Fallo confirma que municipio debe pagar fondos millonarios por veredas

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa Quilodrán 09:20 PM 2016-11-25

Un pésimo historial ha tenido el municipio chillanejo en lo que respecta a demandas por accidentes provocadas por el mal estado de las veredas. 


Y es que en la enorme mayoría de las veces, la Corte de Apelaciones de Chillán falla a favor del afectado que decide interponer una acción judicial en contra de la Municipalidad de Chillán.


De hecho, cada año el municipio provisiona en el presupuesto el gasto de varios millones de pesos para responder por estos líos judiciales debido a baldosas sueltas, agujeros y fallas en los espacios destinados a los peatones.


Fondos que irán esta vez a pagar nuevamente un fallo adverso, debido a que el tribunal de alzada de Chillán, en un fallo redactado por el abogado integrante Juan de la Hoz, sentenció otra vez al municipio a pagar la cantidad de $3 millones a Claudia Carrasco González, por concepto del daño moral que le provocó la caída producto de un desnivel en la acera de calle El Roble, a la altura del 658, el pasado 13 de mayo de 2014.


Las indagaciones demostraron que había baldosas sueltas y “palmetas en pésimo estado de cuidado, muchas de ellas con pedazos menos de su estructura y totalmente despegadas del suelo”. Como resultado del accidente, la mujer se torció el tobillo derecho, el que en definitiva resultó fracturado, además de padecer un esguince en el pie izquierdo y múltiples lesiones de diversa consideración.


Un fallo categórico
¿Debe siempre la municipalidad responder por caídas producto del mal estado de las veredas? 
“Corresponde responder cuando se ha acreditado falta de servicio, que es aquella situación para el municipio cuando éste, debiendo haber actuado, no lo hizo, o lo hizo tardíamente, o lo hizo de manera imperfecta”, explica Pedro San Martín, abogado del departamento de jurídica del municipio, relativizando la respuesta.


Además, para San Martín, no hay una dinámica fija del tipo “caída - indemnización”, sino que “es tarea de los tribunales el ponderar si concurren o no los elementos que configuran la responsabilidad”.


Para los ministros de la Corte de Apelaciones, en cambio, y de acuerdo con el mismo último fallo, la respuesta es sí, debido a que “solo una falta de servicio puede atribuirse el descuido de la obligación de mantener la acera en buen estado de uso, con el peligro que ello implica a los peatones”. 


Además, se aclara en el fallo que   “por falta de mantenimiento o reparación de la acera, o por falta de debida señalización, la municipalidad de esta ciudad está obligada contractualmente en la indemnización de los perjuicios sufridos (por los peatones)”.


Finalmente, el fallo apunta a las consecuencias que son consideradas por el máximo tribunal de Ñuble para ser acogidas, especificando que las lesiones sufridas por la demandante (Claudia Carrasco) son suficientes como para “producir dolor, pesar o molestia en su sensibilidad física o en sus sentimientos, lo que importa un daño moral”.


Otra demanda
En tanto, al pago de $ 3 millones se suma otro reciente anuncio de demanda en contra del municipio. La interpondrá María Díaz, profesora jubilada que sufrió fracturas tras caer en la vía pública al tropezar en una vereda en mal estado. 


El hecho ocurrió el pasado 5 de noviembre, cuando la mujer salió de compras con su hijo. En momentos en que transitaba por calle Maipón al llegar a Isabel Riquelme, Díaz cayó de bruces sobre la vereda al tropezar con un adoquín que estaba sobresaliente. Tras el accidente la jubilada debió ser trasladada hasta el hospital de Chillán donde se le diagnosticaron diversas fracturas, las de mayor importancia en su hombro y rostro. 


“Yo venía saliendo de una galería, por Isabel Riquelme, casi al llegar a Maipón, ahí hay unos kioscos y justo, entre el primer y segundo negocio había un adocreto levantado. Caí y me azoté la cabeza en el kiosco, por eso se me puso la cara morada. Cuando me enderecé me di cuenta que tenía el brazo fracturado porque se me movía solo. Fui al hospital y confirmaron que tenía el brazo fracturado, a la altura del hombro, además de un hematoma en la rodilla”, indicó Díaz. 


Proyecto de veredas
El proyecto de reposición de veredas en Chillán lleva varios años de trámites por conseguir recursos.


De hecho la semana pasada, luego de más de tres años de trámites trabados por la Seremi de Desarrollo Social que no entregó la recomendación técnica al proyecto, el municipio anunció un nuevo intento en la iniciativa para renovar 40 veredas en el centro de Chillán. Un proyecto que fue revisado en  busca de dineros del Gobierno Regional, por $2.630 millones, y que entró en etapa de revisión, antes de nuevamente intentar conseguir el visto bueno de la seremi de Desarrollo Social.

Comentarios