Ñublense le perdonó la vida al colista y sigue en deuda como local

Por: Rodrigo Oses Fotografía: : Fernando Villa Quilodrán 2016-11-28

Los “diablos rojos” igualaron a dos con Unión La Calera y dejaron escapar la opción de trepar al séptimo lugar.

Ñublense dejó escapar una inmejorable ocasión para trepar en la tabla de posiciones de la Primera B, tras solo igualar a dos goles con el colista del torneo Unión La Calera en el estadio Nelson Oyarzún.


Los “diablos rojos” fueron incapaces de darle el tiro de gracia a los cementeros, a pesar de ir en ventaja en dos ocasiones. Permitieron que los de la Quinta Región emparejaran el marcador y aguantaran el resultado.


A los 9’ Ñublense ganaba por 1-0 con anotación de Lucas Triviño, quien aprovechó un centro y gran desborde de Felipe Albornoz, de buen cometido por la franja izquierda. 


La apertura del marcador resultó de un fulminante contraataque que se forjó tras una fenomenal tapada de Sebastián Contreras, que ahogó el grito de gol calerano cuando tapó a quemarropa un disparo de Jorge Gálvez. Sin embargo, llegaría el primer error defensivo del cuadro local cuando Gastón Ferreyra decretó la igualdad con un golpe de cabeza, luego que la zaga chillaneja no pudiera despejar un tiro libre desde la izquierda.


Ñublense apostó a mantener la intensidad de juego, explotando las bandas y la manija de Páez, que tras una jugada asociada, Albornoz le hizo un hermoso globito al portero Cousillas.


Pero otro error, esta vez de Améstica, que falló en la marca, permitió el empate de los caleranos que emparejaron el marcador otra vez por intermedio de Ferreyra.


Ñublense sintió el golpe en el epílogo del primer tiempo, y aunque insinuó salir a cambiar la historia en el complemento, se fue enredando en la poblada defensa cementera.


Las lesiones de Ignacio Ibáñez y de Piero Campos, quien fue derivado a una clínica y podría estar meses fuera por una posible rotura de ligamento o menisco en su rodilla izquierda, mermaron el tramado de Ñublense. El ingreso de Jesús Silva por la derecha no generó la profundidad esperada  y Ñublense presionó sin éxito en los últimos minutos. 


La Calera, con un zapatazo de la mitad de la cancha que casi sorprende a Contreras, casi se lleva el premio mayor en el noveno minuto de descuento. Decepcionante empate de Ñublense, que le perdonó la vida al colista y ya piensa en el duelo con Valdivia en el sur.

Comentarios