Roberto Bravo saldará su deuda con la tierra de Arrau

Por: Karyn Pradenas Fotografía: La Discusión 09:30 AM 2016-11-22

Finalmente, el sueño del destacado pianista nacional Roberto Bravo se convertirá en realidad el próximo lunes 28 de noviembre a las 20 horas, cuando luego de casi tres años de ausencia, se presente como él añoraba: en el escenario del renovado Teatro Municipal de Chillán.

Ilusión y emoción son las palabras que el artista define a la hora de preguntarle por su presentación, la que según detalla, será un repertorio distinto a los presentados anteriormente.

La cita fue gestionada por La Corporación de Apoyo a la Niñez y Juventud en Riesgo Social, Llequén, que trae a Bravo como una forma de celebrar y compartir con el público chillanejo el aniversario 25 de la institución. La actividad, patrocinada por la Municipalidad de Chillán, será gratuita y las entradas se están repartiendo desde ayer, según precisaron desde el Teatro Municipal.

Concierto
En conversación con LA DISCUSIÓN, Roberto Bravo, hace un recorrido de sus presentaciones en nuestra ciudad y adelanta el repertorio que compartirá el próximo lunes con el público local.

-Finalmente llega a Chillán...
-Tantos años esperando y que finalmente el Teatro se haya hecho una realidad es emocionante. Yo me acuerdo de un concierto que hice allá, hace ya muchos años, con Tito Beltrán, cuando estaba con gravilla. Ahí  también toqué  cuando estaban esas sillas blancas, pero ahora entiendo que el Teatro quedó muy bonito y me hace mucha ilusión conocerlo.

-Usted tiene una intensa relación con Ñuble.
-Hace casi tres años que no voy a Chillán y tocar allá para mí es muy especial, es como un peregrinaje espiritual estar en la tierra del maestro Arrau, entonces siempre es bueno estar allá porque él ha sido un guía, un ejemplo humano.

-Adelántenos algo de su presentación.
-Es un programa que incluye una variedad de compositores, en la primera parte sobre todo, donde tocaré algunas piezas del último disco que grabé este año, que es música  coreana de un compositor joven que se llama Yiruma; después tocaré Bach, Grieg, Debussy luego tocaré música cubana de Silvio Rodríguez y Ernesto Lecuona, para terminar con Piazzolla.

La segunda parte está dedicada íntegramente a música de Frederic Chopin. En total, mi concierto tendrá una duración aproximada de 35 minutos por parte, en total unos  70 minutos.

-¿Cuáles son sus expectativas para este encuentro con el público local?
- Las expectativas de tocar en un lugar por el que siento mucho cariño y por su gente. Creo que es un cariño recíproco, principalmente por este vínculo que siempre tuve con el maestro y con la ciudad. Entonces, es bien especial, más que tocar en otras partes.

Comentarios