658 pacientes de Ñuble viajan cada semana a sus terapias en la Teletón

Por: C.Gómez/N.Rocuant Fotografía: Loreto Zamorano 10:25 PM 2016-11-26

El próximo 3 y 4 de diciembre se vivirá una nueva jornada solidaria a nivel nacional, cuando se de inicio a la Teletón 2016, que busca reunir este año más de 30 mil millones de pesos.

A nivel nacional son más de 26 mil las familias que atiende la fundación, que desde 1978 desarrolla programas de apoyo integral para quienes deben afrontar las limitaciones físicas o cognitivas de alguno de sus integrantes.

En Ñuble son 658 los pacientes de Teletón, los que semanalmente deben viajar hasta Concepción y posteriormente a San Pedro de la Paz, para asistir a sus terapias en el único centro de rehabilitación de la fundación en la Región del Bío Bío.

Tal es el caso Francisca, de 15 años, quien tiene una parálisis cerebral que le produjo como secuelas un retraso motor general y una diplejía espástica (rigidez muscular). 

La “Fran”, como la llama su familia, va desde los dos años a la Teletón y junto a su madre, Karina Mercado, estuvieron viviendo casi un año en una de las casas de acogida que tiene el centro, creadas para dar alojamiento a todas aquellas familias que deben trasladarse de ciudad para sus tratamientos.  Actualmente, cada tres meses deben instalarse por un mes en Concepción, para que la menor pueda cumplir con su terapia.

“El año pasado tuvimos que operar a Francisca de ambas piernas.  Éstas se habían girado y era para ella muy incómodo caminar, le producía mucho dolor de espalda y de rodillas, por lo tanto, nos fuimos a vivir a Concepción de lunes a viernes por todo este periodo. Estuvo meses en silla de ruedas, luego pasó al carro, y fue un proceso para que aprendiera a caminar de nuevo”, comentó la madre, quien agregó que en su terapia actual su hija utiliza la “Lokomat”, un robot que tiene la fundación para la rehabilitación. 

Para la familia de Francisca la Teletón ha sido fundamental, porque hoy su hija va al colegio y tiene amigos, tal como cualquier niño de su edad. 

“Uno crea lazos y ve como familia a todos aquellos que pasan por la misma situación que nosotros. Francisca podría haber tenido más secuelas producto de su parálisis cerebral, pero ella es una niña que hace una vida normal y todo eso es gracias al apoyo que nos han dado, tanto a ella en sus terapias como a nosotros como padres”, precisó.

Familia Urquízar Zamorano

Loreto Zamorano y Luis Urquízar forman parte también del grupo de padres de Ñuble que viajan semanalmente hasta el centro de rehabilitación en San Pedro de la Paz. Ellos tienen cinco hijos, tres de los cuales se atienden en la fundación: Emilio, de 16 años (distrofia muscular de cintura); Alejandro, de  7 años, (miopatía congénita “Central Core”); y Mateo,  de 2 años, quien padece la misma patología que su hermano mayor.

Ambos aseguran que el apoyo entregado por Teletón ha sido enriquecedor, a pesar de lo cansador que resulta tener que viajar mínimo tres veces a la semana para las terapias de sus hijos.

“La dedicación que entregan todos los profesionales de Teletón es impagable. Nos hacen sentir queridos. Es como si todos fuéramos una gran familia. A veces es cansador, pero todo se compensa al ver como ayudan a nuestros hijos y por eso preferimos sacrificarnos”, aseguran.

Defienden a Teletón porque la consideran su segunda casa y creen que quienes critican la causa no ven más allá de lo que se muestra en televisión.

“A veces surgen polémicas y hemos tenido que defender harto a la Teletón. Nosotros vivimos día a día esto. Acá no solo se nos brindan las terapias para nuestros hijos,  hay un apoyo integral para la familia. Muchas veces, cuando nos falta dinero para la locomoción, son ellos los que nos costean eso y la gente eso no lo sabe. Por eso hay que vivir esto para poder opinar”, puntualizaron. 

Región de Ñuble y voluntariado

El proyecto que busca crear la Región de Ñuble abre una ventana para que en el futuro cientos de pacientes de la Teletón de la provincia no tengan que trasladarse a otra ciudad para realizar sus terapias.

Lo anterior, a juicio de los entrevistados, serviría para que aumentara las cifras de pacientes, sobre todo de sectores rurales, que terminan abandonando las terapias por lo complicado que les resulta viajar.

Sin embargo, el no contar con un centro de rehabilitación en la provincia no ha sido impedimento para que Teletón desarrolle programas anexos en la zona, tal como lo explica Marcelo León, jefe de voluntariado de Teletón Concepción.

“Ñuble es la única provincia de la región que cuenta con un programa estable de voluntariado. Este se denomina ‘Amigos’ y va ligado al área de ocio y tiempo libre. En este tenemos cinco voluntarios que realizan semanalmente una actividad con pacientes de entre 14 y 17 años”, indicó León, quien agregó que la idea de esto es que los chicos aprendan a trabajar en equipo.

“Acá son ellos los que deben organizarse y decidir qué actividad realizar. Ellos conversan, opinan y definen qué hacer, por ejemplo, pueden decidir visitar a alguna empresa o ir a algún parque, etc.”, explicó.

El jefe de voluntariado agregó que en Ñuble, además, se ejecuta el programa de “Acompañamiento”, donde una dupla de voluntarios visita la casa de los pacientes para trabajar con ellos en siete u ocho sesiones, para cumplir así ciertos objetivos.

Comentarios