Epicentro del mountainbike

Por: Rodrigo Oses 2016-12-05
Rodrigo Oses

La geografía de Ñuble, en la última década, ha sido terreno fértil para la práctica y desarrollo del mountainbike, disciplina deportiva que ha reunido en nuestra zona desde aficionados que aman la bicicleta hasta especialistas de nivel mundial y extranjeros con registros insuperables.

A comienzos de 2002, los parajes de Pinto y el sector montañoso de Recinto fueron el epicentro de varios incipientes riders chillanejos que trazaron, cerro abajo, un circuito para organizar torneos, con tallarinatas incluidas, en los que participaban incipientes competidores de la zona y algunos foráneos que elogiaban los circuitos de Ñuble.

La pasión fue creciendo y cada vez más corredores nacionales y hasta extranjeros fueron explorando las bondades de la montaña ñublensina para albergar competencias de nivel nacional e internacional.

Posteriormente, Nevados de Chillán pasó a ser un nuevo epicentro turístico y deportivo que ganó adeptos en Chillán y prestigio en todo Chile.

Todos querían venir a desafiar la zigzagueante geografía de los sectores montañosos de la Provincia de Ñuble que se alzaba como uno de los lugares de Chile naturalmente apto para descensos, subidas, cortes, obstáculos y rectas infernales. Hoy estos sectores son visita obligada de los mejores riders de Chile, quienes valoran su fisonomía para poner a prueba su destreza arriba de una bicicleta, cerro abajo, o cerro arriba. Por eso, cerca de 350 corredores dijeron ayer presente en la última fecha del Nacional de Mountainbike Enduro clasificatorio para el Mundial de Enduro 2017, que se disputó en Ninhue, la cuna de Arturo Prat.

Los exponentes y organizadores alabaron las condiciones técnicas del circuito que albergó las especiales, ratificando que los parajes de Ñuble seguirán siendo el escenario perfecto para la explosión y consolidación de un deporte que regala pasión y adrenalina.

Comentarios