Los trigos candeales en una década han colonizado a toda la región

Por: José Luis Montes 09:40 PM 2016-12-01

El candeal fue uno de los productos destacados del Día de Campo de Trigo, realizado en la Estación Experimental Santa Rosa. Allí se conocieron novedades de este cultivo que es uno de los pocos está aumentando año a año en la Provincia de Ñuble y la Octava Región y que en una década, partiendo de la nada, se ha popularizado en la zona, hasta representar el 60% de las 20 mil hectáreas que se siembran en Chile aproximadamente.

La expositora Millaray Ponce ayudante de investigación, dio a conocer las propiedades del candeal y su alta calidad de proteína y gluten, que lo hace muy útil en otras aplicaciones, más allá de las tradicional industria de los fideos. Dio a conocer que hay una variedad de trigo candeal desarrollada por INIA que se llama Millán-INIA, con la cual se hace un pan integral blanco de gran aceptación.

En su exposición, el investigador Cristian Alfaro de INIA Rayentue, también destacó las cualidades del candeal y señaló que hay que ampliar sus usos industriales en el país, ya que es la base para alimentos que son muy apreciados en otras zonas, como el Cus-Cus. Destacó también el desempeño de este grano en la zona señalando que su comportamiento productivo es una suma de genética más medio ambiente. 

Señaló que requiere de suelos con profundidad de al menos 90 centímetros, que está diseñada la semilla para producciones de unas 14 toneladas y que en general los productores superan las 10 toneladas por hectárea. Señaló que existe un manual de fácil entendimiento de este cultivo que resulta de interés para los productores.

Cabe señalar que la cadena del trigo candeal, al contrario que el trigo pan, ha logrado establecer acuerdos sobre parámetros objetivos de precio, lo que es un buen aporte para este cultivo que se trabaja con contratos.

En la oportunidad se vieron también trigos de primavera e invierno, un programa de trigos para la elaboración de chupallas, patologías y calidad industrial a cargo de expertos.

La coordinadora general de la jornada técnica de Trigo, Dalma Castillo, sostuvo que “fue una buena jornada que compartimos con 80 productores y profesionales vinculados al sector. En seis estaciones técnicas, presentamos toda la investigación generada por el programa de mejoramiento de trigo. Los productores se llevaron lo que querían saber gracias a una magnífica retroalimentación que se generó en cada una de las estaciones.

“Durante casi 6 horas investigadores, productores y profesionales del agro, hablamos del trigo, para el trigo y por el trigo”, explicó.

Al final de la jornada Castillo agradeció a los asistentes “por escucharnos, por hablarnos de sus problemas desde el mundo real, del día a día en el campo, lo que nos permite confirmar que nuestro trabajo sí tiene un gran impacto en la agricultura regional y nacional”.

Comentarios