Intendente destina mecano a 21 comunas y causa decepción en Ñuble

Por: Roberto Fernández Fotografía: MOP 09:55 PM 2016-12-15

Decepción causó en los alcaldes de Trehuaco, Coelemu y Cobquecura, y en el diputado Jorge Sabag, la decisión del intendente Rodrigo Díaz de distribuir el puente mecano que se está desmantelando en Concepción, en 31 puntos de la región.


Y es que pese al intenso lobby desplegado por el parlamentario para lograr el traslado de la estructura modular a la desembocadura del Itata, finalmente la autoridad regional informó hoy que buena parte de los 1.466 metros del mecano que unía San Pedro de la Paz con Concepción se destinarán a resolver problemas de conectividad en 21 comunas de las cuatro provincias.


La razón principal esgrimida por Díaz para descartar la alternativa de dar viabilidad a la futura ruta costera entre Cobquecura y Dichato, más allá de la equidad territorial, respondió a un factor técnico-económico, pues la instalación del mecano suponía realizar una alta inversión en las cepas y pilotes, de hecho, sostuvo que dos tercios del costo de un puente de gran envergadura corresponde a las bases, en tanto, la carpeta de rodado, que es el equivalente al mecano, representa un costo bastante menor. “Si vamos a construir puentes, tenemos que hacerlo bien, y no un ‘jurel tipo salmón’ (...) Estamos apostando por la construcción de un puente definitivo en la desembocadura del Itata, así como también para el caso del puente Amdel y el del río Laja, y para ello se requieren estudios que permitan definir el mejor emplazamiento”, argumentó el intendente.


De esta forma, también vieron frustradas sus pretensiones los promotores de la instalación del mecano entre Santa Juana y Hualqui (puente Amdel) y quienes proponían utilizarlo entre Laja y Nacimiento.


Puente definitivo
Consultado por el puente definitivo que unirá Coelemu y Trehuaco en la desembocadura del Itata, Díaz explicó que existe un cronograma según el cual, en 2018 debiera concluir el estudio de prefactibilidad de la ruta costera entre Cobquecura y Dichato -que incluye el puente-, para luego, entre 2019 y 2020 realizar el diseño de ingeniería, y finalmente, en 2021 comenzar la construcción, que debiera terminar en 2023.


Sin embargo, reconoció que esto es una probabilidad, pues aún no se conocen los resultados del estudio de prefactibilidad y tampoco existe certeza sobre las prioridades de inversión que tendrá el Gobierno de turno en aquel año.


Distribución del mecano
Según detalló Díaz, en este proceso recibieron solicitudes de 78 puntos de la región, equivalentes a 6.216 metros. Sin embargo, en base a un estudio técnico confeccionado por la Dirección del Vialidad del MOP y tras consultar con expertos y ex intendentes, la decisión fue salomónica, con criterios de asignación referidos a la rápida instalación y de bajo costo, así como favorecer zonas rezagadas o sin conectividad y potenciar el desarrollo productivo rural, turístico y social.


De esta forma, de los 1.466 metros del mecano, se reservarán 128 metros para eventuales emergencias, en tanto, de los 1.338 metros restantes, un 30,5% se destinará a siete puentes en Ñuble (408 metros); un 25,3% a diez en Bío Bío (339 metros); un 21,6% a seis puentes en Concepción (290 metros); y un 22,5% a ocho viaductos en Arauco.


Las instalaciones, que en la mayoría de los casos permitirán reemplazar precarias estructuras con límites de peso, representarán una inversión total de $9.199 millones, y se ejecutarán en tres etapas, entre 2017 y 2019.


En el caso de Ñuble, en 2017 se reemplazará el puente El Patagual, en Quillón, con 21,3 metros de mecano; en tanto, en 2018 será el turno del Mallocaven, en Ñiquén (30,5 metros); del puente Negro, en Ránquil (27,4 metros); y El Saltillo, en El Carmen (21,3 metros). Finalmente, en 2019 se abordará la situación de los viaductos Collipeumo, en Ninhue (61 metros); y del Perquilauquén, en Ñiquén (88,4 metros); así como también se podrá poner fin al uso de la balsa en el sector Cerro Negro, en Quillón, donde se establecerá el tramo más grande del mecano, de 158,4 metros.


Reacciones
Conocida la decisión, el diputado Jorge Sabag, principal promotor de la opción de la desembocadura del Itata, manifestó su disconformidad y afirmó que está en conversaciones con el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, para concretar un puente definitivo. “Para nosotros es decepcionante porque era una solución estratégica para el desarrollo de la Provincia de Ñuble, futura región, y también para el desarrollo turístico del Maule, Bío Bío y La Araucanía, porque unía tres regiones”, señaló.


El parlamentario agregó que “se ha optado por soluciones individuales, parciales y no por una solución estratégica de largo plazo”, indicando que “nosotros no estábamos luchando por un puente metálico, como el puente mecano, sino que lo que estamos solicitando es solucionar el problema de conectividad”.


De igual manera, el alcalde de Trehuaco, Luis Cuevas, se mostró decepcionado por lo que calificó como “un balde de agua fría”, aunque reconoció que las zonas favorecidas también sufren de graves problemas de conectividad. En ese sentido, se mostró esperanzado en que dentro de tres o cuatro años se pueda concretar un puente definitivo, “para lo cual espero que el próximo Gobierno le dé continuidad a este proyecto”.


Por su parte, el alcalde de Cobquecura, Julio Fuentes, dijo lamentar profundamente la decisión, asegurando que ahora el puente y la ruta costera se ven más lejos. “Siendo optimista, yo creo que tendremos que esperar unos ocho o diez años más”, y si bien reconoció que la apuesta es tener un puente definitivo, planteó que con un mecano se hubiese podido acelerar el proceso. En ese sentido, manifestó sus dudas de que se pueda comenzar la construcción en 2021.


Con un tono más conciliador, pero también decepcionado, el alcalde de Coelemu, Alejandro Pedreros, dijo que “hay que comprender el criterio del intendente” y añadió que si bien esperaban que la estructura se trasladara a la zona, dijo que espera reunirse con Díaz para ver cuál será la solución de conectividad, subrayando la importancia de realizar los estudios respectivos en plazos razonables.

Comentarios