Gobierno y NM comprometen priorizar proyecto que crea Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin 11:25 PM 2016-12-03

“Junto con este acto de firma, estamos dando un paso más, un paso largo y firme en este largo caminar hacia un Chile más descentralizado, donde sus regiones se construyen desde su gente”, fue la frase con la que la Presidenta, Michelle Bachelet, coronó el acto de firma del proyecto de ley que crea la Región de Ñuble, desarrollado en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la U. del Bío-Bío, el 20 de agosto de 2015.

Quince meses han transcurrido desde aquel hito, y si bien la iniciativa está a punto de completar la mitad de su camino legislativo; su tramitación no ha sido todo lo rápida que se esperaba.

Desde fines de septiembre, el proyecto se encuentra en la comisión de Hacienda del Senado, a la espera de ser despachado a sala, y así culminar su primer trámite constitucional.

Pese a la dilación, que se produjo en gran parte por la discusión de la Ley de Presupuesto durante noviembre; si en la próxima sesión de la comisión, que está fijada para el martes 13 de diciembre, se vota la iniciativa, se podría cumplir con los plazos para que el proyecto llegue a la Cámara de Diputados antes que culmine el presente período legislativo, en enero.

Reunión de la Nueva Mayoría
Paralelamente, la semana pasada se produjo un hecho político gravitante para las expectativas del proyecto ñublensino.

El jueves se realizó la primera reunión entre el Gobierno; los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría y los jefes de bancada; para definir la priorización de los proyectos de ley que serán tramitados en el último año de administración de la Presidenta Bachelet.

Sobre la mesa había 154 iniciativas legales, de las cuales, solo 50 tendrán prioridad para que salgan antes que culmine el actual mandato, es decir, antes de marzo de 2018.

La creación de la Región de Ñuble se encuentra en una posición intermedia (forma parte de los 54 proyectos que están recién en primer trámite constitucional en el Congreso). Hay otros 52 que ni siquiera han sido ingresados al Parlamento, entre los cuales figura la modernización del sistema de pensiones, la nueva Constitución o la ley de migraciones. Estos, pese a no estar convertidos aún en iniciativas legales, fueron relevados por el Ejecutivo, que fijó tres criterios para priorizar su agenda: avance legislativo, viabilidad política y sustentabilidad financiera. De ahí que sea clave la aprobación que tenga la Región de Ñuble en la comisión de Hacienda del Senado, ya que dicha venia marcará su derrotero en lo que resta de tramitación.

Tanto el senador, Felipe Harboe, como el diputado, Jorge Sabag, adelantaron hace unas semanas que sus respectivos partidos (PPD y DC) estaban comprometidos con la Agenda Descentralizadora, y en particular, con la creación de la nueva unidad administrativa, proyecto que defenderían en la reunión con los demás partidos.

Finalmente, el jueves pasado se llegó a la definición de seis ejes prioritarios para la Agenda Legislativa en lo que resta de Gobierno: Reforma Educacional (Reforma a la educación superior, Nueva Educación Pública o desmunicipalización, y correcciones a la ley de Inclusión); Proceso Constituyente (el Ejecutivo incluirá el ingreso de la reforma al capítulo XV de la Constitución, iniciativa que permitirá al Congreso -por 3/5 de sus miembros- modificar el mecanismo de cambio a la Carta Fundamental); Pensiones (proyecto de AFP Estatal y las restantes iniciativas que deriven del proceso de diálogo que lleva a cabo el Gobierno; Política de Infancia (se priorizarán cuatro iniciativas); Despenalización de la interrupción del embarazo y Agenda de Descentralización.

Esta última está compuesta por cinco proyectos, dos de los cuales están a punto de aprobarse en el Parlamento: reforma constitucional de elección directa de gobernadores regionales, que está en tercer trámite, y que será visto por una comisión mixta el próximo 12 de diciembre; y traspaso de competencias (descentralización), también en tercer trámite en el Senado, para votar en sala. A ellos se suma la Ley Orgánica Constitucional de Elección Directa de Gobernadores Regionales, cuyo ingreso está pendiente, y que ocurrirá una vez se apruebe la reforma constitucional. Ésta será prioridad, ya que el Gobierno apostará por conseguir los votos que permitan los primeros comicios en 2017. 

Completan la Agenda Descentralizadora el proyecto que crea la Región de Ñuble, a punto de completar su primer trámite, y el de Responsabilidad Fiscal Regional, cuyo ingreso está pendiente.

Además de los seis ejes emblemáticos, se incluyeron en el listado prioritario de la Nueva Mayoría, siete proyectos en el área de crecimiento económico.

“Sí está priorizado”
“La reunión de la Nueva Mayoría se abocó a definir los grandes temas legislativos, entre ellos, el aborto en tres causales, la reforma a la educación superior y la agenda descentralizadora, dentro de la cual están tanto la elección de intendentes, como la creación de la Región de Ñuble”, sostuvo el senador Felipe Harboe, quien recalcó el compromiso presidencial que tiene la iniciativa, el cual se ha visto reflejado en la constante urgencia que le ha dado el Ejecutivo a la iniciativa.

“Nosotros lo planteamos en el comité político y fue entendido así. Lógicamente, no se trata de un proyecto que tenga relevancia nacional, pero sí está comprometido dentro de la Agenda de Descentralización y es uno de los que está priorizado”, manifestó el parlamentario.

Quien también confirmó la mantención del proyecto entre los que el Gobierno espera concretar antes de culminar su período, fue el diputado DC, Jorge Sabag.

“La Región de Ñuble es un compromiso presidencial que hay que cumplir, y va a tener prioridad en el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, ya que estamos convencidos de la importancia de esta iniciativa para el desarrollo y el progreso de un territorio que converge en una misma historia, identidad y vocación territorial”, aseveró.

Y agregó: “Por eso, como partido, ya entregamos nuestro compromiso con la creación de la nueva Región de Ñuble. Sin lugar a dudas, el trámite en el Senado ha sido más lento de lo esperado, pero quitémosle dramatismo, que los tiempos legislativos se van a cumplir”, manifestó, añadiendo que junto a un grupo de alcaldes de la provincia, se reunirán en los próximos días con el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, “para reafirmar este compromiso con nuestra provincia y futura región”.

La diputada del PPD, Loreto Carvajal, también defendió ante su bancada la importancia de concretar la iniciativa ñublensina.

“Hay una batería de proyectos que están en el Congreso que tienen relación con varias materias, y lo que ha hecho el Gobierno, junto a las bancadas y presidentes de partidos, es coordinar una posición en común. En ese sentido, me pareció muy importante exponer acerca de la necesidad de avanzar en la agenda descentralizadora del Gobierno, especialmente en lo que tiene relación con la creación de la Región de Ñuble y la elección de intendentes”, afirmó la parlamentaria.

Y añadió: “La creación de la Región de Ñuble es un anhelo que esperamos se haga realidad durante el gobierno de la Presidenta Bachelet. Hay muchas expectativas puestas en este proyecto, que actualmente se encuentra en el Senado y que ha tenido una lenta tramitación. También buscamos que la elección de intendentes se pueda concretar durante el 2017. Sabemos que es una meta difícil, sin embargo, creemos que si existe la voluntad política se puede sacar adelante”.

En alerta
Desde la oposición, el senador Víctor Pérez ve con preocupación la postura del nivel central.

“El proyecto está hoy en discusión en el Congreso, pero no vemos señales concretas por parte del Gobierno que nos permitan asegurar que la tramitación se realizará en los plazos comprometidos por la propia Presidenta de la República. Debemos estar alerta, porque este Gobierno está pasando por una grave crisis, y no podemos permitir que estos problemas los pague la Región de Ñuble, proyecto por el cual ha trabajado toda la comunidad organizada de la zona”, dijo.

El parlamentario sostuvo que “en el Senado ha quedado demostrado que éste es un proyecto necesario y urgente, que representa la oportunidad para mejorar el nivel de desarrollo de un territorio que ha quedado rezagado por depender de la Región del Bío Bío. Ñuble tiene no solo una identidad cultural propia, sino que también una identidad productiva, que al depender de otra región, no ha podido desarrollar”. 

Por todo lo anterior, arremetió, “no podemos permitir que el proyecto se retrase, y antes de las elecciones de 2017, la Región de Ñuble debe ser una realidad y para eso tenemos que estar alerta”.

El próximo martes 13 de diciembre, la comisión de Hacienda del Senado retomará sus funciones tras la discusión de la Ley de Presupuesto y la semana regional. Si bien aún no está la tabla, los senadores por Ñuble realizarán las gestiones para que su presidente, Andrés Zaldívar, coloque la iniciativa ñublensina para votación, y pueda culminar así, su paso por el Senado, antes que culmine la presente legislatura.

Comentarios