Fiscalía local pide hora en Garantía para formalizar a siete gendarmes

Por: Felipe Ahumada 11:00 PM 2016-11-18

En total serán siete los imputados que serían formalizados por el Ministerio Público de Chillán, en el marco de la golpiza sufrida por los reos Juan Carlos Vaccaro Lizardi, Pablo Zambrano Yáñez y Jonathan Contreras Belmar en manos de funcionarios de Gendarmería, el pasado 11 de marzo de este año, al interior de uno de los patios de la cárcel de Chillán.

El caso que adquirió connotación nacional, luego que el 16 de mayo LA DISCUSIÓN publicara en exclusiva el video captado por las mismas cámaras de seguridad del recinto penitenciario, comenzará a vivir uno de los capítulos más trascendentales, luego que la fiscalía local ya solicitara una fecha y hora para la audiencia de formalización en el Juzgado de Garantía de nuestra ciudad, lo que es sinónimo de una investigación policial concluida y que arrojó resultados que le permiten al Ministerio Público tener la convicción de contar con pruebas para demostrar la culpabilidad dolosa de los funcionarios involucrados.

En total serán siete las personas que enfrentarán cargos, todas ellas funcionarios de Gendarmería, además de las respectivas querellas presentadas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Corporación de Defensa del Estado, representada en Chillán por la abogada Mariella Dentone, quien confirmó a nuestro medio que “en efecto esta querella va en contra de quienes resulten responsables por los delitos de apremios ilegítimos”.
no avalamos estas medidas

Hasta este viernes, que se confirmó que el Ministerio Público pidió hora para la audiencia de formalización, la prensa tenía el antecedente que apuntaba a cinco imputados y no siete como se confirmó finalmente.

Pero la prensa no fue la única sorprendida, ya que el propio seremi de Justicia, Jorge Cáceres, dijo que “hasta ahora tenía entendido que eran menos, pero lo importante es que la posición del Ministerio de Justicia no ha variado, no avalamos estas medidas en contra de la población penal, ya que ellos han perdido la libertad y no la dignidad”.

La golpiza del 11 de marzo se habría generado luego que Vaccaro y Zambrano protestaran insistentemente por la medida de Gendarmería de suspender el servicio del teléfono público a causa de las rivalidades que despertaba y las disputas consiguientes, aunque una segunda versión-no oficial-apunta a un ajuste de cuentas, por una estafa hecha por Vaccaro Lizardi al familiar de uno de los gendarmes que participaron en la golpiza, lo que se podrá finalmente esclarecer cuando el fiscal de turno lea los antecedentes de la formalización ante el juez.

Comentarios