Ponen en duda calidad de graderías que no fueron visadas por Obras

Por: C.G. / E.B. Fotografía: Mauricio Ulloa 10:30 PM 2016-12-16

Las graderías de fierro que han sido construidas en el último tiempo en las canchas de fútbol de diferentes barrios de Chillán, que fueron destacadas como aportes para los usuarios del fútbol amateur,  no tuvieron visto bueno de la Dirección de Obras Municipales, lo que ha provocado que surjan dudas sobre la calidad de aquellas.

En las últimas intervenciones de ese tipo realizadas en la ciudad, con recursos propios del municipio, no habría existido aprobación de la entidad técnica municipal que está encargada, según la Ley de Urbanismo y Construcciones, de verificar que las edificaciones que se ejecutan por entidades públicas y privadas e incluso particulares estén en regla.

Durante el año hubo entregas de graderías en varios estadios de Chillán,  las cuales fueron diseñadas directamente, según los antecedentes disponibles, por la Administración Municipal encabezada por el abogado Ricardo Vallejos, el que tenía la misión de satisfacer de manera eficaz y con premura los requerimientos de los clubes.

No obstante las obras, según fuentes del propio municipio,  no fueron conocidas por la Dirección de Obras que encabeza el arquitecto Flavio Barrientos, el que confirmó que efectivamente los proyectos de graderías no fueron analizados técnicamente por profesionales del organismo que dirige antes de ser ejecutados.

Para muchos, la falta de una inspección previa de los trabajos puede hacer la diferencia entre levantar una estructura capacitada para soportar peso de los hinchas en las graderías y otra que no da garantías en ese sentido, pues carece de estudios sobre fuerzas y resistencia de materiales.

El director de Obras, quien desdramatizó el tema, sostuvo que los proyectos de graderías que fueron ejecutados “no pasaron por esta dirección”. Agregó el profesional que en la medida que no ingresen antecedentes a su unidad, no tienen como realizar estudios. En todo caso, entiende que se trata de trabajos de mantención básicamente.

El concejal Camilo Benavente (PPD) planteó   que los trabajos que fueron realizados en las canchas deportivas de los barrios son “paupérrimos, miserables e indignos del fútbol amateur”. A ello agregó que se trata en algunos casos de estructuras que parecen no dar seguridad.

Por otro lado un experto en prevención de riesgos aseguró a Radio La Discusión que tras una apreciación a simple vista, las estructuras parecen no ser seguras.

Todo esto deberá ser verificado por personal de la Dirección de Obras, con la finalidad de que los proyectos ejecutados por la Administración Municipal cumplan con condiciones de seguridad mínimas para los hinchas.

Sorpresa
Este viernes el alcalde Sergio Zarzar se mostró sorprendido por la eventual falencia constructiva adjudicada al municipio, por lo que antes de entregar una opinión definitiva solicitará los antecedentes de las obras que han sido cuestionadas.

Lo que además está en tela de juicio es la aparente descoordinación entre entidades municipales que deben trabajar de manera mancomunada con la Dirección de Obras, la que designa inspectores técnicos para las iniciativas de inversión local.

Además, este tema evidenciaría diferencias de trato a nivel municipal, pues ella exige a todos los habitantes, empresas y entidades públicas el cumplimiento de normas estrictas de construcción, no obstante no estaría satisfaciendo algo tan básico como es tener permisos de Obras antes de emprender cualquier iniciativa propia.

Respecto de graderías para canchas de fútbol, el arquitecto del Instituto Nacional de Deportes (IND), Francisco Silva, comentó que existen normas sugeridas por ellos que establecen las medidas de seguridad que deben tener, entre las que se cuentan escaleras de emergencia, ancho de las gradas y distancia entre asientos, entre otros.

Otro tema que fue cuestionado por los propios vecinos, quienes advirtieron problemas en la estructura, fue la reparación del puente del Callejón Maipón, pero en este caso hay constancia que su ejecución fue fiscalizado por el propio director de Obras, Flavio Barrientos. 

Sobre este tema el profesional dijo que “se reforzó una estructura que estaba en malas condiciones y ahora da seguridad para los vecinos”.

Comentarios