¿Un clásico David contra Goliat?

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2016-12-10

El atacante argentino de Curicó Unido, Alfredo Ábalos, fue elegido el mejor jugador de la Primera B este semestre. 


Su entrenador Luis Marcoleta es el técnico más exitoso en esta categoría, con cuatro ascensos y dos en Tercera División.


La planilla de los curicanos es cercana a los $50 millones y el cuadro “tortero” es el puntero invicto del torneo de la Primera B con 31 puntos.


Ñublense, en cambio, tiene un plantel plagado de jugadores que recién hacen sus armas en la categoría, una planilla que no supera los $20 millones, un técnico joven que lleva pocos años dirigiendo en Chile y marcha en el undécimo lugar.


Así, con una marcada e inédita diferencia de planteles que se traduce en disímiles campañas, Ñublense y Curicó Unido reeditarán hoy a las 18.30 horas una nueva versión de uno de los encendidos clásicos de la Primera B, que nació tras esa infartante definición del 2004 en Tercera División cuando los “diablos rojos”  le arrebataron el título a los “torteros” en una dramática definición en Linares.


A pesar que Curicó Unido llega como el gran líder, en Ñublense confían en estar a la altura y dar un gran golpe.


“Trabajamos para hacerle un gran partido a Curicó Unido, sabemos que para hacerle daño tenemos que estar concentrados durante todo el encuentro, muy atentos, como si jugáramos con Colo Colo”, analiza Pablo Abraham, quien repetirá la formación que igualó sin goles con Valdivia.


Entre los canteranos que vivirán por primera vez este clásico en el ámbito profesional, porque lo habían enfrentado en cadetes, está el goleador Lucas Triviño, quien cree que no pueden cometerse errores.


“Sabemos que es un clásico y hay que ganarlo como sea, si hay una opción de gol no se puede fallar, hay que convertirla porque estos partidos son cerrados”, recalca.

UN CLÁSICO
En Curicó Unido también palpitan este duelo con un sabor especial.


El defensor central Franco Betchthold cree que no pueden perder en Chillán.


“Para nosotros es un partido importante y este clásico no lo podemos perder. Nuestro objetivo es ganar para aumentar la distancia con Arica”, revela.


La figura del líder Alfredo Ábalos confesó que la misión es rescatar los tres puntos:  “Esperamos mantener el rendimiento y hacer el trabajo que venimos realizando, el objetivo es ganar este clásico para terminar de la mejor manera el año, con una importante diferencia y seguir en este camino”.


“Es un clásico, Ñublense es un rival joven, pero lo miramos con mucho respeto”, sentenció Eric Godoy.

RESPETO
El DT del líder, Luis Marcoleta, ex técnico de Ñublense, reconoció que respetan mucho al cuadro chillanejo.
“Se tiende a veces a no respetar a los rivales, no es nuestro caso, sabemos que Ñublense con su ímpetu nos puede complicar, además que hoy Curicó Unido es el rival que todos quieren vencer y desata una motivación extra”, analiza.


Los curicanos no pierden en Chillán desde el 2004, cuando en el marco de la definición de la liguilla de Tercera División, Ñublense se impuso en la agonía por 2-1 con un dramático gol de Wladimir Herrera, forzando un partido extra que Ñublense volvió a ganar en Linares por 2-0 para lograr el título y el ascenso.


Desde entonces los “torteros” no han caído en partidos oficiales en el estadio Nelson Oyarzún. Es más, goleó a Ñublense en las dos últimas presentaciones en La Granja por 5-2 y 6-0.


Pero hoy Ñublense quiere demostrar que el lugar en la tabla y la inversión no juegan, y que pueden derribar a Goliat.

Comentarios