Tohá: "Hay un gran respeto a la consecuencia de Fidel Castro"

Por: Susana Núñez Fotografía: Mauricio Ulloa 12:25 PM 2016-11-26

La muerte de Fidel Castro caló hondo en América Latina, ya que la figura del líder legendario de la Revolución cubana fue admirado por su consecuencia y convicción a toda prueba, estilo político que se convirtió en escuela para muchos seguidores del comunismo.

En los últimos años vivió lejos de la política activa, pero su pasado como revolucionario dejó una huella en la historia de latinoamérica, que generó división entre quienes apoyaron su legado y otros que rechazaron la violación de los derechos humanos. Pero a pesar de haber sido un controvertido personaje,  el mundo político reconoce la férrea defensa de sus ideas y principios marxistas.

El ex embajador de Chile, el chillanejo Jaime Tohá ejerció su labor diplomática en Cuba durante el periodo 2006-2008, periodo en que Castro enfrentó serios problemas de salud y deja el poder en manos de su hermano, Raúl.

Uno de los aspectos más destacados de la figura del líder histórico, a juicio de Tohá, fue la capacidad de mantenerse indemne a las presiones externas durante su régimen.

“A pocos días de llegar a Cuba cayó enfermo, por tanto durante mi estadía como embajador no fue fue posible encontrarme con él, porque estaba muy mal durante dos años. Al margen de las diferencias muy legítimas que puedan haber con el régimen imperante en la isla, hay un gran respeto a la consecuencia, eso nadie lo puede discutir, fue su aporte, con el correr del tiempo la política se ha licuado mucho,  es muy flexible, la gente va y viene”.

Un capítulo inolvidable en su relación con Chile fueron los lazos que tuvo con el ex presidente Salvador Allende y su visita por 20 días al país, algo inédito en materia de relaciones diplomáticas entre los jefes de estado.

“Él marca una parte importante de la historia de América Latina tanto en su gesta libertadora como el compromiso del Ché, que marcan un antes y después en el despertar de América frente a una época de completa dominación. Creo que eso lo va colocar con letras de oro en la historia,  al margen  de la evaluación que uno tenga de las características del régimen en si mismo(...)Su aprecio y amistad con Salvador Allende también marcan de una manera muy importante su influencia sobre Chile, y su histórico viaje a nuestro país también quedó como un hito en la historia del país, en 1971,  estuvo cerca de 20 días, una cosa absolutamente inédita por su duración”.

Además, a nivel comercial, con la región del Bío Bío, donde Fidel Castro visitó la Universidad de Concepción y el Chiflón del diablo en Lota,  se lograron importantes beneficios a través de la exportación de pescado, avance que fue destacado por el ex intendente.

“En términos de relación con Cuba, se hicieron cosas muy interesantes en comercio, se avanzó mucho con la región del Bío Bío como en la exportación de pescado. Cuba tiene una dieta a través del racionamiento, tiene asegurada una dosis de proteína que se obtiene a través del pescado seco y buena parte de eso llegaba desde Chile, de lo que se embarcaba en Talcahuano, durante esa época la exportación llegó a su máxima expresión ”

 

Comentarios