Las dudas que han postergado la designación del nuevo gobernador (a)

Por: Karyn Pradenas Fotografía: Mauricio Ulloa 06:55 PM 2016-11-20

La postergación que ha sufrido durante los últimos días la designación del gobernador (a) titular en Ñuble no solo genera inquietud en el mundo político local, sino también especulaciones. ¿Operador político para reforzar el trabajo de parlamentarios oficialistas de cara a las elecciones del próximo año o profesional capacitado para articular a las fuerzas vivas de la provincia en un año crucial para la nueva región?, es la disyuntiva que rodea a los principales dirigentes políticos.

 La otra, es la de la procedencia, donde existe unánime coincidencia tanto en la oposición como en el oficialismo, respecto a que la autoridad tiene que ser de Ñuble. 

“No pertenezco a la coalición gobernante, pero creo que dentro de la Nueva Mayoría de Ñuble existen personas con las competencias para asumir esa responsabilidad. Creo que en medio del proceso de creación de la nueva región es un despropósito nombrar a un gobernador de Concepción. No es una crítica personal, conozco a Andrea y tengo un muy buen concepto de ella, se trata de un tema de fondo: el gobernador de Ñuble debe ser de Ñuble”, afirmó el ex consejero regional Cristian Quiroz, quien alista su candidatura a diputado por el partido País, aludiendo además al nombre de Andrea Saldaña, directora regional de la Junji (MAS) quien suena con fuerzas para ocupar la testera de la Gobernación provincial. 

Respecto a la dilatación en el nombramiento, Quiroz asegura que si bien administrativamente la dependencia sigue funcionando, la subrogancia trae consigo perjuicios políticos.

“Desconozco la razones de la demora en el nombramiento. En las otras provincias donde hubo cambio, el tema ya está resuelto. Espero se regularice a la brevedad, porque si bien la institucionalidad funciona con él subrogante, éste no cuenta con el piso político efectivo para llevar adelante temas relevantes en este momento, como por ejemplo la negociación presupuestaria y el proceso de Ñuble Región”

Lo esperable, agrega Quiroz,  es que “quien asuma sea una persona de Ñuble, que conozca la zona y esté interiorizado de nuestras demandas. La idea es que sea un aporte para la comunidad y no un operador político".

Aunque por una cuestión de equilibrios políticos el cargo corresponde al MAS, también está la posibilidad de que la autoridad pertenezca a uno de los partidos de los parlamentarios de la zona, pensando en el trabajo territorial de cara a las elecciones parlamentarias del próximo año. 

Quiroz afirma que “más allá del partido, confío en que la presidentes resolverá con responsabilidad y espero no se deje presionar por parlamentarios de la zona”.

Prudencia
Desde la Nueva Mayoría no dramatizan con la espera en el nombramiento. 

El presidente provincial de la Democracia Cristiana, Carlos Arzola, califica como prudente el que se analicen durante el tiempo que sea necesario, las posibles cartas.

“Con especulaciones es muy difícil hacer un análisis político, uno lo podrá hacer posteriormente al nombramiento, pero se indican muchas veces nombres para desviar la mirada y, por regla general, es información que viene de alguien que sabe”, comenta.  

Arzola reconoce que existe algún problema en el gobierno para no haber saldado aún el nombre, pero confía en la prudencia.

“Creo que esta cuestión son trascendidos no más, evidentemente que han tenido alguna dificultad para poder nombrar al gobernador de Ñuble porque por algo aún no lo han hecho, pero es bueno que se tomen el tiempo necesario para poder nombrar a la persona con las mayores competencias posibles”, dijo, añadiendo que en la provincia hay personas capacitadas para asumir el desafío”, añade.

Oposición
Desde la oposición, afirman que la crisis de credibilidad que enfrenta el Gobierno ha gatillado la postergación en el nombramiento de la principal autoridad en Ñuble. 

“Un Gobierno con tan poca popularidad, con tanto fraccionamiento interno, con tanta disputa interna como se ha podido ver estos días, necesariamente va a tener problemas para cambiar autoridades, primero porque la gente valiosa, la gente que realmente pudiera ser un aporte en la provincia de Ñuble y el resto del país lo piensa muy bien antes de integrarse a un gobierno que está tan cuestionado como este y segundo no va a ser fácil reemplazar a una persona que viene de un partido que se salió de la Nueva Mayoría, por lo tanto la pregunta es ¿ a quién le toca?”, analiza Frank Sauerbaum, presidente regional de Renovación Nacional, quien agrega que “si ese partido que era el MAS ya no está dentro del equipo, las disputas de poder y las presiones deben ser muy fuerte entre los distintos parlamentarios y los partidos políticos que componen la Nueva Mayoría. Y pensando en la elección parlamentaria, claramente la influencia de quienes quieren ser candidatos también pesa, por lo tanto debe ser una situación difícil,  se mezclan esas dos situaciones”.

Respecto a posibles nombres, Sauerbaum dice que debe venir de Ñuble.  

“Hay gente de las universidades, gente que viene del mundo gremial, gente importante sin duda que es de la Nueva Mayoría y que tiene un nombre que cuidar también y que tienen una trayectoria, yo no puedo desconocer por ejemplo la trayectoria que tiene la familia Tohá en Ñuble, por decir un nombre, pero se me ocurren algunos más como Manuel Bello, gente que tiene una relación con Ñuble y esta gente tiene que pensarlo muy bien por esto mismo”.

Comentarios