Piden penas de cárcel para asesor del senador Navarro

Por: 09:15 AM 2016-03-18

En Chillán se le conoció como el caso “Carlitos” al hecho que tuvo repercusiones mediáticas. Trataba sobre la disputa entre una ex pareja de convivientes y la legítima paternidad sobre un niño, quien recibiría una fuerte suma de dinero por concepto de herencia si, en cambio, se demostraba que su real padre era un empresario mexicano, quien se relacionó anteriormente con la madre de este menor, Viviana Muñoz Parra.

Quien figuraba como denunciante de un montaje para quitarle a su legítimo hijo era Carlos Acevedo Cifuentes,  asesor del senador Alejandro Navarro en Chillán.

Acevedo, quien hizo de su causa todo un movimiento ciudadano, ahora arriesga dos penas privativas de libertad, una de cuatro años de cárcel por concepto de falsificación de documentación y otra de 540 días por haber presentado pruebas falsificadas en el Tribunal de Familia de Chillán.

Esto porque, a objeto de demostrar su paternidad sobre el menor, “el imputado presentó un certificado de ADN que en realidad correspondía al de otra persona, pero adulteró los nombres”, explicó el fiscal de la causa, Juan Rohr, luego que el día de ayer se realizara la preparación de juicio oral en su contra.

Tal examen acreditaba en un 99.99873% que Acevedo era el real padre de “Carlitos”, sin embargo, “acá hubo de por medio una causa de largo aliento que se inició en el Tribunal de Familia y que terminó con una querella en contra del imputado”, puntualizó Rohr, considerando que tras un nuevo examen de ADN, el Servicio Médico Legal descartó absolutamente el parentesco entre el menor y Acevedo.

El imputado optó por no hablar con la prensa, sin embargo su defensor, el abogado Fernando Bustamante, dijo que “buscaremos demostrar la inocencia del señor Acevedo, porque éste es un proceso lleno de irregularidades, con una querellante que es familiar de la señora Muñoz”.

Ayer el senador Alejandro Navarro informó que tiene una nueva encargada de la oficina parlamentaria de Chillán, llamada Claudia Flores.

Comentarios