Evitarán uso de baldosas en proyectos para mejorar veredas de Chillán

Por: Jorge Chávez 07:55 PM 2016-12-13

Evitar el uso de las tradicionales baldosas en los próximos proyectos de mejoramiento de céntricas veredas que se preparan para Chillán es la intención de la municipalidad local, según adelantó el alcalde Sergio Zarzar.


Problemas en la mantención de los pequeños revestimientos y la consecuente inseguridad para los peatones cuando se topan con piezas sueltas o rotas, son los factores de riesgo que el jefe comunal advirtió como argumento sólido para plantear el cambio de material para las aceras que aún cuentan con él, dentro de las cuatro avenidas.


Hermoseamiento de la comuna, pero sobre todo no seguir pagando millonarias indemnizaciones a las personas que desafortunadamente se caen en los hoyos donde antes existían palmetas de baldosas, es hacia donde apunta la casa consistorial chillaneja.


El último pago que tuvo que desembolsar la entidad edil fue a mediados de noviembre pasado, cuando un fallo judicial la obligó a cancelar la suma de $3 millones; monto que se ha repetido al menos en una oportunidad más y otras cifras menores en la última década.


El hecho más reciente del peligroso estado de ciertos tramos de veredas en el centro chillanejo se dio el 5 de noviembre último, cuando una profesora jubilada sufrió una aparatosa caída cuando caminaba por la calle Maipón al llegar a Isabel Riquelme, razón  por la cual la afectada está evaluando interponer una demanda al municipio.


Mejoras
“A mí me preocupa esta situación, pero creo que este es un tema técnico y en muchas ciudades de Chile se está usando lo menor posible. Hoy en día hay baldosas que se instalan a la semana ya están sueltas, a diferencia de trabajos de maestros de hace 20 ó 30 años que aún están vigentes, entonces veo que algo está pasando”, comentó el alcalde Sergio Zarzar.


La autoridad municipal explicó que en los planes de recuperación de aceras que la administración municipal  tiene en carpeta se priorizará el cemento; no obstante, recalcó que se considerará algunas palmetas individuales solo como elementos de ornamentación.


“Pueden ser de concreto con un buen diseño y con mixturas como franjas de baldosas. Independiente de que existen baldosas que se ven bien, tenemos que ser prácticos y primero es la seguridad”, precisó Zarzar.


El gobierno comunal está gestionando el proyecto denominado “Mejoramiento aceras ciudad de Chillán”, iniciativa con la que el municipio se orienta a la reparación de 40 cuadras de veredas de las principales calles de la comuna.


La propuesta es reparar imperfecciones de vías peatonales de todo el cuadrante que conforman las calles 18 de Septiembre, Arturo Prat, Sargento Aldea y la Avenida Libertad, sector particularmente sensible debido a la gran afluencia de transeúntes. 


De acuerdo a las especificaciones técnicas del plan, el trabajo que se plantea cubrirá una superficie aproximada de 28.972 metros cuadrados.

Hermoseamiento
El arquitecto chillanejo José Luis Gacitúa lamentó que la propuesta de mejoramiento de veredas contemple dejar de lado las tradicionales baldosas.
“Es una lástima que se reemplace las baldosas por el cemento, porque se está dejando de lado algo importante en Chillán, que es el caminar. Una forma interesante de mejorar ese andar es la incorporación de elementos que acompañen como la iluminación, mobiliario e incluso las mismas veredas”, indicó el profesional.


Gacitúa enfatizó que con la utilización de este tipo de revestimiento y diseños interesantes se pueden generar ritmos que mejoran el caminar y el espacio público.


“Ojalá que esa decisión se pueda discutir y es importante que ese tema se abra también a los ciudadanos, para que den su opinión, porque no hay que olvidar que las veredas de cemento también ayudan a que aumente la sensación térmica en época de altas temperaturas”, añadió.


El arquitecto Mauricio Cancino coincidió con la crítica de Gacitúa de rechazar el que se deje de lado las baldosas, aunque destacó la intención de ofrecer vías seguras al peatón para evitar accidente y se animó a mencionar algunas alternativas para que el cemento no impacte tan negativamente a la urbe.


“Lamentablemente lo que se busca es generar una superficie segura de circulación y punto. De ser así, propondría realizar veredas de concreto con adición de colores, que sería una solución simple con la cual se podría hermosear nuestra ciudad; creo que el asunto de fondo no es la solución, sino como se aplica”, indicó.

Comentarios