En un 16% aumentan los casos de violación en Ñuble durante 2016

Por: Felipe Ahumada 07:40 PM 2016-12-09

La cifra más alta de los últimos tres años exhiben los delitos de violación en la Provincia de Ñuble, según las estadísticas del Ministerio del Interior, entregadas a través del Fondo de Seguridad Pública.


Este delito, uno de los más repudiados y temidos por la comunidad, ha presentado hasta el mes de noviembre de este año un total de 58 denuncias, estos es exactos 10 casos en comparación a todo el año 2014 y ocho más respecto al cierre del 2015. Esto significa un incremento de 16% respecto al año pasado, y aún falta contabilizar todo el mes de diciembre.


En contraste, esta misma fuente estadística asegura que se registraron apenas cuatro detenciones en flagrancia, y el resto fue luego de denuncias posteriores a los hechos, debido a que la enorme mayoría de las víctimas suelen ser menores de edad atacados por parientes, cercanos a la familia o personas de su entorno social cotidiano.


Este año también hubo casos sin resolver, como el que afectó a una vecina de 57 años, domiciliada en el sector del Puente El Saque de Chillán, a cuyo domicilio entró una persona por la ventana, en la madrugada del 6 de junio, y tras amenazarla con un cuchillo, la agredió sexualmente, lo que fue constatado posteriormente en el Hospital Herminda Martín, sin que hasta la fecha se sepa quién fue el agresor.


De hecho, la comisario Carolina Zúñiga, jefa de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de la Policía de Investigaciones de Chillán, asegura a LA DISCUSIÓN  que el perfil del abusador o violador no es el de un delincuente común y por eso son complejos estos delitos, porque ocurren en un tiempo amplio de investigación. “El mayor enemigo del delito sexual es el silencio”, explica, a la vez que por ser un delito impredecible es muy complejo establecer las razones de un alza, ya que en similares circunstancias, el mismo delito puede bajar, como así lo demostraron los años 2012 y 2013, que exhibieron 80 y 60 denuncias respectivamente.


Prevención
Cifras de la PDI certifican que el 79% de las víctimas de agresiones sexuales son menores de edad.


Así se desprende del informe anual de la institución policial a nivel nacional.  Se trata de 4.890 denuncias, de un total de 6.190 registradas en 2015.
Lo más complejo de todo es que “las denuncias suelen ser extemporáneas, entonces es muy difícil conseguir evidencias, las lesiones desaparecen con el tiempo y eso es un factor que juega siempre en contra a la hora de establecer la verdad”, insiste Zúñiga.


Por eso es que en los talleres de la Brisexme lo esencial es “apuntar a la prevención y el autocuidado, y sobre todo a denunciar los hechos en forma inmediata”,.


Durante el año 2015 se realizaron cerca de 200 talleres y Coihueco fue una de las comunas donde más se trabajó, ya que es una localidad con alta tasa de violencia intrafamiliar, delito que puede tener como unas de sus múltiples aristas las agresiones sexuales.


“Al tener cercanía con los apoderados, con los profesores y con la comunidad, podemos identificar eventuales abusos, obtener diligencias y visualizar si los niños, niñas y adolescentes tienen algún rechazo con ciertas personas”, explica la jefa de la Brisexme.


Finalizado el periodo escolar, la brigada de la PDI enfocará sus campañas de verano en juntas de vecinos, especialmente en zonas de alto interés turístico y en empresas, aunque la propia comisario aclara que “esto es solo para poder llegar a un máximo de receptores, ya que es un mito eso de que en verano hay más abusos porque las mujeres andan con menos ropa”.


Finalmente, en el caso de los menores de edad agredidos sexualmente, estos suelen mostrar cambios de humor y de conducta drásticos, así como problemas en el colegio, por lo que la recomendación es estar alerta a estas señales y siempre escuchar a los niños.

Comentarios