Agenda municipal 2017 busca saldar deuda con parques y plazas

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa G. 09:45 PM 2016-12-15

Un vasto plan de mejoramiento y construcción de plazas está en desarrollo por parte de la Municipalidad de Chillán, que pretende ampliar la cantidad de áreas verdes y de espacios para que la población pueda realizar actividades al aire libre.


Es una antigua aspiración local la generación de parques y jardines multiusos, que permitan reducir el déficit de tales áreas en la ciudad, sobre todo hacia el populoso sector oriente, donde existe una grave carencia en ese sentido.


La entidad edilicia postulará al Gobierno Regional el diseño del Parque Sarita Gajardo, con el objetivo de normalizar un sector que en el pasado fue rescatado y transformado en un área orientada a diversas actividades comunitarias, de tal manera que fueron creados paseos, una cancha de fútbol y otros espacios.


El paseo ciudadano fue creado en dos etapas, de tal manera que en la actualidad el segmento sur se encuentra entregado a la empresa Núcleo Paisajismo, que tiene la concesión de las áreas verdes en Chillán, mientras que la parte norte la mantiene la municipalidad, explica Víctor Fernández, jefe de Aseo, Ornato y Medio Ambiente.


El profesional agrega que existe una diferencia importante en cuanto a la mantención de ambos sectores, pues en el terreno concesionado existe un pozo que provee de agua para riego, mientras que en el municipal el regadío lo realizan camiones aljibes de la entidad edilicia.
Desde el municipio confirman que se encuentran afinando el proyecto técnico que enviarán al Gobierno Regional con el fin de uniformar el extenso terreno de 58.769,06 m2 (casi seis  hectáreas) donde existirán condiciones óptimas para la realización de diversas actividades.


Se espera que el FNDR entregue durante el año 2017 el financiamiento que pedirá la municipalidad, que aún no es calculado, para que los vecinos de ese populoso sector tengan finalmente un parque con condiciones óptimas y de alto estándar.


En el paño que ocupa el parque se pretenden desarrollar amplias áreas verdes que tendrá equipamiento deportivo, juegos infantiles, ciclovías, ciclorutas para la práctica del “running”, iluminación y otros adelantos.


Dado que se trata de un sector bastante grande, equivalente a cinco Plazas de Armas, los futuros trabajos tendrían que ser ejecutados en al menos cuatro fases.


La iniciativa cambia la manera en que el municipio  pretende abordar el mejoramiento de esa zona, pues en el pasado había optado por postular el parque a un innovador programa que le permitiría desligarse de su mantención y concentrarse en el desarrollo de la infraestructura que falta para completar el proyecto urbano.


El área de esparcimiento está ubicado al oriente de Chillán y para el municipio es un sector estratégico, una zona que carece de parques, jardines y arborización como sí hay en el centro de la ciudad.

Dos nuevas plazas
Adicionalmente, cerca de allí, frente al Persa San Rafael,  se realizan trabajos para crear una plaza en un terreno que era usado como estacionamiento por los usuarios de aquel centro comercial, con lo que se pretende recuperar un terreno prácticamente abandonado para convertirlo en un punto de encuentro, planteó Víctor Fernández.


En este caso la renovación de este espacio público no será abordado a través de recursos estatales o regionales, sino que está siendo financiado por la municipalidad con el apoyo de Essbio, empresa que entregó recursos para la losa central donde serán instalados juegos de agua. Fernández sostuvo que, según el cronograma que manejan, esta nueva plaza contará “con calles internas y áreas verdes y será entregada durante el mes de enero próximo”.


Más al oriente, en Lomas de Oriente, se trabaja para crear un nueva plaza en una zona de unos 12 mil metros cuadrados, lo que es una superficie similar a la Plaza de Armas. En este caso dispondrá de áreas verdes, senderos, árboles, áreas de juegos y espacios comunitarios.


Fernández recalcó que el gobierno comunal está interesado en ampliar la superficie de áreas verdes, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida de la comunidad y entregar sitios seguros e iluminados. Agregó que en la ciudad,  con todos los terrenos que han sido intervenidos tanto por la empresa Núcleo Paisajismo como por la municipalidad, ya existen más de 400 mil metros cuadrados de jardines y prados.

HÉROES DE IQUIQUE
Por otro lado, la municipalidad confirmó que insistirán con la ejecución del proyecto denominado “Mejoramiento Plaza Héroes de Iquique” que será postulado al programa de espacios públicos concursables del Ministerio de Vivienda (Minvu) proceso presupuestario 2017.


Para poder ejecutar esta iniciativa, se requerirá previamente la recomendación técnica o RS por parte del Ministerio de Desarrollo Social. La entidad edilicia espera que haya una respuesta definitiva antes de fin de año.


Para este caso, la municipalidad había postulado el año pasado a fondos del Minvu para remodelar una plaza, llamada popularmente como Santo Domingo, que tiene atracciones patrimoniales como la Escuela México o la iglesia que da el nombre el espacio.


El año pasado la Secretaría de Planificación se coordinó con la Unidad de Patrimonio (UPA), pues en las bases de postulación al Minvu se indicaba que obtendría calificación adicional aquellos lugares que estuvieran relacionados con la conservación patrimonial.


Para que un proyecto calificara como espacio público y por lo tanto pudiera postular, era requisito fundamental, según el Minvu, que se encontrara dentro de una zona de conservación histórica o que estuviera emplazado en una zona típica o en torno a un inmueble declarado Monumento Nacional. 


Otro requisito invocado para postular es que el sector que pretende ser mejorado sea un espacio “emblemático”. En este caso se debía justificar con fotografías, documentos históricos, si se trata de áreas fundacionales y además una explicación de por qué es considerado como emblemático o identitario. 


La Plaza Santo Domingo se encuentra rodeada por la Escuela República de México, donde se encuentran los Murales de Siqueiros y Guerrero (Monumento Nacional), la Sala Lázaro Cárdenas, el Museo de la Gráfica y la Iglesia Santo Domingo, a lo que se suma que es un barrio de interés patrimonial. En la plaza figuran monumentos a Arturo Prat y Juan de Dios Aldea. 


La presentación municipal obedece a “la necesidad de rescatar y poner en valor este importante espacio público, desde entender su importancia patrimonial, su relación con el entorno y su activo uso por parte de niños y adultos mayores principalmente”. 


El proyecto, costaría alrededor de 722 millones de pesos, cifra que contempla tanto el diseño como posterior construcción por parte de la empresa que se adjudicaría las obras. 


Lo que se busca es concretar un mejoramiento integral que incluye el rescate de elementos urbanos actualmente sin uso, tales como la pileta adyacente a la calle Claudio Arrau, equipamiento y juegos.


El principal objetivo del remozamiento postulado al Minvu es valorizar la identidad cultural chillaneja ligada a las artes plásticas y visuales. Por ello, se propone un espacio público único que pueda dar cabida a diferentes actividades artísticas y que además conmemore a los artistas nacidos en Ñuble, tales como la escultora Marta Colvin (1907-1995) o el pintor Arturo Pacheco Altamirano (1905-1978).


Se pretende que sea un lugar reconocido por su actividad artística y cultural, además de convertirse en la antesala de los murales de la Escuela México.


Ese conjunto de obras artísticas es uno de los principales atractivos de Chillán, y es visitado por miles de personas cada año. La última intervención allí se realizó cuando se construyó la primera “Plaza Integradora” del país, inaugurada en enero de 2013. Fue financiada con $50 millones del Fondo Regional de Iniciativas Locales (FRIL).

 

Comentarios