar que quizás no lograría mucho, pero con el título obtenido este 2016 queda muy claro que todos y todas tenemos las capacidades necesarias para poder participar en rally. Generalmente los hombres son más entendidos en mecánica y las mujeres no tanto, pero eso no significa que pueda aprender y hacer lo mismo.

-¿Lo bueno y lo malo de correr con el papá?
-Lo bueno es que confío un mil por ciento en lo que hace y sé que jamás se arriesgaría si yo corriera peligro, así es que puedo correr relajada respecto a ese ámbito y aparte lo encuentro seco. Y lo malo, entre comillas, es que quizás no corre al 100% porque va con su hija al lado, y quiere que sea seguro y esa también es una presión y ventaja para los adversarios.

-¿Faltan más mujeres en el rally como pilotos y navegantes?
-No creo que se trate de si faltan o no navegantes mujeres. Lo importante es que si te gusta el deporte, y se da la oportunidad de practicarlo, ya seas mujer o hombre no te bases en los estigmas y que eso no sea el freno a lo que a ti en verdad te gustaría. Solo hazlo, las oportunidades nunca vuelven a repetirse. Aparte yo siempre he sido de la idea de que no hay que basarse en que esto es para hombres y esto otro es para mujeres, si eres bueno haciéndolo está bien, no por correr en rally serás menos femenina o porque el hombre de la casa haga un día el almuerzo dejará de ser masculino, eso ya en estos tiempos está casi obsoleto. De hecho yo me considero muy femenina y preocupada de mí misma y no porque me guste el deporte lo dejaré de ser.

Comentarios