Al debe en reciclaje

Por: La Discusión 12:55 PM 2016-12-10

Chillán ha perdido tiempo valioso en modernizar el manejo de la basura, básicamente porque en los últimos años no ha existido interés político por el tema, ni una situación compleja que lo ponga en la agenda local como la que vivieron algunas comunas de Santiago, en noviembre pasado con la recolección, ni tampoco de colapso del relleno sanitario que recibe los residuos de la ciudad, como sí ha ocurrido en otras comunas. 


Lamentablemente, por el hecho de estar tranquilos en el presente se ha descuidado lo que sucederá en el futuro. De hecho, debería ser precisamente el tiempo en que no existen urgencias que resolver, la oportunidad para realizar análisis y propuestas de fórmulas para el largo plazo, pensando en el crecimiento que está registrando la ciudad e incorporando las nuevas tendencias mundiales en esta materia. Además, nada asegura que el presente siga tan tranquilo, pues un eventual conflicto laboral, por ejemplo, puede alterar el servicio de recolección o el relleno sanitario verse superado en su capacidad, situación que ha sido denunciada por concejales de Chillán Viejo y que sería conveniente aclarar. 


Lo concreto es que estamos atrasados y las iniciativas impulsadas por el gobierno local han sido débiles. De hecho, que en la edición se constate que en un año se hayan reciclado 15 toneladas de residuos no debería ser motivo de celebración si se piensa que el plan de reciclaje fue lanzado hace 5 años y aún no logra despertar suficiente interés en la ciudadanía, básicamente por deficiencias en su difusión y cobertura territorial.  


La realidad es que éste es un tema que no da votos y es de largo plazo, de modo que excede un período alcaldicio. Por lo mismo, se ha actuado sin convicción y con presupuestos reducidos que le han restado impacto y alcance.


Pero el inicio de un nuevo gobierno comunal siempre brinda la oportunidad de aprender de los errores y corregir el rumbo, de modo que lo esperable es que se instale una visión superadora de lo realizado en los últimos años y quienes definen las políticas públicas locales comiencen a ir a la par de las nuevas tendencias de desarrollo urbano y ambiental.


Es importante enseñarles a las personas que la basura puede ser útil. Los desechos orgánicos, por ejemplo, pueden convertirse en abono mediante el procedimiento de compost, abono orgánico rico en nutrientes y que no demora más de dos meses en generarse. Esto no solo contribuye al medio ambiente, sino que es una oportunidad de negocios. Sin embargo, se requiere previamente una selección de los desechos desde el hogar, ya que debe separarse la basura orgánica del resto de los desperdicios para ser sometida al procedimiento de conversión en abono orgánico. 


El posible uso energético es otra oportunidad en el manejo de residuos, ya que si bien es efectivo que se requiere una inversión inicial importante y una cantidad de desechos considerables para que sea rentable su producción, podría pensarse en establecer un sistema de incentivos para este tipo de nuevos estudios y negocios, donde una planificación de carácter asociativo resulta clave. Dicho de otra forma, esta perspectiva permitiría el desarrollo de economías de escala, en los distintos ámbitos de la gestión de residuos, ampliando una solución eficiente desde el ámbito comunal al intercomunal. 


La educación, el acuerdo público privado, la experiencia internacional y una gestión territorial inteligente son todos elementos a considerar en una planeación a futuro que debe hacerse ahora, cuando no hay urgencias, anticipando escenarios que de no ser manejados correctamente pueden afectar seriamente la calidad de vida de las futuras generaciones.  

Comentarios