Analistas coinciden:"freno de la economía regional es algo puntual"

Por: Roberto Fernández Fotografía: Archivo 11:05 AM 2016-11-20

Esta semana, el INE reveló que el Indicador de la actividad económica regional (Inacer) de Bío Bío para el tercer trimestre se contrajo un 0,5%, lo que se explicó principalmente por el comportamiento negativo de los sectores energético, silvoagropecuario y de la construcción, entre otros.

En opinión del seremi de Economía, Iván Valenzuela, esta baja “se debe a una situación particular de algunos sectores económicos en la región” y explicó que “este impacto se produce por el factor estacional (trimestre julio-septiembre) que afectó al sector silvoagropecuario y en el caso de la generación y distribución de electricidad, está asociada a la escasez hídrica”.

Valenzuela destacó, además, que la Región lleva un crecimiento acumulado de 2,1% en lo que va del año, “por lo tanto, continuamos en la senda de crecimiento más que el país (1,6%). En el primer trimestre tuvimos un Inacer de 3,7% y en el segundo trimestre, un 3,2%”.

Sin embargo, en el empresariado la cifra generó preocupación. Ronald Ruf, gerente de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción (Cpcc), manifestó que “vemos con preocupación que el Inacer refleja una clara tendencia a la baja, durante 2016, en nuestra actividad económica regional, lo que contrasta con el año 2015 en que la economía del Bío Bío creció, desde un -0,8% en el primer trimestre, hasta un 3,1% en el cuarto periodo”, y advirtió que la baja en la generación eléctrica “pareciera indicar que la actividad industrial está realizando ajustes por segundo trimestre consecutivo”.

Alta volatilidad
En opinión del decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío, Benito Umaña, lo que está afectando a la economía local es el escenario nacional. “Hemos dicho que el tema del empleo no se ha visto afectado en los últimos trimestres, pero eso está relacionado con la creación de empleos independientes y de la administración pública”.

Consultado sobre el comportamiento de la actividad en el cuarto trimestre, planteó que “en la medida que no se vea una recuperación de la economía, yo creo que no se van a ver cifras mejores”, aunque reconoció que “tenemos siempre alta volatilidad y en el último trimestre hay un factor estacional, principalmente en el sector agrícola, con resultados positivos, y eso podría revertir la tendencia, que esta baja no se vuelva a repetir”. De hecho, tradicionalmente, el último trimestre de cada año es más dinámico.

Consultado sobre el crecimiento económico acumulado en lo que va del año, expuso que si bien el 2,2% es superior al promedio nacional (1,6%), “tampoco es una cifra para ponerse contento”.

recuperación
En opinión del especialista en análisis financiero de la Universidad Andrés Bello, Camilo Cornejo, se equivoca el seremi de Economía cuando apunta al factor estacional, porque el crecimiento se compara con igual trimestre del año anterior” y postuló que la caída se debe atribuir a la volatilidad de los precios de los commodities y al comportamiento de la demanda, asociado al ciclo económico actual.

“La disminución de la demanda-continuó- está asociada a la tendencia de los mercados a la contracción, donde tuvimos primero el efecto de la volatilidad de los commodities, y eso ha impulsado alzas y bajas, por ejemplo, del cobre y el petróleo, lo que ha aumentado los costos de los productores silvoagropecuarios”, y añadió que por otro lado, se ven mayores niveles de proteccionismo en los mercados internacionales.

Respecto de la magnitud de la caída, aseveró que “toda disminución es un factor crítico”, sin embargo, dijo que en este caso no es tan crítico y se puede recuperar en el último trimestre, donde algunos factores como la elección de Trump y un mayor proteccionismo podrían ser incidentes. Advirtió, además, que debe preocupar el comportamiento del sector silvoagropecuario en caso de registrarse una contracción, por su efecto en el empleo variable y en el consumo. No obstante, recordó que “normalmente, en los periodos de fin de año, se incrementa la productividad agropecuaria, por lo que yo creo que el último trimestre arrojará una cifra positiva”, y descartó que la cifra del tercer trimestre represente un quiebre de la tendencia positiva mostrada por la economía regional en los primeros dos trimestres. “Yo creo que es un tema puntual”, finalizó.

Comentarios