Diversificando y con cultivos orgánicos se defienden fruticultores

Por: José Luis Montes 09:05 PM 2016-12-03

Los berries se complicaron este año, en especial las frambuesas, que tuvieron significativas caídas en sus valores respecto a 2015

En frutales se evitan monocultivos y se trabaja con combinaciones como nogales, arándanos y avellano europeo, evitando riesgos

Los productores de cerezos salieron bien de las lluvias de la semana pasada, sin embargo, vuelve la inquietud por estos días con anuncios de lluvias para este domingo y el próximo; los de frambuesas están deprimidos por un problema de precios y en el caso de los órganicos, por el mal manejo de controles de exportación que hace pagar a justos por pecadores, comenta el experimentado productor Juan Muñoz.

Diversificar
Agricultores que se han ido achicando en los rubros tradicionales e incursionan en frutales, por más o menos tiempo, como Carlos González Mufdi o Fernando Rodríguez, están embarcados en la estrategia de diversificar con cultivos como nogales, avellanos europeos, cerezos y arándanos, que son rubros que tienen alguna estabilidad, en la lógica de “colocar los huevos en distintas canastas”.

Los que trabajan en agricultura moderna siguen expuestos a los tradicionales vaivenes del clima multiplicados por el calentamiento global, a los que se agregan nuevos factores como los precios internacionales, las enfermedades y la competencia interna.

Responsabilidad
En lo que toca a la frambuesa orgánica congelada ya es “vox populi”, que hubo un problema con rechazos de contenedores, que no cumplían con las normas, lo que tiene la mirada de los exportadores sobre Chile, confirma Juan Muñoz, agricultor de Coihueco: “Hay que tener responsabilidad en esto, porque se daña una imagen que se ha logrado con esfuerzo y que cuesta recuperar”.

Plagas 
Un país abierto al comercio internacional, como Chile, está expuesto a problemas fitosanitarios que pueden resultar graves, como el caso de la Lobesia Botrana o polilla del brote de la vid, que tiene cerrado el mercado de los arándanos orgánicos frescos a EE.UU., y también al arándano fresco convencional, ya que se debe incurrir en gastos de fumigación en destino (EE.UU.)

Cambio de clima
Del clima es poco lo que se puede decir que ya no se conozca. El cambio climático que trae sorpresas como ondas polares, lluvias y vientos extemporáneos, sequía y otros problemas que pueden causar daños mayores en los rendimientos, lo que está obligando a tecnologizar los cultivos con techos, aspas móviles y otros recursos que significan mayor inversión.

Una preocupación en este sentido es el pronóstico de este domingo que anuncia lluvias de intensidad mediana, con vientos entre 20 y 40 km/hr y un martes soleado y despejado con una máxima de 24º, lo que implica seguir aplicando fungicidas en algunos cultivos y productos para evitar partiduras en cerezas.

Competencia 
En lo que respecta a competencia surgen nuevos rivales en el mercado, como los peruanos, con mayores ventajas competitivas, por ejemplo, en arándanos. También está la competencia del mercado interno en que los rubros prometedores, como arándanos, avellanos europeos y los mismos cerezos,  atraen a capitales especulativos, que complican a quienes se dedican a estos rubros.

Tendencias
Los casos de Carlos González y Fernando Rodríguez, son una muestra de las tendencias de la agricultura local. El primero está disminuyendo sus rubros tradicionales como ganadería y cultivos, para incursionar en frutales como avellano, lo que planifica complementar con cerezos y arándanos.

Rodríguez comenzó en forma más adelantada y está en esparrágos, en arándanos, nogales, cerezos y pensando incorporar avellanos europeos. Por si no fuera poca la diversificación productiva, también está incursionando en cebollas de exportación y papas. Cabe señalar que este productor comenzó como lechero y en cultivos tradicionales, los que fue dejando de lado e incorporando riego tecnificado.

Estas tendencias complican a otros cultivos anuales, ya que la fruticultura es un camino de difícil retorno, sobre todo, para los que están abandonando rubros de riego como remolacha, achicoria y maíz -más sus cultivos de rotación- ya que un huerto frutal toma tres a cuatro años en entrar en producción y luego permanecen por un par de décadas.

Comentarios