Barrios oriente, sur y poniente concentrarán inversión en seguridad

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Victor Orellana 08:25 AM 2016-03-18

La municipalidad entregó ayer a consultora contratada preinforme, donde se precisan los 22 sectores más peligrosos en la urbe

Documento final debe ser entregado el 26 de abril, y luego de ello debe comenzar el trabajo en terreno

Presionados por recuperar el tiempo perdido durante el año pasado, donde no hubo mayores avances, retomó su actividad el Consejo Comunal de Seguridad Pública, que es parte del Plan Nacional de Seguridad Pública y Prevención de la Violencia y el Delito, del Ministerio del Interior, que a esta altura del año ya debería estar ejecutando acciones concretas.

No obstante durante el 2015 la coordinación municipal de este plan estratégico de Gobierno tuvo evidentes problemas para cumplir ciertos compromisos, lo que derivó en que fuera descabezada y asumiera un nuevo equipo, que ayer tuvo su primera reunión formal con todos los integrantes de la entidad, esto es alcalde, la Gobernación de Ñuble, policías y otras entidades públicas.

El ente articulador de acciones para mejorar la seguridad comunal recibió ayer el impulso definitivo para comenzar a trabajar, luego de que fuera entregado el plan estratégico por parte de la consultora contratada por el municipio, que ahora debe trabajar para obtener    antecedentes cuantitativos y cualitativos respecto de la criminalidad y la sensación de inseguridad existente en la ciudad.

La consultora ICZP, de Ingrid Zúñiga, además de recabar antecedentes de policías, la misma Subsecretaría, la municipalidad, vecinos y autoridades, analizará un documento interno municipal desarrollado a fines del año pasado,  que entre otras cosas identificó 22 barrios donde existiría una mayor tasa de delitos.

El coordinador comunal del programa, Renán Cabezas, comentó que efectivamente durante el año pasado analizaron los datos disponibles sobre delincuencia, llegando a la conclusión que los mayores problemas que deben ser atacados por las estrategias a definir están ligados a sectores poblacionales del oriente, sur y poniente de la ciudad, sin entregar el detalle de los 22 barrios más complicados por la inseguridad.

Recalcó el encargado comunal del programa que es en esas áreas donde debieran enfocarse las iniciativas de inversión que serán financiadas con los recursos -alrededor de $700 millones- que pondrá a disposición municipal el plan de gobierno durante este año y el 2017.

Agregó que tras entregarle a la consultora el diagnóstico previo, donde se consignan los barrios más conflictivos de la ciudad, esperarán los resultados del trabajo de aquella, que debiera entregar un detalle más pormenorizado de los sitios donde se dispara la tasa de delitos en la comuna.

El alcalde Sergio Zarzar confirmó que efectivamente existen sectores de la ciudad donde la delincuencia está más enraizada, pero valoró que para eliminar la inseguridad existe un mayor compromiso de la comunidad y ahora recursos estatales para aplacarla.

La municipalidad, según el cronograma inicial, debería haber partido efectivamente el año 2015 con el diagnóstico y el diseño de estrategias que apuntaran a generar una comuna, y sobre todo barrios,  más seguros, pero dado el atraso todo se debe concretar durante un plazo de dos años.

Admiten atraso
La representante de la Subsecretaría de Prevención del Delito en la ciudad y contraparte del municipio en el desarrollo de este programa, Carolina Ahumada, reconoció ante las autoridades que hubo retraso en la ejecución del programa a nivel local, pero según explicó la brecha se estaría cerrando.

La próxima reunión del comité comunal se debería efectuar antes del 15 de abril y en ella se espera que la consultora de Ingrid Zúñiga presente avances concretos en el diagnóstico y Plan Maestro que se deberá aplicar en la ciudad.

Carolina Ahumada precisó que la Municipalidad de Chillán aún no recibe los más de 700 millones de pesos comprometidos desde el Ministerio del Interior para financiar las iniciativas que serán implementadas en diversos sectores de la urbe.

Es más, agregó que la subsecretaría no define el modelo de transferencia de los fondos que beneficiarán a la ciudad, por lo que no puede precisar si se entregará de una vez el monto total asignado, parcialmente, o según se vayan ejecutando los proyectos.

Tras la reunión para analizar el grado de avance del diagnóstico el Consejo Comunal de Seguridad Pública se reunirá el 26 de abril con el fin de conocer el informe definitivo, donde serán reveladas las cifras que marcan la delincuencia a nivel local y donde se deberán invertir los recursos estatales.

Tras ello, corresponderá a las diferentes instituciones locales definir cuáles serán las iniciativas que serán financiadas, pero en general en las comunas donde está en ejecución el plan se apuesta por renovar espacios urbanos, instalar luminarias, crear áreas verdes y plazas, además de planes psicosociales que contribuyan a la prevención de delitos.

Sondeo de opinión permitirá tener una “visión holística” de problemas locales
Alrededor de mil personas de la ciudad serán encuestadas por la consultora ICZP en las próximas semanas, con el fin de generar el diagnóstico contratado por el municipio.

El trabajo, dijo Ingrid Zúñiga,  será realizado de manera participativa, siendo uno de los soportes básicos el sondeo que será realizado en la ciudad y donde se contempla el concurso de unas mil personas, entre ellos 400 escolares mayores de 14 años y 500 adultos.

Lo que se busca es que a través de datos numéricos, y sobre todo, con el reporte de las personas, sean identificados los sectores peligrosos y las razones de aquello.
Además se busca registrar las causas que llevan a que las personas sientan inseguridad, insumo básico para las acciones que serán implementadas.

El trabajo estadístico se complementará con focus group y entrevistas, donde participarán autoridades y representantes de entidades públicas y privadas de la ciudad. Se suman además actividades en terreno con el fin de conocer la realidad de los diferentes barrios de la ciudad.

Según la consultora, se pretende generar una “visión holística” de la ciudad a través de toda la información disponible, que debe ser procesada y condensada en el informe que deben entregar el 25 de abril.

La consultora tiene como objetivos identificar factores de riesgo, recoger de la comunidad las principales necesidades, localizar iniciativas, evaluar resultados y generar un mapa general de la ciudad respecto del tema de seguridad vecinal. 

Comentarios